Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Hoy, bautizamos a mi nieta






Cuando yo era mozo viejo
y mi padre era zagal
bautizamos a mi abuelo
y yo, llevaba la sal.

No hay comentarios: