Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

domingo, 28 de septiembre de 2008

GATOS

Tengo el firme propósito de hacerme asesino de gatos. En la casa de la playa me han destrozado los jazmines y las buganvilias, supuestamente afilándose las uñas en los troncos de estas plantas.

Noté unas cosas raras en el tronco de una de ellas lo cual atribuí a características del arbusto. Pero cuando me detuve a contemplar más de cerca aquella enorme escoriación, comprendí que no era de natural suyo sino que habían habido "manos exógenas" las cuales eran las culpables del desaguisado.

Y entonces caí en la cuenta de que eran los gatos, vagabundos o no, los autores. Ya de crío los había visto hacer esas fechorías en la pata de la mesa de casa. Pero aquí, con la corteza tierna de los arbolillos, casi me los matan.

He optado por proteger todos los árboles del jardín. Naranjos, olivo, limonero, morera y a los ya estropeados. No sea que a la próxima me los hayan marcado también. Y he hecho un firme propósito: o los mato a tiros o los enveneno. A cualquiera que ose invadir de nuevo mi jardín.

SUSAN SHARANDON

Los avatares de la vida, y la vida misma, (y la edad, que te lo callas) me han llevado a una situación ciertamente placentera en la cual las féminas me inspìran emociones, como no, pero estas distan mucho de tener la explosividad de mis años mozos. (He llegado a perder la emoción que sentía cuando estrechaba a la pelirroja .........)

De igual modo que a quien le gusta la pintura la sabe apreciar, aunque sepa que jamás podrá disfrutar de ella; yo si veo una chica guapa y bien formada ¡¡soy un machista recalcitrante, y qué!! me gusta contemplarla, pero sin más interioridades ni fantasias. Asumo que no quiero disfrutarla. (Es tan jodido no volverse majara al lado de una mujer.....) Eso trae secuelas, incurables y duraderas.

Las señoras del tiempo de mi santa, son y me parecen hoddibles. Y las que me llaman la atención, antepongo como sería una estancia en su compañia y ¡¡lagarto, lagarto!! apártate de mí satanas.....

Más, sin embargo, hay una mujer que me gusta, destella paz y serenidad; y como no cabe la posibilidad de que pueda caer en la tentación......me dejo llevar. Sin lugar a dudas esta es Susan Sharandon. Y Rosa Mª Molló.