Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

martes, 31 de marzo de 2009

He cambiado una estrella por un lucero



No hay comentarios: