Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

domingo, 28 de febrero de 2010

Colgao


Cuentan de un tipo que un día
tan ido y colgao estaba
que las hierbas que cogía
con éxtasis se fumaba.

Jormos de estepa, patacas
hojas de espliego, ababoles
tomillo, romero y celtas,
patateras, girasoles.

Tan bien andaba surtido
que en trance siempre vivía,
aún sin nieve alucinado
para él, todo servía.

Un día de lucidez
sintiéndose pelín paria
dióse suma rapidez
en encender una faria.

Ya en la chepa del camello
miró pabajo y la vió
se lanzó hacia el canalillo
¡vaya ostión que se pegó!.

De tirarse y ver estrellas
dióse el nen por informado
pues quiso tocar mamellas
y acabó descalabrado.

Por más ganas que tuviera
ya más no puedo seguir,
copiaría si pudiera
todo mejor que escribir.

Post Nº: 461

viernes, 26 de febrero de 2010

La vida es sueño...

...y los sueños, sueños son.

Mi vida, dormido, es muy intensa. No siempre agradable, pues los traumas de la vigilia se transmiten sin orden ni concierto en el periodo de ¿descanso?. Esos sueños, en su mayoría, giran en torno a mis vivencias de niño o juventud. Rara vez sobre la actualidad. Aunque algunos he tenido sobre mi casa o mi trabajo. En ellos, como vivencias reales, yo me cambiaba de casa y me preguntaba como era posible que hubiera cometido semejante estupidez ¿cómo he podido hacer YO esto?. Habia cambiado mi casa actual por otra cochambrosa e infinitamente peor. También he cambiado de trabajo, y me hacía las mismas o idénticas preguntas. Temores o avisos, supongo.

Pesadillas, la tira. Y unos episodios, que no sabría discernir si fueron sueños o realidad, en los cuales quería gritar, pero no me salía nada o algo parecido a un gruñido. Me sentía totalmente paralizado y no me podía mover. La sensación, de estar totalmente despierto; hasta el punto de razonar que no me serviría de nada gritar ya que me encontraba solo en casa. Y era así. Estando el año pasado en el pueblo, me volvió a pasar. Mi padre oyó mis gritos, pero no le dió importancia ya que el lanza verdaderas diatribas en sueños (y se le entiende todo). Hasta que la angustia me devuelve a la realidad y la movilidad. Pero se pasa jodido.

He soñado cientos de veces sentimientos de juventud agazapados en el subconsciente que traidoramente me han asaltado cuando estoy indefenso. Más de una vez, me he despertado con lágrimas en los ojos. Dejan huella.

enviado lunes, 26 de febrero de 2007 13:46 por WARRIORV

jueves, 25 de febrero de 2010

La lluvia


Hoy, el día está encapotado y gris. LLueve. Suavemente, sin estridencias ni aglomeraciones. Aunque en estos tiempos de precariedad en precipitaciones, el agua siempre es bienvenida. La lluvia no es lo mismo contemplada desde la ciudad que desde el campo. Aunque en la ciudad también nos quita el "piejuelo", la gente no siente lo mismo. Molesta y moja. Y si bien las calles se limpian -solo cuando es abundante-, en general causa más molestias e incordios que beneficios aparentes. La circulación se complica con la lluvia. Y los coches salpican a los peatones y a su vez se ponen perdidos del barrillo de las calles. Y no veas si además hay obras y pasan camiones con tierra como en la avenida de Ranillas.

En cambio, en el campo, el agua bien caída, es una bendición. Siempre. Aunque lamentablemente con el cambio climático, se prodiga cada vez menos. En mi juventud, el día de lluvia llevaba aparejada la permanencia en casa y una relajación. Estando bajo cubierto, en el corral o la paridera, escuchando el ruido de las gotas sobre el tejado y viendo caer el agua y las canaleras a tierra. Iban creando un hoyo y un círculo en el suelo sobre el punto donde caían. Y los gorriones, remojados, buscando refugio bajo las barderas. La vida se detenía a contemplar su caída.

En mi memoria han quedado grabadas las ramblas que bajaban pletóricas de agua por las Dehesillas y el Prado. Y aquel domingo que habiendo ido con mi padre a labrar, tuvimos que volver a casa porque comenzó a llover. Y estando en el café de la tía Carmen, aquello era diluviar. Seguido, sin parar. Cayendo a chorro las canaleras. Entonces aún no se habían secado las fuentes. Por los caños del Batán y del Pradejón manaba el agua a rambla. Y Cuevanegra, al no dar de sí el cauce subterráneo, salía a río.
enviado miércoles, 21 de febrero de 2007 17:44 por WARRIORV

miércoles, 24 de febrero de 2010

El muelle


Relato de lo acontecido a un rapaz sentado a la orilla de una carretera en tanto que cuidaba de su rebaño.

