viernes, 23 de febrero de 2018

IN MEMORIAM



Viñeta póstuma del maestro

jueves, 22 de febrero de 2018

CULO

Me enviaron un mensaje de wasap muy ilustrativo sobre unos síntomas que nada tienen que ver con el Alzhéimer. Pero lo más llamativo es que a los efectos sobre la memoria los denominan con un nombre que no recuerdo, excepto que empieza por un sinónimo de culo. Mira, eso no se me ha olvidado. Marrano que soy.

sábado, 17 de febrero de 2018

LAS BODAS DE ISABEL

Este fin de semana celebran en Teruel, Ciudad de los Amantes, una recreación teatralizada de la boda de Isabel de Segura con don Pedro de Azagra. Vuelto Juan de Marcilla, tras cinco años de ausencia, se encuentra que Isabel ya se ha casado. Al negarle ella un beso, Juan muere. Cuando están velando el cadáver de Juan, Isabel decide ir a darle el beso negado y muere también, quedando su cuerpo sobre el de Juan. Decidieron enterrarlos juntos.

Tengo por ahí escrita una interpretación libérrima del hecho que copio por si alguien siente curiosidad por leerla.

jueves, 15 de febrero de 2018

ROTONDAS

Ayer vi esa recomendación de la GC sobre como deben tomarse las rotondas y hoy la he puesto en práctica. Me han pegado una pitada de no te menees y menos mal que no he tenido ningún accidente.

Considero que las rotondas son la cagada del siglo y que, los conductores, hacemos de nuestra capa un sayo y las tomamos como nos sale de los cojones o de la pepitilla. Estos días atrás leí que habían atrapado a una cuadrilla de "listos" que en las rotondas provocaban accidentes con personas de edad. No me extraña que ocurran cosas. Porque, y digo yo ¿Para qué coño sirve una rotonda con tres carriles si siempre tienes que tomar el carril de la derecha vayas donde vayas? Esto tiene que ser obra de Mariano Rajoy.

En el ejemplo del gráfico hay una situación, la última, que indica como no debe tomar el coche la trayectoria dentro de la rotonda pero los muy cagaos, se han abstenido de ilustrar el modo como ese mismo coche debería haber hecho lo correcto.

En todo caso, mantengo lo dicho, en la mayoría de los casos, las rotondas son una mierda.


www.ideal.es/sociedad/aviso-guardia-civil-20180215145411-nt.html


martes, 13 de febrero de 2018

¡ESTATE QUIETO!

Hay ocasiones en que mejor sería permanecer tumbado o en la cama. Como ambas cosas no son aconsejables por razones obvias y solo para lo que han sido diseñadas, al final, o antes de empezar, nos hallamos en el punto de partida, un punto de no retorno o sin tener ni puta idea de porqué y cuándo comenzó el embrollo.

domingo, 11 de febrero de 2018

AMO TU PIEL TENDIDA A MIS PIES

Atrápame en tu piel, en tus pasiones.

Haz que el tiempo me guarde ese momento

que provoca el incendio de mi carne,

y deja que tu fuego consuma mi tormento.

Atrápame en tu piel, roba mi alma

que de ti desespera entre suspiros,

insaciable de caricias que te esperan

transformando mis ansias en gemidos.

Atrápame en tu piel, que no me escape.

Quiero ser prisionera eternamente

de tu sed, de tu pasión, de tus te amo,

encerrada para siempre en el presente.

Atrápame en tu piel, méteme dentro.

Guárdame allí y queda también preso

condenado a la fuerza de mi abrazo

con tus labios envolviéndome en un beso.

Camino.


Bésame despacio y suavemente, con la tierna dulzura que tú sabes. Bésame sin prisa, lentamente... Une tus labios rezumantes de ambrosía con mis labios, maduros, ya cansados.
.
Besame la boca, vida mía poco a poco, con ternura, despacito, mientras nuestros labios se acarician gozando de placeres infinitos...
.
Y cuando ya esté embriagado por tus besos no retires tu boca de la mía, deja que acaricie tu bella dentadura mimando suavemente las perlas que la engarzan, adornando tu boca limpia y pura. Déjame que aspire el dulce aliento que emana de tu boca tan querida.
.
Que ese aroma que tus labios solo exhalan, a mi me da la vida. Bésame, mi amor, pues con tus besos vas curando tiernamente mis heridas, y vuelvo a recobrar con más fuerza, si cabe, las ganas de vivir que ya creí perdidas...
.
Bésame cada día, cada hora, cada instante que yo nunca me canso de tus besos. Bésame, mi hermosa mujercita y tierna amante. Ofréceme mil veces tu boca tan amada... que es lo único que alegra y da sentido a una vida que sin ti no sería nada...

El lobo


safecreative.org/work/1802115754002-amo-tu-piel-tendida-a-mis-pies
















sábado, 10 de febrero de 2018

MARIBEL

El preludio de este relato no lo puedo transcribir, pues no es mío. Básicamente se trata de una camarera de bar a la que no se le conocen antecedentes, es una desconocida a la vez que muy eficiente en su trabajo. Sin saberlo, dos policías que desayunan todos los días en el bar, acaban hallando el hilo de la historia debido a las continuas llamadas a la policía que una familia hace. O bien se pelea el matrimonio, o los gemelos se pierden, o el gato está enriscado; normalmente, cuando ellos acuden, los problemas ya han desaparecido; pero acaban siendo viejos conocidos. Este sería el desarrollo y epílogo a esa historia con esa longitud de caracteres, espacios incluidos.
Lo que sigue, es la sorpresa que el agente Román recibe cuando, habiendo acudido solo a una llamada, descubre que esa familia y ese domicilio, es el de la camarera.

Sin expresar el más mínimo gesto que denotara la sorpresa de este hallazgo, le cedió el paso saludándola, deseándole buenas noches, y saliendo a continuación de la casa.
A partir de este encuentro fortuito y sin dar a conocer su interés, cuando por las mañanas tomaba su desayuno en el bar café La Marina junto a su compañero Sánchez, discretamente, la observaba con la mirada. Sí, poseía un halo de belleza y misterio, como la Mona Lisa.

miércoles, 7 de febrero de 2018

EL POZO.

NUNCA VOLVERÉ A COMPRAR UN PRODUCTO SUYO

El último programa de Salvados en la Sexta, Jordi Évole, ha dejado al descubierto la miseria de las personas, algunas, que se dedican al comercio con los cerdos. He visto las imágenes rodadas en las granjas y son dantescas; luego irritan y al final acabas odiando a esos criminales que sin ningún miramiento explotan y torturan a unos animales indefensos. Merecen el castigo de ser tratados de la misma forma.

El Pozo, empresa involucrada y responsable de esos crímenes, está intentando culpar, ayudada por algunos miserables medios de comunicación de la derecha criminal, al periodista Évole, a su equipo y quienes les asesoraron para realizar el programa. Los palmeros y papanatas que se lo creen todo, mierda incluida, se la coman rebozada.

No compraré nunca un producto de una empresa que no sea honesta y legal, al menos a sabiendas de ello.

 http://www.publico.es/sociedad/veterinario-salvados-desmonta-argumentos-pozo-carta.html

martes, 6 de febrero de 2018

lunes, 5 de febrero de 2018

Laika, mi amor

Nunca pensé que pudiera llegar a amarte tanto, petisuí.

EL POETA


El Poeta

He conocido a alguno. El primero era un tornero que vivía la guitarra como único fin en su vida. Pelaba hierros por necesidad vital pero lo suyo era lo otro. Le llamábamos el poeta; alguien se lo inventó y el resto lo amplificamos.
Todavía conocí a otro más tarde. Vivía la poesía para interpretarla en una canción. Incluso le envió una a Juan Pardo y triunfó la canción y la letra, pero a él, no le llegó nada. En general les ocurre a quienes quieren ver reconocido su esfuerzo, en lo que sea. Llaman a la puerta de quienes ya están situados y éstos, si su invento cualquiera que sea se ve reconocido, lo hacen suyo, lo plagian. A mí, que soy un juntaletras aficionado, me han plagiado. Y eso lo que sé, ya que tardé cinco años en enterarme; en general a todos nos han podido hacer suyos cuantos relatos, cuentos, poesías o entradas de blog hayamos podido escribir o enviar a concursos y otros engañabobos en general. No es una panacea, pero tener registrados los escritos en una web llamada SAFE CREATIVE es un seguro, relativo, contra los plagiadores.

domingo, 4 de febrero de 2018

LOS SABUCARES


En los ya lejanos días de mi niñez, el sabuco jugó un importante papel en las distracciones que los chavales de la época teníamos a nuestra disposición. Esta experiencia puede no ser muy literaria —como cantaría Alaska ¿a quién le importa?— pero resulta tremendamente nostálgica y entretenida.

Debido al, nosotros le llamábamos tuétano, que las ramas tienen en su interior, aprovechábamos para extraerlo y hacer unos artilugios o juguetes de nombre «cuetes». Con estopa, hacíamos las balas que una vez moldeadas y endurecidas por el uso, alcanzaban distancia y sonido, dependiendo de la destreza del usuario. Un palo de chaparro con diámetro y longitud adecuada, servía de émbolo impulsor.

No menor importancia tuvieron los sabucares a la hora de perseguir a los gorriones de cría recién salidos del nido. Con los tiradores artesanales que cada uno poseía, pasábamos horas hostigándolos. El clásico piar de los animalillos, delataba su presencia. Hoy, por motivos diferentes, ese entretenimiento infantil para suerte de los gorriones, ha decaído. La población de niños y casi de gorriones, se ha extinguido en los pueblos. Solo al verano aparece alguno por allí; los críos que veranean en el pueblo, no se obsesionan con los pájaros: con el móvil o la Tablet, tienen suficiente. Buscan los puntos emisores de wifi y allí van en bandadas, como antes los gorriones.

No se me ha olvidado un latrocinio que cometimos una tarde del mes de agosto Crispín y yo: a las cinco, con un sol que aplanaba, le robamos al tío Leandro del huerto, unos pepinos. Fuimos a los sabucares que había al lado a ocultarnos de miradas acusadoras. No he comido nada más malo en mi vida: calientes, sin sal… Los arbustos fueron nuestros cómplices obligados, aunque dudo que de haber podido, se hubieran prestado a ello.

sábado, 3 de febrero de 2018

HE TIRADO LA TOALLA

Me rindo. La web de Zenda, va como un cacharro inútil. No enlaza

jueves, 1 de febrero de 2018

LA WEB DE ZENDA

Últimamente descubrí una web que organiza concursos literarios. Como buen perdedor, aunque a veces cunde en mi la desmoralización, participo a sabiendas de que no quedarán ni las migajas tras la fiesta. No es resquemor de mal perdedor: a veces veo relatos premiados y me quedo pasmao, no sé que coño ha visto en ellos el jurado. Puede que sea una leyenda urbana aquello de que los premios están amañados, pero hallo más placer en leer viejas entradas de mi blog que en la lectura de esos -verdaderamente- fallos.

Si que tengo claros los objetivos que persiguen los organizadores de los eventos: amén de la participación -no importa que la chusma nos colemos en ellos, cuanto más numerosa mejor-, premiar a alguien ya "consagrado". De Nobel para abajo se admiten todos. Hace poco me llamó la atención que el premio de una bodega había recaído en Luis Landero. No es que sepa su vida y milagros, pero que un tipo como ese se avenga a figurar como ganador, expide un tufo a tongo que echa para atrás.

A lo que iba. Esa web se llama Zenda y ya participé esta  pasada Navidad, en un concurso que organizaron. Es muy goloso el premio, 2000€ y 1000€. Ahora han organizado otro con igual premio. Pero no sé que coño le pasa a mi ordenador o a la mentada web, que ya me he hartado de enviar relatos -más bien reenviar el mismo- porque no los admite. En el colmo de la desventura, ahora, mientras escribo esta entrada, no me deja ni entrar o registrarme. A LA MIERDA, total no me iba a comer un colín.

Por cierto esas entradas no admitidas o no registradas, son los dos post precedentes.

