Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

viernes, 3 de julio de 2009

A Burgos??

Este pueblo se cruzó en mi Camino



Ermita de la Virgen del Camino



El Palacio, fachada principal



Vista posterior del Palacio de la Magdalena



Barcos varados



Playa del Sardinero vista desde la colina del Palacio



Abandonado santo Domingo, surgió el desastre. Me hice un lío enolme con las señales de tráfico y fuí a parar a Miranda de Ebro. ¡Coño! y ahora ¿qué hago?. Consulté el mapa y tras preguntar en una gasolinera, tomé una drástica decisión: ya metidos en harina, me acercaba a ver el Cantábrico. Así que por carreteras secundarias, en las que hube de recular a veces, busqué la nacional dirección Cantabria.

Tropecé con el Ebro, -cuanto tiempo sin verte-, y un embalse que lo reprime. Al pasar, solo ví un pequeño cartel que rezaba "central nuclear". Koño, aluego me enteré que era Santa María de Garoña, tan en los medios últimamente a causa de su presunto cierre. Deseo fervientemente que los obreros conserven su puesto de trabajo.

Al fin tropecé con la general y enfilé ya hacia el Cantábrico. Una ermita dedicada a Nuestra Señora del Camino, inolvidable, me hizo detenerme a sus pies a adorar y besar su imagen, y pedirle el cielo. (Con los pedigüeños que habrá). Más adelante, en un pueblo, y dado lo zoquete que soy, volví a liarme, recules incluidos, y tomé la dirección equivocada. Paisajes magníficos que el conductor se pierde so pena que quiera acabar entre las vacas o en el fondo de un barranco

Collons.....¿dónde acabará esto?. Tan pronto entraba como salía de una a otra comunidad. Estaba acojonado, iba camino de no sé dónde hacia ninguna parte o de culo a donde pretendía ir. ¿Laredo es Cantabria, verdad?. Me requería mentalmente. Pos pallá voy. .....y de pronto, Colindres, el Cantábrico ¡salvado!. ¡Al fín en algún sitio me indicaban dirección Santander!.

Playa del Sardinero, Palacio de la Magdalena, hacia allí debía ir y fuí. Subí andando hasta el Palacio que luce magnífico por fuera. El mar, tranquilo y bañistas en la playa. Esta Ciudad, me dió la impresión que requiere de tiempo y dinero para visitarla y disfrutarla. El puerto, me hubiera gustado pasearlo pero la pandemia del automóvil, nos obliga a ser su esclavo. ¿Dónde lo dejas, y más en una ciudad desconocida?.

Los edificios que se ven desde la colina del Palacio, dan la impresión de estar habitados por okupas de bolsillo repleto. Pasé por la puerta del Casino y allí ya me quedé desbordado. Mi intuición orientativa, que tan malas pasadas me había jugado, me ayudó a escapar del lujo y la buena vida. Pero no lo suficiente, pues entré a la autovía y en ninguna parte veía "dirección Burgos".

Me salí y consulté el mapa. Dirección Palencia y luego seguir o tomar un desvío por la nacional. Acaté la segunda alternativa, no sé si correcta, pues no hice una a derechas. Pueblos, a 50, puertos, curvas...joder, no llego.