Tonino, tenía pocas luces en tanto iba sobrado de otros atributos. Su pasatiempo favorito para matar las horas de tedio pastoril, en aquel bucólico paisaje, consistía en utilizar su miembro viril como catapulta para lanzar piedrecicas a distancia.

Acertaron a pasar con su descapotable dos señoritas que al verle quedaron atónitas además de... ¡¡¡Ohhhhhhhhhh mon die!! Pararon y se acercaron al rapaz ¿Nos dejas jugar con la catapulta? Tú, cierra los ojos y déjanos hacer a nosotras.

Tras un rato de juegos que no voy a relatar aquí, se marcharon dejándole sumido en una nebulosa de dudas y placer. ¿Qué querrían? ¿me habrán quitado algo?. Al intentar reanudar su distracción habitual se dió cuenta ¡¡el muelle!! ¡¡me han quitado el muelle!!.


Post Nº: 460

CORDERICOS



Sabes, hoy se me ha ocurrido que, puesto que los cordericos se crian en el campo, voy a plantar en el jardín de casa una cuantas costillas de lechal a ver si regándolas y ahora que vamos hacia el buen tiempo, esta primavera-verano tengo una buena cosecha y en las vacaciones de agosto me pongo como un pepe de comer cordero asado en la barbacoa.

Los ajos, ya asoman el morrico por encima de la tierra. Los que son del pueblo, nacen con más fuerza y alegría que los del mercao. Igual son chinos. Ya los planté para las costillas asadas.

También he pensado plantar unos huevos a ver si salen pollos. Estos serán más problemáticos porque igual salen volando y se los benefician los vecinos. Y a esos, ni agua. Porque los repollos no es lo mismo. ¿O sí?

Bueno, si se me dá bien la cosecha, igual el año que viene planto un solomillo de ternera. ¡Jo! cómo me voy a poner.
enviado jueves, 15 de febrero de 2007 23:47 por WARRIORV

miércoles, 17 de febrero de 2010

Falsa democracia


Sé, porque os conozco demasiado, que os tiene sin cuidado lo que los demás pensemos sobre vuestras actuaciones. Lo vuestro es hacer lo que os dá la gana, sin pensar en nadie, tiñéndolo todo de la falsa democracia que practicáis. Sois conscientes del rechazo que levantáis entre los sufridores de vuestras azañas, de ahí vuestra alergia a las urnas, a la información veraz y al contraste de opiniones que si barruntáis os van a ser desfavorables, las obviáis y punto.

Esta es la política que UGT viene practicando en GME. De un tiempo a esta parte, desde que ocurrió el "pucherazo" -presunto- en el anterior convenio, una enorme alergia os ha invadido la epidermis y el alma sindical. No informáis ni consultáis a la plantilla para nada. GME se ha convertido en un coto privado de los sres. Bocea y Sandez. Ajenos por completo a la realidad de los trabajadores, pues no pisan las naves de producción por si acaso, les importa un huevo lo que pensemos. Y no solo eso, el segundo ha hecho fracasar una reivindicación salarial de mi colectivo en magistratura.

Así lo vienen demostrando: nos meten un plan industrial recién firmado el convenio, a lo mudo; nos meten un convenio, a lo mudo; acaban de firmarlo y despiden a la gente que está a punto de jubilarse, a lo mudo; la empresa dice que ahora lleva el Meriva a Polonia, y vosotros diréis que sí a todo, nosotros, mudos.

Porque tiene bemoles, o sea huevos, la cosa. Sale el sr. Bocea por todos los medios que le quieren escuchar -el afán de protagonismo de este hombre es inmenso- a decir y pontificar, y sin embargo los obreros (¿os acordáis de qué son?) a día de hoy, no sabemos más que de desinformación, macutazos, miedos de nuestras familias y alarma social en general. En la fábrica, estamos ignorados e ignorantes de todo. Y no solo Bocea, Tenedor, otro miembro de la cuadra GME, quiere su ración de protagonismo y sale ayer en los medios a decir lo que no sabe y a callar lo que conoce. Pero eso sí, a generar alarma social entre todos los afectados, sus familias y el resto de la comunidad que de una u otra forma podría verse afectada.

La empresa como tal, excepto un par de hojas internas, no ha dicho ni pío. No lo necesita. Ya os tiene a vosotros de voceros y caja de resonancia de sus intereses.

Porque vamos a ver: ¿objetivamente cree alguien que el Meriva puede frabricarse en Figueruelas dada la diferencia económica que nos separa de Gliwice?. El Meriva se va. Otra cosa es lo que venga después. Que eso no lo dice la empresa ni vosotros, pero se sabe e intuye. Y otra cosa: ¿acaso creéis que hay alguien que le seduzca ser despedido?. Que lo digan los del presente que no último expediente. ERE extintivo.

En este momento de presión intolerable sobre la plantilla, los unos persiguen rebañar cuanto puedan de la Administracion -nuestros impuestos- y nuestras condiciones de trabajo; vosotros, a decir amén, para demostrar lo responsables que sois-como siempre-, por haber logrado que la empresa ¿no se salga con la suya?. El año que viene no os lamentéis. Ya sabemos lo desagradecidos que son los obreros, esa gente con "mono".

Esta fué, en su momento, una carta enviada al director de EPA y publicada. Indirectamente, fuí amenazado por los demócratas mencionados con llevarme al juzgado. El Meriva se quedó aquí, pero a costa de bajarnos los pantalones a los obreros el kabrón del ex presidente del Zaragoza ayudado por estos "buenos sindicalistas". Han cambiado los perros, pero los collares siguen siendo los mismos. Y como canta El Abuelo: "desde tiempos a esta parte, vamos camino de nada....."

Post Nº:459

lunes, 15 de febrero de 2010

MotOrola


Hace pocos días, volví a ver en la tele la peli “El sargento de hierro”. No hablaré de ella ni del protagonista, figura indiscutible del cine.
Me ha venido a la memoría a raíz de las “Vivencias” de Orola, que yo comparo a la odisea que cada mañana vivían los soldados de su pelotón. Leí alguno de los escritos de pasadas convocatorias y la verdad, no sé a qué atenerme. Para mí es lo suficientemente explícita la palabra, pero esos escritos, la contradecían.
El sargento, al iniciar el entrenamiento, lleva desquiciados a los soldados con la camiseta que lleva puesta. Al principio cada uno viste como le dá la gana, luego intentan ir vestidos como él, y al final acaban aborreciéndolo porque nunca aciertan.
Igual me pasa a mí con el “guión” de vivencias. ¿ Las piden reales, virtuales o fantasías animadas?. To be or not to be, ¡vaya dilema!

Post Nº: 458

domingo, 14 de febrero de 2010

Veleidades


Hace muchos días que no te escribo. Y tengo muchos relatos en el borrador, pero no me siento con ganas de darle a la tecla. Quizá sea por falta de interés, yo que se. La verdad es que, sumado a ello, he encontrado un pasatiempo que de momento me ocupa los ratos perdidos y los que no lo son. Juego al rabino francés en el ordenata contra la máquina. El, juega con dos jugadores y yo solo. Y me hace trampas, como la que me acaba de hacer ahora. Uno de los jugadores estaba con 95 puntos y ha cerrado de golpe a cero. Y cuando no, se saca rabinos de la manga por un tubo el caradura de el. Pero yo me vengo. Cuando me hace un cierre que me sienta mal, yo hago como con el escatérgoris. Cierro el juego y empiezo partida nueva. Para que aprenda quien manda.

Bueno, otro día te cuento como me va. Aunque he de decirte que también le gano partidas no creas. Quizá sea que se deja ganar para que no le cierre el chiringuito. ¿Tu crees será por eso o porque soy más inteligente o más zorro?

Adeu nen.
enviado miércoles, 14 de febrero de 2007 23:51 por WARRIORV

viernes, 12 de febrero de 2010

La muela


Existe un pueblo cerca de Zaragoza que es el paraíso del cierzo y de los molinos de viento o aerogeneradores. Aunque últimamente está en boca de todos por otra causa: su alcaldesa está siendo investigada por la justicia por presunta en no sé cuantas cosas y además, estuvo hospedada en la cárcel unos meses aunque ahora está en libertad bajo fianza a la espera de juico.

Siendo eso muy grave, no lo es tanto como que nada más ser puesta en libertad, volvió a ejercer la alcaldía y en ello sigue. La vergüenza e inmoralidad de los PARtidos gobernantes en Oregón, no tiene límites ni medida. Los concejales del Pse, se han dado de baja asqueados de la directiva del suyo.

Pero no quería hablar de esa maloliente y pútrida Muela, sino de una mía que me ha sacado esta mañana el dentista (aunque le he tenido que pagar, sin factura, por supuesto).

Esta malnacida, me las hizo pasar putas y canutas cuando salía y después. Bien es verdad, que lo tenía merecido ya que debido a mi cobardía, abusó de mi hospitalidad durante tantos años. Las muelas del juicio, me han causado verdaderos dolores ¡¡¡de muelas!!! pero he sentido terror a sentarme en el sillón del dentista. Hoy, confieso avergonzado y lleno de júbilo a la vez, que mis temores eran infundados; que la extracción en sí es indolora y rápida, casi menor que la minuta del galeno.

He achacado siempre a las reminiscencias de la extracción de las anginas ese temor paralizante e infundado. Y a pesar de ser la segunda que me sacaba, el hecho de ir al sillón, no lo hacía más fácil. Pero no hay que temer, salvo que uno lleve dentro el irracional temor a ir al dentista. Que tiemblen las siguientes. (Yo primero).



Post Nº: 457

miércoles, 10 de febrero de 2010

Pero qué malo soy.....


Soy un inútil, sin paliativos. Me explico: hace años jugaba al poker, Texas Holdem, en una webb que se llama Europoker. Lié las contraseñas y al final me quedé sin poder acceder a ella con el nick que usaba. Hace poco, abrí una nueva cuenta, pero en esos días descubrí una nueva webb de juegos, Pokerstars, que es mucho mejor en todos los sentidos, por lo que he dejado de jugar en Europoker.

Me gusta el poker, virtual, pues yo jamás me jugaría el dinero real ni en esa ni en ninguna webb, ni por supuesto en directo. Me jode en grado superlativo perder. Lo llevo en los genes. Tanto, que a pesar de jugar con dinero virtual, me agarro unos cabreos del copón. Maldigo al azar y a la fortuna; esquivos ambos hasta hacerme perder los estribos. No lo paga la mesa del ordenata de milagro, esa raya aún no la he cruzado.

Pero lo que no me atrevo a reconocer es que soy un inútil. Un cagueras que no se atreve a apostar aunque sea dinero virtual. Pero claro, todo tiene una motivación o explicación. Me ha ocurrido varias veces apostar esperando que la jugada se consolide y me haga ganar y con desesperación he podido comprobar como me he quedado colgado en tanto que los oponentes con peores cartas de inicio, han acabado dándome candela. Por ello mis maldiciones al azar y la fortuna (mala).

Ejemplos no me faltan. Dos cartas de color de inicio. Las tres siguientes, consolidan el color y me lanzo. La última carta del mismo color; otro jugador, lleva el As de ese color y me jode. Su p... madre. Y siempre así. Otras veces, el envite lo considero elevado y arriesgado y no voy. Acaba saliendo una jugada en la que hubiera ganado, y eso me enfurece más todavía.

Este post lo genera la última partida que no he jugado. Cartas sin ton ni son, bueno rey y jota. Apuestas elevadas tras la primera jugada y considero que no debo ir pues no llevo ni una miserable pareja en cinco cartas. Al final, ligo una escalera al As que me hubiera hecho ganar una pasta gansa. Me maldigo a mi mismo por mi mala suerte y mi falta de confianza. Y es que, de siempre, he tenido una muy puta mala suerte en los juegos, cualquiera que haya jugado. Por eso, a las cartas, no juego con dinero real ni loco. Me jode un huevo perder, la verdad.



Post Nº:456

lunes, 8 de febrero de 2010

SS y pensiones


Quienes, por razones obvias, hace un tiempo tomamos conciencia de las cotizaciones que a la SS habrían aportado las empresas donde habíamos trabajado, y por ello lo averiguamos, más de uno se llevó una sorpresa al ver que, en realidad, algunas de ellas ni siquiera nos habían dado de alta en la SS.

En mi caso, contemplé con satisfacción que la primera de ellas, el hotel Oriente de Zaragoza, me dió de alta desde el primer día de trabajo. Ello, hoy, tiene mucha importancia ya que a quienes cotizaron antes del año 67, la SS les considera mutualistas y tienen alguna ventaja sobre los de incorporación posterior al régimen (de la SS se entiende).

Otra cosa importante del alta o no, es la cantidad de días cotizados. Aquellos que abusaron de tu ignorancia o buena fe, no solo perjudicaron a la SS sino que perjudicaron (doblemente, pues se quedaron con las perras) a sus trabajadores, que pueden ver que aquellos días/años no cotizados, hoy pueden ser esenciales a la hora de aspirar a una pensión más o menos digna, o incluso a ella. Máxime cuando la ley le exige cotizar los últimos 15 años o más de 35 años. Salvo a los diputados, que parecen tener patente de corso.

Mención aparte merecen quienes no han visto incluido todo su salario en nómina. Cierto es que había, hay, empresarios que se niegan a hacerlo -y que a veces a través de Magistratura o Trabajo han tenido que admitirlo- y los trabajadores "listos" que incluso se vanagloriaban de ello. Son los que luego se lamentan de lo exigua y raquítica que es su pensión, pudiendo haberla fortalecido si hubieran cotizado y pagado más. (Y preocupado de ello en aquellos años).

Yo, me pregunto y me temo, cual será la pensión que nuestros hijos percibirán; pues si de jóvenes no llegan a mileuristas y no pasan de eventuales, ya de maduros, no los querrán, como ahora, por "viejos". Con la salvedad de que ahora, esos "viejos" tienen una experiencia profesional de años ya que muchos de ellos comenzaron a trabajar a los 14 años, y los otros, no tendrán ninguna pues no la habrán adquirido en ninguno de los trabajos eventuales desarrollados.

Cuando dicen que hay que hacerse un fondo de pensiones, pienso ¿es que acaso somos diputados? ¿con cuál dinero sino tienen ni para salir adelante?. Y luego quieren jubilaciones a los 70 años. Alguno necesitará trabajo de por vida, para poder sobrevivir. (O meterse a diputado).

enviado domingo, 18 de noviembre de 2007 19:49 por WARRIORV

domingo, 7 de febrero de 2010

Ghost


A veces, se oye de alguien que puede tener, metafóricamente hablando, un muerto en el armario. Y algunos más avanzados o atrevidos, lo tienen de manera real e incluso, emparedado. Eso sin contar con quienes por fuerza o para no pasar a engrosar las filas de los no presentes, se ven obligados a refugiarse dentro del armario o en los recovecos más inverosímiles de la casa. Hasta los hay que emparedan los millones de pesetas o euros fruto de sus ilícitas rapiñas.

Pero no es ninguno de estos quien okupa mi mente y motiva este comentario. Yo tengo mis fantasmas personales en el armario de mi subconciente pero no bien encadenados o enjaulados. Como cada hijo de vecino, supongo. Aunque por fantasmear que no quede. Los habrá de varios pelajes y calañas. Unos que recuerdas con una sonrisa y los más, mentándoles la madre.

Para mí, no ha sido en vano pasar muchos años de trabajo en la misma empresa y junto a los mismos colegas. No me abandona la sensación que he tenido durante ese tiempo. Agobio e intranquilidad. Pocos momentos felices. Solo cuando despierto, los mando a todos a la mierda pues nunca más tendrán la oportunidad de joderme la vida. Me digo a mi mismo que aquello acabó, que soy y estoy libre y ello me tranquiliza.

Sin embargo, hay alguno más traicionero e inoportuno y al que no puedo matar. Me visita intempestivamente, sin venir a cuento y las más de las veces, para joderme anímicamente. Parece como si se regodeara en hacer caso omiso a mi presencia, con lo que no me deja más opción que maldecir su puñetera imagen. Le grito y recrimino su indeseada aparición. ¿A qué koño has venido? ¿Quién te ha llamado?. Siempre obtengo el más amargo e ingrato silencio.

Mas si esos alevosos desprecios horadan mi cerebro es peor cuando, cual cometa Halley, aparece y, siempre en silencio, su mirada y su mano se rozan con la mía. Eso acaba conmigo por unos días hasta que logro equilibrar mi mente. Me hunde en la más puta miseria y melancolía; sé que jamás alcanzaré su iluminada y fría estela.

Post Nº: 455

sábado, 6 de febrero de 2010

Oración y recuerdo



Camino de Ródenas, subiendo la cuesta a la derecha, en los acantilados del Morrón, queda el granero Mototo. Desconozco el orígen de tal nombre, aunque creo que en ese pueblo vecino había un hombre al que apelaban de tal modo, el chato Mototo, mencionado en otro post al sufrir un accidente cazando.