PD.- Aparte los Nobel, el peligro está en los cazapremios, verdaderos corsarios de los concursos literarios.

miércoles, 31 de enero de 2018

Joaquín, amigo


IN MEMORIAM. A principios de mes nos dejaste. Has sido el primero de los quintos que abandona este mundo en contra de su voluntad. Y si bien es verdad que nuestras vidas han discurrido separadas, no lo han sido tanto como para hacer olvidar y desaparecer los años de escuela pasados en común junto al resto de los amigos y compañeros de correrías.

Especial recuerdo me merece, por las consecuencias posteriores, el día aquel en el que, requisando agua por todos los pozos de los huertos para regar los árboles, tú te metiste en el de Juanito y hallaste sandias. Como no podía ser menos, entramos y cogimos varias. No valían, eran pequeñas e inmaduras, como nosotros. Pero la que se armó. ¿Recuerdas?. Vino la tía Mariacruz a la escuela hecha una furia y gritando como una gallina culeca, que le habíamos quitado las sandías y destrozado el huerto. ¡¡Qué diferencia de tiempos!! In illo témpore, cualquiera se sentía con derecho a corrernos por cualquier motivo. No negaré que quizá en algún asunto tuvieran razón. Pero las hostias que nos atizaba el inefable maestro (hoy pienso: ¿no le daba vergüenza un zángano como él, pegar y de esa forma a unos niños indefensos?) no eran de recibo pero se sentían con derecho, los unos para condenarlas, el otro, como verdugo para ejecutarlas. (Recuerdo una vez en que tú te rilaste piernas abajo y una hermana tuya hubo de venir a limpiar el suelo de la clase. ¡¡Qué inmenso honor para el maestro!!).

Tampoco olvido la conversación que tú y yo mantuvimos sobre una chica y que luego le transmitiste. ¡So mari......! ¿Buscabas enemistarla conmigo? pues lo conseguiste. Ella se quejó y me contó lo que tú quisiste decirle y, en definitiva, nos quedamos los dos al pairo. ¡¡Y no te lo perdonaré!!

Habría tantas cosas.................Poco a poco irían saliendo más. Como cuando haciendo hoyos para los árboles nuestro ínclito Aliseo te abrió la cabeza con la azada...(fue a verte y te echó el gato a la cara)....... por cierto ¿qué piensas sobre la gran estafa que supuso el "coto escolar"? Nos hicieron trabajar como burros -los dolores de piernas que yo hube de sufrir en aquel tiempo- para luego no recibir nada a cambio....

En fin, dicen que los muertos viven en la memoria de los vivos. Por ello tú, Joaquín, mientras nosotros vivamos, tú vivirás con nosotros. Descansa en paz, amigo.

29 de agosto de 2006. Tenía 58 años.

martes, 30 de enero de 2018

VIDAS TRUNCADAS


He visto ya tantas personas cercanas morir sin piedad ni indulgencia, que resultaría insultante para ellas ni siquiera insinuar que se dejaron vencer sin lucha contra ese enemigo traidor del ser humano que es el cáncer. Personas, algunas, que tenían todavía mucha vida por delante y que, de pronto, se encontraron presas de ese enemigo silencioso y criminal. En mi pensamiento desfilan ellas y sus situaciones.

No son relatos humanos que haya visto en los periódicos o fruto de mi imaginación, sino compañeros de niñez y de juegos, con los cuales he hablado, jugado, reñido, hecho rastros.... Han sido víctimas silenciosas caídas de la noche a la mañana, pues así deben considerarse por la edad y por el tiempo de vida transcurrido desde la confirmación de la enfermedad hasta su final. No puedo olvidar a mi prima, Asun, que en la celebración de la boda de mi hija me confesaba que para la siguiente ya no estaría, como así fue. Con una entereza estoica, cuando ingresó en el hospital para morir le preguntó al médico: « ¿Doctor, ya es el fin?», y él hubo de decirle que sí. Eso es desgarrador, me rebelo, no puedo evitar que mis ojos se turben. Enfermera, 45 años tirados por la borda sin misericordia. Y así una tras otra. Tantos y tantas, que el pensamiento duele al remover viejos, y no tanto, recuerdos. El último, se comía el mundo. En tres meses, se marchó. Viejo compañero de correrías y aventuras…en agosto lo enterramos. Cuando me dijeron que había muerto, no me lo podía creer, pues ignoraba la enfermedad. 

