Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

martes, 31 de marzo de 2009

He cambiado una estrella por un lucero



La Visa


Estos días, la Visa anda a trancas y barrancas. Bueno, para reconocer la verdad, en números rojos. Así que me ha dado algún que otro disgusto a la hora de pasar por caja en algún establecimiento comercial.

Ya me dejó "en pelotas" en el vivero donde, menos mal, llevaba una reserva para emergencias que ha desaparecido. Compré varias plantas para el jardín así como un cubo grande para trasplantar la palmera (que es posible que la haya palmado). Si es asi, convertiré al cubo en un pequeño jardín ambulante y múltiple.

Esto de la palmera tiene su historia. Arranqué y trasplante una espontánea, sin dueño, que vió mi hija. Pero no tomó. No obstante, yo veía palmeras por los escombros y desechos de jardines. Intuí que habían nacido de los dátiles allí arrojados, de forma natural. Y como soy muy tenaz, me dediqué a recoger pepitas de dátil caídas de las palmeras grandes del paseo y enrunarlas en una maceta. Y al fin conseguí que algunas pepitas germinaran.

La he ido cambiando de maceta conforme crecía. Ahora ya va siendo grande. Pero estos meses pasados, Enero, Febrero y Marzo, los vendavales han hecho estragos. Volcaron la maceta amorrándola contra el suelo y dejando al descubierto sus raíces. La sequía, ha hecho el resto. Ya tuve que podarle varias hojas maltrechas y con pinta de secas. Espero que las del cogollo, hayan resistido y se recupere. La considero hija mía, mi obra. Y me dolería se secara. Aún tengo otra, también producto de mi empeño, esta directamente en tierra en el jardín. Desconozco el motivo por el que le está costando tanto crecer pues tienen la misma "edad". Pero este año, sus hojas ya van tomando forma de palmera y parece ser que ha conseguido "echar los perros". Se quedará ahí para siempre.

Y volviendo a la Visa, la última me la gastó cuando fuí a pagar los neumáticos. ¿Que qué me paso con los neumáticos?. Pues una putada gorda. Al meter el coche al garage, observé como la rueda delantera derecha estaba por dentro rajada y los alambres de acero al aire. Desde fuera no se veía nada. Me acojoné y allí mismo monté la de repuesto. Pero el neumático es diferente, así que al otro día fuí al taller, Norauto. Pues la otra está igual. Joderrrrrrrrrrrrrrrrrr. Ya sabía que habría de cambiar las dos, no se puede montar una nueva y otra ya gastada.

Al ir a pagar, ni ostias. Pasó la tarjeta por tres "lectores" diferentes y ninguno quiso soltar la tela. ¿Y ahora qué hacemos? Aquellos, el coche no lo soltaban y yo sin el coche, no podía hacer nada ni ir a la oficina bancaria. Menos mal que había cajeros en el carrefur aledaño y uno me dió perras. ¿El "poblema"?, que la cartilla se había quedado en números rojos. Y es que hoy en día, no se puede uno fiar ni del banco. Por cobrar comisiones, son capaces de hacer cualquier cosa.

Y si llega a reventar una rueda cuando iba a 160 km/h por los llanos de Caspe.....podía haberme matado.

domingo, 29 de marzo de 2009

Bajo las sábanas


En la vida, como en el amor, a veces suceden cosas que no se había previsto que ocurrieran. Esta es una de ellas. Y aún no tengo claro si fue un sueño, producto de alguna copa de más, o una feliz coincidencia.

La tele no me satisfacía y en los ojos se me habían incrustado granos de arena. Opté por replegar velas e irme a la cama. No se si medio o completamente amodorrado ya, recibí un mensaje de mi amada esposa deseándome las buenas noches. Como soy muy cumplido, contesté con palabras amorosas llenas de pasión y así iniciamos un tuya mía que amenazaba con hacer saltar los plomos.

Al siguiente mensaje, me dije, le pido que me llame. No puedo comprender donde radica esa telepatía entre ambos. Pero a los pocos segundos de pensarlo, sonó el timbre del teléfono. ¡Oh cielos! ¿Cómo ha podido saber que se lo iba a pedir?.

Hay coincidenias múltiples que llevan a pensar donde está ese hilo de Ariadna (¿qué será eso?) que hace a dos personas tener y sentir los mismos deseos o pensamientos. Se han dado tantas coincidencias, que tal parece hubiera alguien entre bambalinas manejando el citado hilo. No tendría inconveniente en invitarle -al invisible- a una barbacoa un día de estos en muestra de agradecimiento. (De paso le pediría que, a la próxima vez, la conferencia fuera en directo).

sábado, 28 de marzo de 2009

Fantasías


Se dijo que era un buen día para hacerlo. Sol, buena temperatura y no hacía viento. Además, la época era buena por la soledad que imperaba en el litoral. Así que se cercioró de la carga de las baterías en la cámara de fotos y tomó la dirección de las calas cercanas.

El mar estaba en calma, solo unas olas suaves lamían la arena de la playa. Buscó una cala solitaria pues había personas tomando el sol, y se dispuso a dar rienda suelta a su afición al sol y a la fotografía. Comprobó que podría dejar la cámara en lugares diferentes que le proporcionarían buena posición e imagen.

Se despojó de las vestiduras y comenzó a preparar la máquina y el lugar donde emplazarla y situarse. El retardo en el disparo, le permitiría posicionarse en lugar favorable para la foto. La que no saliera bien, la borraba y en paz. Ya había realizado un par de fotos, cuando se dio cuenta que había alguien en quien no había reparado de antemano.

Su primer impulso fue cubrirse y darse la vuelta pero una voz le tranquilizó. No te preocupes, yo también estoy tomando el sol sin ropa. ¿Quieres que te haga las fotos? No me importará. La vergüenza y el pudor inicial, fueron dando paso al sosiego. El hallarse en igualdad de condiciones, favorecía el momento. Era un hombre bien formado en todos los sentidos; nada había que imaginarse puesto que todo estaba a la vista y obtenía una óptima calificación.

Accedió a que le hiciera unas fotos en posiciones y lugares diferentes. Después, se sentaron en una oquedad que las olas habían labrado en las rocas de la orilla. Penetraba el sol y estaba a resguardo de la curiosidad, al menos a media distancia. Comenzaron a hablar de cosas nimias pero las miradas, cada vez eran más elocuentes. Poco a poco fueron juntándose hasta acabar abrazados y besándose con desatada furia. Sus manos no perdieron el tiempo. Los sexos respectivos, acabaron siendo explorados en cada milímetro de piel. El extraño, poseía un miembro que, presa de la excitación y el masaje aplicado, se mostraba desafiante y retador. Golosamente, fue saboreada la polla intrusa en toda su extensión con verdadera glotonería, y sus testículos, introducidos en la boca en un intento de extraer su jugo por canales alternativos.

