Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

jueves, 3 de diciembre de 2009

La propiedad ¿intelectual?

Conocí y trabajé con un joven, en aquella época lo éramos los dos, entusiasta de la música y de las letras, sobre todo. Para él, era su sueño y su dedicación. Cumplía con su trabajo como un mero modus vivendi necesario para sustentar su otra pasión y su persona.

Pero como casi todos los jóvenes idealistas, era un cándido creyente en la bondad ajena. Así, componía canciones y el muy primaveras se las enviaba a cantantes consagrados con los cuales él tenía alguna sintonía. Confiaba en que si le gustaban, se las devolvería dándole una palmadita en la espalda o yo que sé cuales serían sus esperanzas.

Y ocurrió lo previsible. Una canción le gustó al cantante de turno y la incorporó a su repertorio. Y triunfó. No puedo recordar el título que el fulano le dió. Pero era bonita y triunfó, de ello doy fe. Fué Juan Pando I, el presunto autor que se apropió de la letra de aquella canción.

J.F. Bueno Oloriz, el verdadero autor, le reclamó su caradura y la desfachatez de hacer suya esa canción. Aún sigue sentado esperando una respuesta.

Esta historia, real, me ha venido a la memoria a raíz de la que se está montando en internet con la propiedad intelectual. Porque esta es solo una muestra; a mi no me cabe ninguna duda de que han habido y habrán muchos Juanes infelices y crédulos que guiados de la misma ilusión y poesía que mi compañero de trabajo, enviarán a personas que creen honestas el fruto de sus delirios y grandezas o miserias. Si alguna triunfa, aunque sea "modificada", si te he visto, no me acuerdo.

Y diría más. Con la proliferación de bloggers de toda especie y condición, se ha abierto un campo ilimitado a muchos de esos presuntos intelectuales, cantantes o no, donde ir a recoger el fruto del pensamiento ajeno; historias, guerras o cualesquiera otros productos de un momento de calentura o fantasía, que harán suyos, y después nos exijirán el royalty o peaje, lo leamos, usemos, o no.

La XTAE, se está labrando su ruina a pulso. Zapatero, también.

Post Nº:421

No hay comentarios: