Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

miércoles, 19 de septiembre de 2007


Vamos a ver como nos va en esta nueva casa. De momento, queda inaugurada.

No hay comentarios: