Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

sábado, 6 de junio de 2009

El reloj de oro (ó de-funcionarios)

Leo, en la prensa, con comentarios a favor o en contra dependiendo de quien los emite, que a los funcionarios -no se si autonómicos, estatales o ambos dos-, les van a dar días de fiesta añadidos dependiendo de la antigüedad (en años) acumulada en el puesto (o la gabela). Habida cuenta de que los suman por trienios, alguno estará ya frotándose las manos.

Y mira tú por donde, en la empresa privada ocurre todo lo contrario. No es que los empresarios o sus sicarios vayan locos por lograrlo, es que han conseguido eliminar la generación de antigüedad. En la empresa donde trabajo, a partir del 1º de Enero del año que viene no se generará más antigüedad por nadie. Quedará congelada. Ni que decir tiene que hace tiempo que los nuevos contratados han perdido ese derecho.

Pero no solo ha sido eso. Hace años que los espléndidos "aguilandos" con que éramos obsequiados para Navidad, pasaron a mejor vida. Tres botellas de vino de la tierra por cabeza, desequilibraban los resultados de la empresa según la dirección.

Pero el paradigma de la racanería fue la negación del obsequio al cumplir 25 años de trabajo -me niego a considerarlo de servicio- en la empresa. Esta costumbre, consistente en el regalo de un reloj de oro, implantada en la casa matriz de Alemania, aquí fue eliminada. Se supone que se incrementó en la misma cuantía el fondo de reptiles, digo de pensiones, de quienes consiguieron una victoria tan importante.

Me quisieron regalar un reloj de "loro". "No tengas prisa, que cuando lleve los 25 años de antigüedad me regalarán uno en la empresa". Me ha pasado como al gallo de Morón.

¡Ah! y como los sindicatos defienden o no derechos dependiendo de donde están.......pues ajo y agua.


enviado viernes, 12 de octubre de 2007 0:07 por WARRIORV

No hay comentarios: