Si buscas novia en Teruel búscatela forastera, mira que matan de amor las mujeres de esta tierra. (y desamor)

lunes, 28 de diciembre de 2009

Acoso en Internet


Existe desde distintos ámbitos, un acoso creciente y rabioso contra la libertad y circulación de ideas y pensamientos así como de expresión. Tanto desde el gobierno como en el de los jueces, se están produciendo actuaciones y sentencias encaminadas a asfixiar a los discrepantes y a quienes no piensan como ellos.

El gobierno está promoviendo leyes que, desde un sectarismo intolerable pues no se puede poner a la zorra a cuidar de las gallinas, buscan perseguir, amordazar y eliminar del mundo virtual a quienes osen compartir archivos aunque sea sin ánimo de lucro. Y todo ello desde la más sangrante realidad cual es el canon digital; patente de corso e impuesto obligado y previo antidelincuentes, que es como nos ven a quienes usamos una conexión a internet.

Desde un ministerio gobernado por una persona que procede del mundo de la farándula y con fuertes vínculos a ella, se está gestando una ley más afín a regímenes totalitarios que a una democracia. Quizá es que aún no nos hemos caído del guindo y tardamos en darnos cuenta o negamos que esto que tenemos, es cualquier cosa menos una democracia.

Y qué decir de la justicia, con minúscula, pues no merece otra cosa. Últimamente se han conocido dos sentencias, la una firme ya, por la cual se condena a la Asociación de Internautas a pagar una multa que no busca otra cosa que la asfixia y muerte de la misma por inanición y por dar cobijo a quienes se mostraban disconformes con la extorsión que supone el canon digital.

La otra, condenan también a un medio digital por su libertad de expresar las malas artes de los políticos. Condenan a Cadenaser.com por dar la lista de los afiliados, irregularmente, al partido popular de Madrid. En este caso, la repercusión y apoyos manifestados por sus colegas, han sido diametralmente opuestas a las obtenidas por AI.

Animo a los posibles lectores de este post, a pinchar el enlace que hay abajo a la derecha y colaborar en el pago de la multa para evitar lo que tanto ansían estos modernos herodes: la desaparición de los discrepantes y la voz crítica con los pecados del poder, cercenando de raíz su voz. Al final, siempre ríe más a gusto el último.


Post Nº:434