Con voz trémula, y la boca libre, el bañista le pidió se diera la vuelta para poder corresponder y saciar a su vez su ansia devoradora. Ambos, parecía como si, a través del sexo ajeno, quisieran saciar su sed desesperada de vida. El extraño, se había mantenido en todo momento de espaldas a la arena y así siguió cuando cambiando de posición su oponente, le cabalgó. Su lubricado pene, se movía a impulsos de la sangre que inyectaba su corazón. Con suavidad, cerrando los ojos y guiándola con su mano,fue introduciendo su polla poco a poco hasta rozar piel con piel. Solo sus testículos daban fe de que oculto se hallaba el resto.

Sin permitirle salir ni un ápice, los movimientos fueron aumentado en ritmo e intensidad. Los jadeos y falta de aire, anunciaban el inminente final de la batalla. Alcanzaron el clímax al unísono apretando sus cuerpos en un intento desesperado de penetración profunda y prolongada.

Ya laxos, el mar les sirvió de bañera improvisada. Ha sido un placer. El placer ha sido mío. ¿Te volveré a ver?. Quizá si vuelves a menudo. Un beso, selló el pacto de reencuentro.

lunes, 23 de marzo de 2009

Saltamontes...................y grillos en la cabeza




Otra diversión que nos buscábamos, era el cazar saltamontes. Excepto el puro placer de pillarlos y la dificultad para conseguirlo, poco más de utilidad se podía obtener del entretenimiento. Porque siempre, cuando creías que le podías echar la mano encima, daba un salto y te dejaba con cara de tonto y un palmo de narices (además de un odio creciente por la burla). Esta operación, se podía haber optimizado si alguien nos hubiera dicho que existía el cazamariposas y la manera de confeccionarlo.

Cuando en verano tras eclosionar, había polladas de perdiganas, los saltamontes servían de alimento para las que habían sido capturadas y mantenidas en cautividad. Excepto para la tía Pascualina, que los hacía y ofrecía como almendras garrapiñadas. Cosa fina que nadie rechazaba, pues a falta de pan buenas son tortas.

¿Y los grillos? ¿quién no ha tenido uno en la ventana de casa?. Hasta que aborrecido lo ha tenido que soltar. Son incansables con su gri, gri, gri, y acaban metiéndose en los tímpanos y no dejan dormir.

Ibamos a la era del tío Hilario a pillarlos. Permanecíamos en silencio hasta oír a uno cantar. Situábamos su posición y ¡a por el!. Por norma, el bicho tenía un agujero en la tierra como morada y lugar de escape. Si era bajo una piedra movible, estaba perdido sin remedio. Primero, a probar con una pajita para hacerle salir. Si el intento fracasaba, a llenar el agujero con agua cogida de la rambla con algún cacharro. Y el último recurso, de emergencia, mearse en el agujero; al final, el animalico salía calao y sin setas.

Solo pillábamos machos. Las hembras, por su anatomía, no podian "cantar". Luego, los encerrábamos en un tarro, les poníamos lechuga y a la ventana. Hasta que se morían o hartaban a los padres y había que soltarlos. El macho, emisor de sonidos con sus alas, es muy vistoso.

sábado, 21 de marzo de 2009

Miro tus ojos.......



Él conseguía despertar lo mejor y lo peor de mí... me incitaba, me tentaba constantemente. En ocasiones, su mirada me traspasaba como si fuera transparente. Un caballo salvaje... así era... así le recuerdo.
Y así le adivinaba cada vez que me penetraba. Me sentía tan segura de su sexo... sin embargo, su boca no siempre se entregaba... Y lo que no decía me llenaba de dudas y deseo.
Una carrera mortal. Un juego morboso que me agotaba y a la vez incrementaba mis ganas y mi placer.
Él jugaba, yo lo sabía, y eso le daba poder sobre mí. Su lengua resbalaba dentro de mi boca, enredándose con la mía, y suspiraba con ella sabiendo que en cuanto rozara mi sexo empezaría el duelo... pero dilataba eternamente el momento, como si nunca fuéramos a pagar nuestra deuda de piel.
Y aunque no quería moverme en ese mundo de sombras, nunca le dije que, después de cada encuentro, me agotaba intentar sacarle de mi mente. Me inquietaba su mirada oscura, pero a la vez me encendía. Y quizás no hacía falta que se lo dijera. Él lo sabía. Me daba únicamente lo que él quería.
Caminaba desnuda sin hacer ruido hasta detenerme delante de él, observando cómo, reclinado en el sillón, acariciaba su sexo. Yo no podía despegar los ojos de ese gesto tan íntimo y sensual que hacía hervir mis labios... sintiendo cómo me humedecía de inmediato.
Me encantaba mirarle... apenas respiraba para poder escuchar cómo sus gemidos cortaban el silencio mientras disfrutaba. Su mano subía por mi muslo, trepando hasta el pubis, abarcándolo, abriéndose paso por mis labios jugosos que resbalaban y mojaban sus dedos. Sin ninguna palabra, yo separaba mis piernas, dejando que siguiera su camino hacia el clítoris que latía caliente... esperando...
Él lo acariciaba, masajeándolo suavemente, de pie frente a mí, cubriéndose su pene con ambas manos, aunque yo sabía que detrás estaba, erecto, pugnando por salir entre los dedos de la otra mano.
"Mmmm..." Susurraba profundo... Y yo me disolvía de placer al borde del orgasmo, levantando mi pierna para colocarla sobre su muslo, con mi sexo abierto ante sus ojos... Abierto al placer...
Él percibía mi agonía cuando, con insoportable lentitud, se agarraba fuerte de mis nalgas, me acercaba a su boca, y lamía insaciable mi coño con esa lengua inquieta que se recreaba, haciéndome sentir su esclava oscura. Y mis piernas temblaban cuando me corría en su boca... los espasmos sacudían mis caderas y él, en silencio, se retiraba de mi pubis líquido y me dejaba vacía mientras seguía frotando su pene húmedo al borde del orgasmo.
Entonces, oliéndole como una perrita, me inclinaba sobre su cuerpo, rozándole con mis pechos, bajando por el abdomen hasta acabar de rodillas ante su sexo para reemplazar su mano por mi boca caliente... húmeda cueva que lo acogía y que mi lengua convertía en una enorme golosina de placer... succionándolo despacio, chupando toda su longitud, sabiendo que era el único instante en que lo tenía por entero a mi merced.
Ese momento irrepetible, una y otra vez, era mío.
Sus gemidos penetraban como miles de sexos por todo mi cuerpo y la dureza de su miembro detenía el tiempo ante mis ojos, perdidos en su placer. Mi sexo revivía mojado y turgente y él, conociendo mis gozos, colocaba su pierna entre mis muslos, torturándome con el roce áspero de su vello que rozaba mi vulva.
Nuestros suspiros crecían como llamaradas... entonces me pedía que acabara antes que él, sólo un momento antes. Mi mano, obediente, bajaba entre su pierna y mi sexo, justo para que mi índice rozara el clítoris. Sabía que me correría enseguida con solo masajearlo brevemente, pero dilataba el momento porque sentirme dueña de su pene me daba la única victoria en la que él no tenía control.
Su miembro en mi boca... su voz entrecortada pidiendo que me corra y mis dedos perdidos entre mis ingles me catapultaban nuevamente a galopar sobre el orgasmo, cabalgando olas inmensas que terminaban rompiendo en mi lengua, que sentía la súbita rigidez anticipada del suyo.
Y cuando las primeras gotas de semen golpeaban mi paladar, hundía aún más su verga en mi garganta, sacándola despacio para que cada chorro se derramara por las comisuras de mis labios y a lo largo de su pene... disfrutando el caliente resultado del único momento en que verdaderamente se entregaba.
Luego el tiempo se agotaba con besos hambrientos en la ducha que limpiaban los últimos rastros.
Salíamos en silencio, sin hablar apenas, volviendo a ser los mismos de siempre, públicamente desconocidos, amantes ignotos, esclava victoriosa y amo vulnerable. Sus ojos volvían a ser fríos y mi boca lo despedía en silencio, hasta que otra vez su mirada volviera a cruzarse con la mía, y ambas volvieran a sentir la punzada del deseo.
Sola en mi coche, mi respiración se aquietaba mientras le veía conducir el suyo sorteando otros vehículos.
Entrábamos al mismo garaje para separar nuestros caminos sin mirarnos. Yo bajaba de mi coche y, presurosa, apuraba mi paso hacia el ascensor, y él aparcaba con tranquilidad...
...como todos los días.

