Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

jueves, 29 de enero de 2009

Mamá, cumple taitantos años


Hoy, hemos celebrado el cumpleaños de mi madre. La familia ha comido aprovechando que era fiesta local. Si yo soy abuelo....ella es ya bisabuela en todos los sentidos.

Ayer ya comenzamos a preparar el menú. Por petición popular, canelones de primero. A mis hijas les encantan. Sobre todo a la pequeña. Y vérselos comer es todo un poema. Lo mismo que el arroz en paella. Pa amatala. Mi santa y yo los preparamos al alimón.
Y si por un casual a alguien se le ocurre hacerlos, ahí va:

Para 4 personas, si hay más, la parte proporcional

Los paquetes de pastas Gallo llevan 20 obleas cada one
ponemos a hervir, 3 por barba dependiendo de la voracidad de los comensales.

Ponemos agua abundante en una perola ancha con un poco de sal y aceite para que no se peguen. Cuando el agua empieza a hervir, los vamos echando de uno en uno removiéndolos con una cuchara o espátula de madera para que no se peguen entre sí. Tras 10 minutos, los ponemos a enfriar al chorro de grifo y los ponemos extendidos encima de la mesa sobre hule o trapo. Por separado, mejor.

Para el relleno:
una lata de atún en escabeche y dos de atún en aceite
una lata de pimiento rojo, picado
unas aceitunas verdes sin hueso picadas
Dos huevos duros picados
un pequeño sofrito de cebolla picada con tomate
(las latas se entienden pequeñas, de estas que vienen de tres en tres)

Una vez frita la cebolla y el tomate, añadimos una cuchara de harina de las de café; la rehogamos y añadimos un vaso no grande de leche. Revolvemos un poco y volcamos en la sartén toda la farsa de atún etc. que tenemos. Comprobamos de sal. Bien revuelto y "cocinado", lo dejamos enfriar un poco.

En una placa proporcionada, untamos mantequilla en el fondo de la misma. Comenzamos a poner el relleno, enrollando cada lámina y depositándola en la placa.

Y ahora, la bechamel. Aceite o mantequilla en una sartén. Dos cucharadas soperas de harina que freimos en el aceite. Vamos añadiendo leche templada hasta tres cuartos de litro más o menos. Dependerá del espesor de la bechamel. No tiene que quedar excesivamente clara ni lo contrario. (si se quedan grumos, pasarle el turmix). Ponemos sal, un poco de nuez moscada y otro punto de pimienta molida. Cuando haya hervido un poco, sin pegarse al culo de la sartén, lo volcamos sobre la bandeja de canelones. Queso rallado por encima y al horno a unos 200 grados, previamente calentado. Solera y grill encendidos. Estar al loro para cuando el dorado sea perfecto apagar y retirar.

El resto de la comida fue la ostia. Aperitivo de mariconadas que nos templamos ya, (mi maña se da mucha maña en eso), Lambrusco a go go, Rioja (como si no tuvieramos en Aragón), y solomillo de ternera a la plancha con foie de oca. Como digo, la ostia. Y luego , roscón. Lo requería el dia a pesar de ser cumple. Y cava del bueno.

Yo, ya no cené.
Publicar un comentario