Siempre una muerte es una tragedia para las personas cercanas a la víctima. Más, cuando su edad y vitalidad no hacía sospechar un destino tan cruel. 

Sabes, amable lector, puede que alguno de nosotros o de quienes nos van a juzgar, ya seamos víctimas inconscientes de esa maldita peste. El consuelo final es, que todos esos bastardos  derrochadores de vidas y fortunas, especialistas en masacrar a inocentes en vez de hacer felices a los demás, un día, puede que también sin que lo esperen, ellos caerán, lo mismo que otros que, con anterioridad, se creyeron dueños de vidas, fortunas y el mundo. La Parca se los llevó sin miramientos. Aunque sea un magro consuelo. 

lunes, 29 de enero de 2018

SUPERVIVIENTES


Hace 88 años nacía una pareja de gemelas en un pueblo, entonces casi perdido, de las sierras de Teruel. Hoy, una de ellas viuda, mi madre, todavía vive sola en su casa a pesar de que no está para tirar cohetes; la otra, también viuda y mucho más deteriorada, la llevó la hija que todavía vive a una residencia de ancianos.

Esta mañana hemos ido a visitarla. A su hermana todavía la reconoce, a mí ya no. Mi infancia transcurrió a caballo de las dos hermanas de mis padres, solteras. Recuerdo cuando se levantaba por la noche para masar y luego ir a cocer el pan en el horno comunal. Y cuando una noche, en la puerta de su casa, le dio calabazas a un mozo que lloraba desconsolado su desamor. El torrente de la vida nos ha traído hasta aquí; en tanto ella perdió al marido, ya mayor pero no tanto y a una hija con 45 años.

Darse una vuelta por este tipo de centros asistenciales, le dejan a uno el ánimo tocado. Los trabajadores sin duda deben adaptarse al igual que los médicos: no pueden echar sobre sí las dolencias de los enfermos o ancianos; en la mayoría de los casos, ambas cosas a la vez.

En una anterior visita, había una señora sentada en una butaca. Nada detectaba su estado pues la lengua, la tenía en perfecto estado. Tuve la ocurrencia de intentar ayudarla a levantarse para ir a comer y casi cometo un desaguisado. La agarré de un brazo y por poco se me cae al suelo. Menos mal que acudió rauda en mi ayuda una auxiliar y consiguió enderezarla. Cómo me engañó.

Hoy, ya cansado de deambular por el pasillo, he dejado a las dos hermanas y me he sentado en una butaca junto a otro señor. Enseguida me ha dicho que estaba esperando a su hijo y que para estar allí era necesario estar bien. Me ha vuelto a engañar. Se me ha caído la venda cuando me ha preguntado si aquel puente que se veía allí enfrente era el de Piedra. ¡Dios mío, me la ha pegado! Le he contestado que el citado puente estaba muy lejos y ya, prevenido, me he quedado en guardia. El mentado puente, está a kilómetros de allí, sobre el río Ebro.

He visto partir muchas personas de mi tiempo y más jóvenes, víctimas de esa pandemia incurable a pesar de lo que dicen. Mujeres y hombres. Amigos, compañeros, conocidas, familia. Siempre me ha llamado la atención el hecho de que, estas personas más mayores a pesar de haber sufrido una guerra y sus consecuencias, se agarran a la vida de una forma que sus hijos no estamos sabiendo imitar. He conocido a varias personas centenarias, alguna todavía vive.  Su hermano de ellas, acaba de cumplir 90 años y mi señora suegra, va camino de 99 años y vive sola.

domingo, 28 de enero de 2018

sábado, 27 de enero de 2018

LAS EDADES DE LULÚ


Con la edad, la ilusión huye con pies veloces; los míos, son incapaces de alcanzarla.

lunes, 22 de enero de 2018