jueves, 19 de marzo de 2009

Invasión


Será un misterio el cómo, pero las consecuencias han sido desastrosas. El lunes, llevé a ampliar la memoria RAM del ordenador a la casa donde lo compré. Ese día, funcionó sin problemas. Y al otro, hasta media tarde.

Una vez escrito el post "Experiencias", intenté descargar una foto de tranvía con críos colgados en la trasera. Busqué en Google y la primera línea de la búsqueda, la piqué. Me suena que era argentina. La barra google, ya me avisó que la página intentaba descargar un pop up y esta lo impedía. El puntero se me quedó con el icono de la prohibición y el relojito de arena.

A partir de ahí, desastre total. Se quedó congelado el ordenador y lo tuve que apagar forzado. Comprendía que algo acababa de ocurrir porque me salió una pagina diciendo que había un virus y no se podía eliminar. Me pedia 49 euros para descargar un antivirus. Esa página, era el puto virus. Descargué el Panda y al instalarlo, previamente escanea las memorias y registros, me decía que había varios archivos infectados. Ahí se fue todo a cascala y el antivirus no se instaló.

Luego, el explorer no funcionaba. Menos mal que tenía el Mozilla Firefox y con el rulaba. Pero claro, esa no era la solución. Intenté instalar y desinstalar el explorer 6 y 7. Yo trabajaba con el 7. No corría ni uno ni otro. Instalé, después de vatios intentos de arreglar las cosas por las buenas, el XP. Ni ostias. Harto, eliminé como pude el Explorer 7 y la jodí. Hasta entonces entraba con el Firefox, a raíz de esta acción, simplemente el windows ni arrancaba. Me quedé sin internet.

Como consecuencia, me costó estar todo el puto día con su noche pegado a este trasto. Ayer, salí con el brazo derecho medio dormido lo cual me preocupó. El virus también a mi me había afectado. Hoy, por fín, parece que he logrado acceder a internet con el Explorer y el Firefox tras instalar de nuevo, otra vez, el XP. He vuelto a pasar el Panda, y me ha encontrado archivos infectados lo cual me ha dejado perplejo pues, con anterioridad, ya había limpiado el PC.

No funciona como lo hacía antes. Y me muestra algunos avisos que no entiendo pero que delatan que en sus tripas prosigue la diarrea. Ahora ya temo hacer cualquier otra tentativa suicida. He conseguido salvar los muebles -archivos, fotos, programas, etc.- pero no debo tentar a la suerte. Y he aprendido: que los virus, no se sabe donde se hallan escondidos -además de en las páginas porno o en los envíos de correo masivos-; que no volveré a quedarme con un solo sistema operativo -gracias a Mozilla, seguí accediendo a internet-, y que no volveré a eliminar el Zone Alarm, porque es uno de los mejores cortafuegos que existen.

Los piratas, lo primero que hicieron fue eliminar el cortafuegos de windows y dejarme el ordenador inerme. Y ahora me voy a mirar mis cuentas, no sea que me las hayan limpiado, que no creo, pues mi escañeta tiene un sistema de seguridad que resulta muy eficaz anti phising. (Espero no arrepentirme de lo que acabo de escribir).

Les Falles




Tenía planificado haber visto este año fallas, aunque no en Valencia capital. Pero ya se sabe el hombre propone................y la mujer dispone.

Recuerdo que en mi época guerrera me tocó pasar dos Fallas en Valencia capital. Y aunque, por razones obvias, no podía asistir, la mascletá la oía desde jefatura. Y es como algo que te emborracha. Quieres más. Ese estruendo de las tracas, te envuelve y te hace ser parte de las mismas, como el humo de la pólvora que se eleva.

Los fuegos, son para ver. Las tracas, para oír. Para cerrar los ojos y escuchar el continuo explotar de los petardos. Deseas que el próximo sea mayor que el anterior. Aunque en esa bacanal no hay uno siguiente sino una ola in crescendo que amenaza con hacerte papilla los higadillos. Como cuando en la base pasaban, a ras de tierra, los cazas despegando. Hay que mantener la boca abierta, para evitar que eso ocurra.

La Nit del Foc, es una marea humana dejándose llevar de un lugar a otro visitando fallas que obviamente ya tienes vistas por el día. Había una por Reina Germana, satirizando las uniones entre ancianos -con mucha pela, se supone- y mozas de muy buen ver. El pobre abuelo, llevaba una faba toda mustia y doblada en la mano. Presagio de lo que se le avecinaba. Jijijijiji......

Aquella noche de san José, no la recuerdo especialmente. Íbamos dos parejas, a ella la conocí allí sobre la marcha. Y no hubo feelin. Como bien dice la sabiduría popular, vale más estar solo que mal acompañado. Por cierto, que estando una día mirando la cartelera del teatro Ruzafa, ligué. Un tío, me invitó a comer en su casa una paellita......y se supone que el postre era yo (i). Hay que joderse. Pero no ocurrió como él pretendía ni tampoco le preparé ningún escándalo. No pasó de simple anécdota que me hace sonreír cuando la recuerdo.

PD.- Pues no, no comí paella, ni él polla.

miércoles, 18 de marzo de 2009

Experiencias


En los pueblos, carecíamos de cosas, muchas, que en "la capital" gozaban a diario; colgarse de la trasera del tranvía sería una de las más divertidas. Sin embargo, disfrutamos de otras que los capitalinos jamás podrán recordar. Cazar o escarzar nidos de todas las aves (algún nidal incluido), afanar cosas de huertos y frutales (eso estos también lo hacían, pues saltaban las tapias y a los hortelanos y frailes les limpiaban lo que el tiempo llevaba), ver aparearse a los animales domésticos y tomar buena nota de ello y sus herramientas, etc.

Ahora en primavera, los gorriones se alborotan y era/es fácil ver unos cuantos en algarabía chillona tras un hembra. O una pareja -de gorriones- discutiendo por diversa interpretación de prioridades. Y como no, al gallo, en una promiscuidad envidiable, montando a todas las gallinas; literalmente. (Quisiera ser como el gallo, que muchas gallinas tiene, a casi todas las monta, y a ninguna la mantiene).

Y la gracia que nos hacía ver al conejo macho, tras la cópula, caerse de espaldas. O al barraco, al que ponían en alto para un mejor acceso a la gorrina. Y lo que más gracia nos hacía, ver la rapidez con la que los perros se quedaban enganchados. Nos quedábamos allí embobados contemplando a la pareja hasta que, todo tiene que acabar, se separaban. El tamaño del pene del perro, aún nos maravillaba más. ¡Qué gorda, la tenían algunos! (Nosotros, la comparábamos con lo que conocíamos)

Los gatos, gruñendo por los tejados y la mala leche de la gata al ser montada. (Parece ser que la ovulación en los felinos, se produce al tiempo de la cópula y a consecuencia de esta. El macho, "pincha" a la hembra en la vagina lo cual la hace ovular y por ende, por "los pinchos", se revuelve de tan mala ostia contra el macho).

Mención aparte merecería el apartado equino, por su tamaño. Cuando llevaban a una yegua a fecundar, le llamaban de una manera especial que no recuerdo; ¿a la parada?. Y como no llegué a contemplar un espectáculo que casi consideraria porno, por razones obvias, me abstendré de meter el cueceleches no sea derrame el contenido.

Hace poco, me comentaba un colega y vecino del pueblo de al lado, que le habian quedado muy pocas hembras que probar antes de marchar del pueblo. Excepción hecha de mujeres. Él y su primo, intentaban un dia beneficiarse a una mula o yegua, no recuerdo exactamente, y los pilló su tío in fraganti. El salió por piernas, pero su primo, recibió por los dos.

Esto, que parece irrisorio dicho así, a pelo, ocurría. Pero claro ¿quién se atreve a decir que se ha tirado una...............?. Mi colega, "abandonado" hace tiempo por su mujer, todos los días se machaca, a costa de la última tía buena que ha visto o de la vecina, que está muy apetecible, según él. Menos mal que no está en el pueblo......

lunes, 16 de marzo de 2009

Vuelta a los orígenes.


Últimamente, por fas o por nefas, he perdido el hilo -y añadiría que la carrucha también- que guiaba mi blog. Lo que comenzó siendo una recopilación de vivencias pubertarias o anteriores, se ha convertido en un zoco donde todo cabe. Y no es que no me apetezca hacerlo, pues soy desde el consejero-delegado y por ello irresponsable máximo, hasta el botones recién contratado.

Ciertamente, lo que haya podido perder en originalidad y autenticidad, lo ha ganado en emoción y vistosidad e incluso, belleza. Los estadios emocionales atravesados por el consejo de redacción, a veces son tan enrevesados y retorcidos como las cuentas del Gran Capitán. (O de las empresas del IBEX).

Hemos pasado de ser originales, a nutrirnos de la sapiencia y experiencia de otros blogueros que nos prestan no solo su inspiración, a veces, sino también sus propios comentarios. De su esencia, han surgido posts muy emotivos y genuinos.

Sin duda, aquello que en un principio fueron vivencias infantiles y adolescentes, sin desaparecer del todo, han dado paso a una nueva narrativa con las experiencias y vicisitudes que el tiempo actual nos está procurando. Y dentro de la sensibilidad requerida, mantenemos esa autenticidad.

Vamos a intentarlo. Sin comentarios.

domingo, 15 de marzo de 2009

Ansia de vivir

Te invento cada noche en ese espacio vago de sábanas vacías. Mi espalda se curva. Funden mis caderas el colchón. Se enredan mis pies y mis manos lentamente buscan mojarse en mis rincones.
En algún lugar remoto se cruzan nuestras vidas.




Me duermo.
Te sueño.

sábado, 14 de marzo de 2009

A mis padres


Quiero dar las gracias, pues tal día como hoy, iniciamos una aventura juntos. Que espero siga por mucho tiempo.

viernes, 13 de marzo de 2009

JO JO JO JO .............

Todo lo que Ud. quería saber sobre sexo... (todavía sin republicar)
Escrito por: snooper el 11 Mar 2009 - URL Permanente
Preguntas sobre sexo sacadas de los foros de internet y recopiladas y respondidas por un tal Rucky (que a saber quién es). Copia de un blog de La Comunidad de El País.


Sabeis donde puedo encontrar un tapón para evitar que salga el semen?.

En un todo a cien seguro que lo tienes. También puedes probar a fabricarte uno con Loctite y un dedal.


Puedo quedar embarazada si mi rodilla se lleno de semen y al colocar la pantys lo pude trasladar?.

Buenoooo. Lo más seguro. Date cuenta que la rodilla envasa prácticamente al vacío. La próxima vez ponte "la pantys" por la cabeza, siempre teniendo cuidado de no tener restos de semen en la oreja.


Quiero quedar embarazada, pero cuando mi pareja acaba y me incorporo se me sale el semen. Puede ser un problema?

Problema no, problemón. Te recomiendo que vayas haciendo el pino al menos los tres días posteriores a su eyaculación.


El semen deja manxas en la ropa???.

Si yo te contara... Eso no hay Dios que lo saque. Ya puede venir esa moza con la arielita del futuro o 250 generaciones de Don Limpio, que no sale y no sale.


Si quiero isiminarme artificial sirve el semen del preservativo?

Hombre, eso depende. Si quieres "isiminación" barata sí. Puedes usar un preservativo, un bote de mermelada o el mismo orificio de la oreja.


¿Puedes quedar embarazada masturabandote con una almohada que tenga semen?.

Sin paños calientes te digo que estás embarazada. En la letra pequeña de la almohada lo pone bien claro: si eres tan guarrilla de no limpiar la almohada, es evidente que te la vas a introducir hasta el gaznate; Pikolín no se hace responsable de tus vástagos.


He tenido sexo anal con mi novia y ahora ya no se le cierra ya no tiene una buena higiene incluso los gases ya no le suenan como antes solo se oye como un viento. consejos por favor?.

Podías haber resumido la cuestión diciendo: le he dejado a mi novia el culo como un bebedero de patos, ya ni trompetea cuando se tira un peo.


Cuando el animal eyacula dentro de mujer puede que se embarace? o el hombre en un animal hembra?.

Se han dado casos. Espinete tuvo, al parecer, un encuentro amoroso con Chema el panadero, y de ahí salió Rizos el de la llamada del ahorro.


Mi novia dice que no me la chupa porque el semen engorda eso es cierto?.

Buenooo, clarísimo. Y ya si vas al endocrino te cagas, lo primero que te dice es: ¡¡haz el favor de no hacer felaciones que te estás poniendo como una foca!!


Tuve relaciones y me puse dos condones por precaucion hice bien?

Igual te has quedado corto. Yo probaría a ponerme tres condones, una bolsa del Pryca y 17 globos de peseta. En tus manos lo dejo.


Puedo estar embarazada? sin penetracion sin eyaculacion y si condon ?.

Es muy posible. Se han dado casos de embarazo al contacto con una silla de mimbre. Yo me tomaría una pastilla invisible del día después y seguiría haciéndolo así.


Porque no me queda bien el condon??.

¿Has probado combinándolo con un fular y calcetines de cuatro dedos?. Es fashion fashion.


Cada vez que le doy un beso a una chica eyaculo es normal?

Yo creo que sí hombre, tu no te preocupes por eso. También lo que puedes hacer es penetrarla durante una hora y cuando quieras eyacular le das un besito. Te lo agradecerá.

jueves, 12 de marzo de 2009

La más bella



Eres, la más bella de las bellas floreciendo en primavera. Solo deseo, que nunca te marchites. Je t`aime.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Los hombres son...


...en manos de las mujeres


COMO EL CAFE....
Los mejores son ricos, calientes, con cuerpo y te mantienen despierta toda la noche.

COMO EL CHOCOLATE...
Dulces, suaves... y generalmente se van directo a tus caderas.

COMO LAS BATIDORAS...
Crees necesitar uno pero no sabes para qué..

COMO LAS HIELERAS...
Llénalos de cerveza y te lo podrás llevar a donde tu quieras..

COMO LAS FOTOCOPIADORAS...
Solo sirven para reproducir...

COMO LAS PINZAS PARA EL PELO...
Siempre están calientes y enredados en tu pelo....

COMO LOS ZAPATOS DE TACON...
Una vez que le has tomado la medida..son fáciles de pisar...

COMO LOS HOROSCOPOS...
Siempre te dicen qué hacer y generalmente están equivocados.

COMO EL RIMEL..
Se corren a la primera lágrima.

COMO LAS MINIFALDAS...
Si no tienes cuidado...se te suben por las piernas.

COMO LOS LUGARES PARA ESTACIONARSE...
Los buenos ya están ocupados, y los que se quedan
son minusválidos o demasiado pequeños...

COMO EL CLIMA...
Nada se puede hacer para cambiarlo.

COMO TORMENTAS DE NIEVE...
Nunca se sabe cuando vienen,
cuántos centímetros tendrá
y cuánto pueden durar.

COMO EL CEMENTO...
Después de esparcidos...
tardan un rato en ponerse duros...

COMO AUTOS USADOS...
Fáciles de obtener, baratos y nada confiables.

COMO LAS PIZZAS...
Llamas por teléfono
y en media hora están calientes en tu puerta.

COMO LAS VACACIONES...
Nunca son lo suficientemente largas... jajajajaja


Cortesía de la srta. belkis

(Ahora me dirás en qué o cuales lugares me encajas a mí).

11M

martes, 10 de marzo de 2009

Viaje a la Alcarria (o casi)

Salimos a las 8 de la mañana. Los coches, a tope. La primera parada fué en Bronchales. Magnífico pueblo de verano tomado por las huestes levantinas. A 1650 m. de altura.


Pan del día, recien hecho. A continuación, a almorzar en la Fuente del Canto. ¡Qué maravilla!. Es un lugar privilegiado próximo a la localidad, adentrándose en los Montes Universales. La sombra del pinar y la frescura de la fuente -el agua helada- invitaban a quedarse allí sesteando en vez de destripar el día haciendo kms. Y del almuerzo, qué voy a contar, ¡qué tragos y que zoquetes!.

Con el ánimo y el cuerpo entonados, partimos hacia Griegos y Guadalaviar. Pasada esta última localidad y tras una empinada cuesta, se abre el valle del Tajo. Hay un monolito en el cual convergen las tres provincias: Teruel, Cuenca y Guadalajara. Tres comunidades distintas. También otro que señala el nacimiento del Tajo aunque en aquel momento saliera agua como del chorro de un botijo.


Seguimos hasta Tragacete. Cuenca. A la vera de la Muela de san Juan, nacen muchos ríos. Aunque nosotros buscábamos el nacimiento del río Cuervo. Lugar encantador y muy poblado. Había campings y hoteles. Al nacimiento del río se accedía andando. El agua surge al pie de una piedra brotando del suelo. También había cascadas tipo Monasterio de Piedra, pero menores.


Comimos y descansamos pues había mesas para ello y la comida la portábamos. Una vez repuestos, volvimos a Tragacete para ir en busca de la Ciudad Encantada. Carretera sinuosa y lenta. A la salida de las gargantas del Júcar, ya en la otra orilla, mi madre se mareó. ¡Ay que malica me pongo!.


Llegamos a la Ciudad Encantada y ¡qué gran desilusión!. No sé que se habían figurado mi madre, mi santa y demás parroquia. Aquellas enormes piedras de caliza moldeadas por la erosión, no les decían nada. No obstante, apatrullamos el circuito y, mi señor padre, no quiso saber nada de piedras. En una barranquera producida no se si por la erosión o el hombre, había unas hermosas plantas de té. Él, a lo suyo. se metió dentro, a pesar de la vegetación, y acabó con una brazada de plantas de té. Puede que no lo haya probado, pero su ilusión, era cogerlo. Hoy, no lo habría podido ni tocar. Le habrían rascado el bolsillo bien.


Y al atardecer, la vuelta. Por la margen izquierda del Júcar hasta Huélamo, Frías de Albarracín, Noguera pasando por Horihuela del Tremedal para repostar y a casa. Gran desencanto para mí madre - qué mal lo pasó- y la tropa, pues habían confundido a las casas colgantes con la Ciudad Encantada. De aquellos niños que hicieron el viaje, nada que ver con el, ha nacido mi nieta.

Puedo decir, que comíamos y bebíamos sin cortapisas y nunca nos pasó nada. Hay que ser algo más que bebedor moderado para que ocurran muchas cosas que desgraciadamente suceden.....aún sin probar una gota.

asi me siento......





Con humor....

En mi analogia existen hay varios tipos de mujeres, y hay que saberlas distinguir. Igual que a nosotros los Hombres. Según un informático también: Mujer Virus: Cuando menos lo esperas, se instala en tu apartamento y va apoderándose de todos tus espacios. Si intentas desinstalarla, vas a perder muchas cosas; si no lo intentas, perdes todas. Mujer Internet: Hay que pagar para tener acceso a ella. Mujer Servidor: Siempre está ocupada cuando la necesitas. Mujer Windows: Sabes que tiene muchos fallos, pero no podes vivir sin ella. Mujer Macintosh: Preciosa, infalible y algo cara, no muy compatible con otras… y solo el 5% de los hombres saben la dicha de tenerla. Mujer Powerpoint: Ideal para presentarla a la gente en fiestas, convenciones, etc. Mujer Excel: Dicen que hace muchas cosas, pero vos tan solo la usas para la operación básica. Mujer Word: Tiene siempre una sorpresa reservada para vos y no existe nadie en el mundo que le comprenda totalmente. Mujer D.O.S.: Todos la tuvieron algún día, pero nadie la quiere ahora. Mujer Backup: Tu crees que tiene lo suficiente, pero a la hora de “vamos a ver”, le falta algo. Mujer Scandisk: Sabemos que es buena y que sólo quiere ayudar, pero en el fondo nadie sabe lo que realmente está haciendo. Mujer Screensaver: No sirve para nada, pero te divierte. Mujer Paintbrush: Puro adobito y nada de sustancia. Mujer RAM: Aquella que olvida todo apenas se desconecta. Mujer Disco Duro: Se acuerda de todo, todo el tiempo. Mujer Mouse: Funciona sólo cuando la arrastras. Mujer Multimedia: Hace que todo parezca bonito. Mujer Usuario: No hace nada bien y siempre esta haciendo preguntas. Mujer E-Mail: De cada diez cosas que dice nueve son tonterías. ... Mi madre fué y seguirá siendo la clase de mujeres a la que usted hace mención. Mi ex-mujer. ...cuando se fue con su amante de turno. Se olvidó que tenía hijos y sólo se llevó el equipaje. Crié a mis hijos sólo. A ALGUNAS MUJERES, cómo ella no se les puede rendir NINGUN TIPO DE HOMENAJE. Por suerte hay OTRA CLASE DE MUJERES.


camilo


Leído en un blog, como comentario.

lunes, 9 de marzo de 2009

Allelu jah para hoy


LA VIDA, ES UNA ENFERMEDAD DE TRANSMISIÓN SEXUAL, QUE SE CURA CON LA MUERTE

Ergo: ¡¡VIVA LA MUERTE!!

domingo, 8 de marzo de 2009

Quien da pan a perro ajeno......


En mi época guerrera, después de mí llegada, vino a casa del general un colega que era de Viver, un pueblo de Castellón cercano a Segorbe. Vivía en Valencia con su madre y trabajaba en un hotel importante, situado junto a la que hoy es plaza del País Valençia.

A este jodido, en un permiso, me lo subí al pueblo conmigo. Como era camarero, sabía quedar muy bien pues estaba acostumbrado a ello. Aún vivía en el pueblo alguna moza y otras que circunstancialmente por allí se hallaban.

Yo hablé con ellas,-aún no había tenido lugar el episodio de los huevos en batalla, sino de qué-, y a la noche nos reunimos para charlar en casa de una de las chicas. Una de las que estaban de paso, aunque era del pueblo, era por quien mis huesos se pudrían en el infierno del amor.

Y al muy buitre (léase cabrón), no se le ocurrió otra cosa que flirtear con ella. Aquí diré, que de la misma forma que dos no riñen si uno no quiere, con estos asuntos ocurre lo mismo. Como mínimo son necesarios dos. Sea como fuere, allí me tienes a mí de don Tancredo aguantando estóicamente la fiesta pero con la procesión por dentro.

De vuelta a la guerra, le hice ver su comportamiento (putada) y el mozo se lamentó de que no sabía nada de estos asuntos internos míos. ¿Cómo te voy a avisar de ello?. Este pollo fue el que, en un exceso de confianza, quiso que el loro de la generala le diera un beso y casi le traspasa el labio superior de un picotazo. Hoy, recordándolo, me descojonaba. Te estuvo bien, ¡por canelo y por cabrón!.

Y es que no sé si soy un pardillo o un buenazo. Permitir que otro fulano te trabaje el huerto a sabiendas, yo le llamaría calzonazos, pero en mi pueblo, le llaman otra cosa.

En fin, cría cuervos.........

sábado, 7 de marzo de 2009

Espera......


A él le gusta que espere tras la puerta rezagada, escondida en la sombra del baño.
Le gusta oír las llaves cuando bajo la barrera. Y encontrarme esperando.
Abrazarme, apresarme con sus brazos.
Le gusta que le diga que le quiero. Que no se imagina cuanto le he echado de menos.
Nunca le dejo tiempo de quitarse la chaqueta así que me aparta despacio, y él protesta entre risas.
Le gusta que me siente entre sus piernas.
Y acariciarme el pelo y dibujar con sus dedos mis ojos distraídos.
A él le gusta que nunca lleve nada debajo del pijama de ranitas.
Sobarme por encima los pechos mientras sigo contándole cómo me ha ido el día.
Le encanta que tras esos pequeños momentos empiece a desnudarle ansiosa de sus besos.
Y que le mire siempre esperando que apruebe con su boca todos mis movimientos.
A él le vuelve loco llevarme hasta la cama de la mano le gusta desnudarme, besándome despacio.
Le gusta que me tumbe con las piernas abiertas para comerme entera de abajo a arriba, de arriba abajo de dentro a fuera.
Y cuando ya mis fuerzas se han rendido, le gusta que le pida: "Por favor ven aquí encima".
Y entonces me parece que acata mis deseos pero lo que a él le gusta es hacerme suya.
Y de pronto me gira y me susurra cosas que no puedo escribir, me ruborizo.
Empuja como loco mientras lame y agarra con sus manos mi coleta y cuando mi respiración es rápida e inquieta, para un segundo.
Me besa. Su boca es dulce. Su lengua tersa.
Le gusta que le diga que no pare. Que quiero ser de él como de nadie.
Y entonces me parece que acata mis deseos (¡otra vez!)

Y cuando todo acaba y estoy sobre su pecho apoyada, agotada de sudores fríos, de fluidos calientes en mi cuerpo, a él le gusta decirme que soy la única.

viernes, 6 de marzo de 2009

Mañana movida


No es que haya tenido nada de especial. He salido de casa con el espíritu relajado, como siempre, después de hablar con mi amada esposa. En la frutería, he comprado las fresas al mismo precio que anteayer, rechazadas por ese mismo motivo, pero ¡qué carajo! eran grandes y rojas como a mi me gustan. Como aquellas que robamos. He compartido una enorme y roja tirando a negra con mi amor ¿te ha gustado?. Al final, ocurrió lo que debía........

A la vuelta a casa, encuentro el nido vacío. Te llamo y no me respondes. Me voy a la tienda de informática a preguntar sobre las memorias RAM. He de ampliar los megas de capacidad de la misma porque el ordenata se me duerme. (A mi, me pasa lo mismo). RRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR y yo esperando.

Me voy paseando al carrefur. Estando ya en su posición y acera, de pronto no veo y veo a un fulano que mira a la avenida y la cruza corriendo como alma que lleva el diablo. Y sigue corriendo de culo al hiper. Una interrogación se abre en mi mente, sin respuesta. Esta se produce instantes después al ver aparecer a tres vigilantes de seguridad frente a mi.

Rápidamente comprendo y llamo su atención. No se enteran; al fin uno de ellos se fija en mí y corriendo se acerca. Es un hombre y tal y tal y se ha largado corriendo por esa calle. El ladrón, paqué le vamos a llamar con eufemismos, ha abierto una de las puertas de emergencia y se ha pirado por allí sin pasar por caja. Dicen que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón; pero tampoco es eso. Podría ser un tironero o algo peor. No se cual habrá sido el desenlace.

En Junio, se producirá el apagón analógico televisivo en la Tierra Noble, como la llama mi admirado Trasobares. Por tal motivo, me voy, ya en el hiper, a ojear los aparatos en exposición. Como mi santa me ha dicho que iría a comprar alguna cosa, la llamo a ver si está. Sigue en casa y la espero que venga para decidir cual compramos. Una pequeña para la cocina y la que hay, con un TDT adjunto, para jubilar al monitor del vieeeeeeeeeeeeejo ordenata reconvertido en tele.

Cuando llega, viene toda llorosa. "Le ha faltado un paso para no haber muerto". Koño, la bruja. Pero no. "Casi te atropellan". "No, un toldo me ha caído a los pies y me ha dado un susto de muerte". Joer, y a ver quien no se lo lleva si le cae del cielo un mamotreto de esos. Si le acierta, a estas horas era viudo. A la vuelta, me enseña el cuerpo del delito. No se de donde coño ha podido salir. En las terrazas de los edificios, las lonas, son diferente.

Eso sí, la barra de aluminio desprendida junto con las lonas, si le da a una persona en la cabeza, la mata. Ostia, no se si posponer para mañana la compra del aparato y me quedo en casa el resto de la tarde; con esos precedentes......

jueves, 5 de marzo de 2009

Cincomarzada



Esta foto fue tomada en el año 1930. Son vecinos del barrio de San Pablo de Zaragoza celebrando en las riberas del Ebro la popular fiesta ciudadana.








Como no podía ser menos, debía ocurrir en este día. No hubiera tenido sentido celebrar la cincomarzada el 31 de Mayo.

Según cuentan las crónicas, se celebra el día en que los habitantes zaragozanos echaron de la ciudad a un general carlista que la había tomado.

La noche del 5 de marzo de 1838 las tropas de Juan Cabañero consiguieron ocupar parte de la ciudad pero ante la resistencia de sus habitantes y las noticias de que se acercaba, volviendo a sus cuarteles, la tropa isabelina, los carlistas abandonaron inmediatamente otra vez la ciudad.

Se cuenta que Cabañero, nada más ocupar la ciudad, entró en una chocolatería y pidió un tazón de chocolate bien caliente pero tuvo que huir sin haberlo probado. En 1840, unido tras el Convenio de Oñate a Espartero, entró en Zaragoza formando parte de las tropas isabelinas que habían de combatir a Cabrera. Los zaragozanos, al verlo desfilar por sus calles, le gritaban: «¡Cabañero, que se te ha enfriado el chocolate!»


La verdad es que personalmente, no creo que la efemérides merezca tanta celebración. Ocurre que hay gente que a la mínima aprovecha para el jolgorio. Hay que aclarar que, la fiesta, solo es local. Afecta solo a la ciudad de Zaragoza y los pueblos que pertenecen a su ayuntamiento.

Como nunca me ha tocado fiesta en este día, pues no le tengo especial apego. Y ahora, que todos los días para mí lo son, no habría de ser diferente. Se celebra desde que se instauró la democracia (bueno o lo que sea) y ha sufrido sus vicisitudes. Nadie la quiere al lado porque los usuarios, dejan todo hecho polvo y lleno de basura.

Hará dos o tres años, murió una señora en el parque del tío Jorge a causa de una rama que el cierzo desprendió de un árbol. Estos políticos de habas que nos toca sufrir, solo ponen remedios después de la herida. Ellos, com el ex-biministro que padecemos como alcalde, se van a vivir a lugares exclusivos y alejados de la ciudad, donde no les molestan ni las ferias, botellones, macroconciertos o bacanales de cualquier tipo.

Este año, lo celebran en el parque del agua, junto a la ex-Expo; y va camino de convertirse en una nueva polémica por el emplazamiento.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Son qué?

Llegado el fin de semana
tu mi amor, desapareces
quieres decirme asturiana
¿dónde narices te metes?

Su imagen, entre la niebla
es difusa, vive dios
acaso sin yo notarla
¿se interpone entre los dos?

Tendré que estar vigilante
tendré que estar muy atento
no sea que hasta delante

cuando me falta el aliento
algún furtivo tunante
me esté cultivando el huerto

martes, 3 de marzo de 2009

Soltando lastre



Esta mañana, me ha dado por organizar y adecentar esta leonera. He sacado la mesa para limpiar la trasera que, con el tiempo, se convierte en un nido de suciedad. ¡Qué lío de cables! He aprovechado para quitar la impresora vieja, que funcionaba perfectamente, pero era en blanco y negro. He colocado la nueva, en color, en su hueco con lo que la mesa, arriba, me ha quedado limpia de nuevo.

Aquí, un inciso para denunciar el estratosférico precio que llevan los cartuchos de tinta. Estaba la máquina en oferta, con cartuchos incluidos, a poco más de lo que los cartuchos solos costaban. Y no digo valían porque el año pasado, en un afán por ahorrar, compré uno de carrefur que me ha salido rana.

Con la limpieza, me ha salido un tranformador con sus cables de toma que no tengo ni puñetera idea de a qué pertenece o con qué lo he usado. Eso me pasa por dejar a los vecinos que entren como Pedro por su casa.

Ya embalado, he sacado cajas y papeles antiguos. En un maletín, conservaba las cuentas de cuando fuí presidente de la comisión de fiestas. Nada de "en picos palas y azadones, cien millones......." como acostumbran a hacer todos. No volverán a encontrar un tío como yo, que llevé las cuentas como un contable. En el libro de actas quedaron reflejadas para general ejemplo.

También quedó reflejado, en el libro, el feo y guarro detalle (la putada) que tuvieron conmigo los componentes de la comisión el último día por la noche. Críos, y no tanto, de mierda que se creen los amos del mundo y solo saben hacer el vago (no todos). Una pareja, sobrina ella para más inri, se empeñaron en ir a fundir al bar en una cena los beneficios que con tanto esfuerzo nos había costado reunir. Se fueron TODOS, y yo me enteré al otro día, al revisar las cuentas y ver la factura. La madre que los parió. Y no me cisco en sus muertos, porque son los míos. Pero ya habían volado. Desde entonces, los tengo enfilados.

¡Ah! la leonera, ha quedado como un pincel.

lunes, 2 de marzo de 2009

Senda




Caminante son tus huellas
El camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
sino estelas sobre el mar.
¿Para que llamar caminos
A los surcos del azar...?
.........

Caminante, no hay camino
Autor: Antonio Machado


Machado encontró el camino
yo solo busco una senda
que navegando en el rio
me lleve hacia ti, mi prenda.

Con tus besos, por radar
que me servirán de guía
encontraré ese lugar
donde moras vida mía.

domingo, 1 de marzo de 2009

Mala hierba

María Fernández Valenciano



Como canta mi admirado Bunbury, "no soy mala hierba, solo hierba en mal lugar".

Mi madre me dice/decía que me gustaba juntarme con "los mayores", con lo cual el pagano de las posible fechorías que hiciéramos, siempre era la parte más débil, yo.

Un día, el que hoy es mi consuegro y además es "tío", me dejó atado en una finca. Pero en honor a la verdad, según recuerdo, yo no opuse resistencia. Aunque el karakabra se largó dejándome allí de esa guisa. No recuerdo quien me desató. Otro día, en el mismo paraje, jugamos a ver quien llegaba antes. El, tiene tres años más que yo y tenía todas las de ganar. Recuerdo que se paraba y cuando llegó a meta me explicaba que las cortas y regordetas, eran más lecheras. Supongo se referiría a una vaca que tenía. La ordeñaban, y la leche obtenida, la vendían entre el vecindario.

"Eras mucho malo". Pues no me recuerdo así. Por las tardes, en verano, ala, a la siesta. Yo aguantaba en la cama, lo que mi madre tardaba en dormirse. Me escapaba a perseguir gorriones con el tirador o lo que saliera. Aunque luego, seguro, me zurraba la badana. Malo, malo, Crispín. Un día, él y yo, a eso de las 5 de la tarde con un sol de justicia, le robamos al tío Leandro unos pepinos del huerto y fuimos a comerlos en los sabucares aledaños. No he probado cosa peor en mi vida. Vale, yo tampoco era trigo limpio.

A los chicos de mi edad, nos pilló a caballo entre los que eran algo mayores y los que venían detrás. Al final, acabamos fusionados. Ocurrió otro tanto con las chicas. Como las mujeres maduran antes, solo había que ver a algunas de ellas, nos las birlaron la generación anterior. La de la mochila azul y su prima, que son de mi tiempo, acabaron casándose con mozos 6 ó 7 años mayores.

Las que debieron ser novias nuestras, en teoría, o nosotros para ellas, cuando emprendí el exilio eran niñas. Ni las mirábamos siquiera. Aunque he repasado mentalmente esos años, no puedo precisar cuando contraí la enfermedad. Solo tengo claro, cuando se manifestó con síntomas inequívocos; ha resultado incurable. Como anécdota, la primera vez que bailé con una moza fue para las fiestas de san Blas; yo tenía 15 años y ella 4 ó 5 más que yo.