A la izquierda, imponente, queda la mole del castillo y en el fondo del barranco, al que dan custodia los dos peñascos, sale la fuente de la Escopeta. A veces en aquellos tiempos de abundante lluvia, íbamos a merendar atraídos por el chorro cristalino y fresco de su agua. Tras un trecho de escarpada subida y un buen sofocón, se llega al llano Manola, puerta de La Nava y del camino libre y llano hasta el pueblo de Ródenas. El clima es mucho más riguroso y frío allí arriba.

Pues bien, en una de mis esporádicas visitas al pueblo, coincidió que había caído una nevada la cual ya se estaba derritiendo en la solana. También fueron días de tristeza, pues una chica joven, hija de unas personas del pueblo residentes en Zaragoza, había enfermado. Joven y lozana, "de capital".

Salí de paseo por la tarde, el tibio sol animaba a ello, y jugando con la nieve llegué a la base de los pañascos-riscos que conforman el antes mencionado "granero Mototo". Es un estrecho que sube por entre las piedras hasta coronarlas. Algún intrépido ha sido capaz de realizar su escala; a mí, ni se me pasó por la cabeza.

Y allí, solo, pensé en aquella chica que casi no conocía y rogué una oración por su curación. Aprovechando el papel plateado de una caja de Ducados, la escribí. Lo doblé cuidadosamente y lo introduje en una ranura pequeña de la roca, tapándola esta con un canto que lo protegía.

A veces he pensado volver a recuperarla y comprobar el estado físico del papel. Pero creo que eso ya va a quedar para que quizá alguna persona, una tarde de sol amable y con el alma deseosa de paz y de contemplar la grandiosidad que rodea al lugar, la encuentre y halle que, hace muchos años, quien la escribió pedía por una chica que se hallaba enferma y quizá, quizá, la ayuda que entonces no llegó, pueda servirla a ella en el caso de necesitarla.

En recuerdo de Mª del Carmen.

enviado lunes, 29 de octubre de 2007 18:18 por WARRIORV

Fotos: abajo, el granero visto desde fuera; arriba, el castillo visto desde el interior del granero.

viernes, 5 de febrero de 2010

Niebla


Esta mañana salí temprano de casa. Había una niebla que se podía beber y cortar. Pretendía darme un paseo solitario por los lugares donde habitualmente suelo hacerlo. Pero hoy, me habían robado todo. El sol, las calles, los coches......todo. Aunque estos últimos enseguida he podido comprobar que estaban, existían, pero huían presurosos a esconderse entre la boira.

Poco a poco he comenzado a sentirme bien, en soledad, como a mi me gusta. Cuando caminas en un día despejado, de paseo o no, el ver la distancia que aún debes recorrer a veces te descorazona y amilana. "Con lo cansado que estoy y el cacho que aún me queda...". Y te tienta el dar la vuelta sino fuera porque a lo mejor, o a lo peor, volver sobre tus huellas significan muchos más pasos que seguir.

De críos, nos subíamos a la Piedra la Merienda en la falda de El Morrón y allí prendíamos fuego a una gavilla de estepas. Verdes, éramos incapaces de hacerles arder pero eso sí, preparaban una zorrera en la cual nos perdíamos. Nos servía de niebla artificial. Luego, al volver a casa, sino nos habían visto directamente desde el pueblo, nuestro olor delataba la evidencia: Peste a humadera, algún tizonazo negro en las piernas y las manos verdes y negras. "¿Dónde has estau que güeles a gitano?"

Me encanta el olor de la leña quemada. Me trasladan a aquellas tardes de invierno, calmadas y frías, cuando iba a recoger las ovejas que venían del monte traídas por el pastor, el tío Pedro. El humo salía de las chimeneas de las casas, lento, elevándose hacia el cielo, y el ambiente estaba impregnado del aroma de la leña quemada en lumbres o estufas. El enebro y la sabina, son dos de los árboles o arbustos cuya madera es de las más aromáticas que conozco.

Y así, sin darme cuenta, me he dado de bruces con el Ebro. Caudal inflado por las últimas lluvias y nevadas. Aguas presurosas, parecen tener prisa por llegar al mar. No saben la de trampas que les esperan hasta conseguir tocar un poco de sal. Quizá esa misma agua impetuosa la pueda volver a contemplar, ya amansada y haciendo el remolón, algún día por Benifallet o Amposta o quizá en el mismo Delta. Yo es posible que vuelva a la misma orilla del río; pero esa misma agua, es casi imposible que lo haga.




Post Nº:454

jueves, 4 de febrero de 2010

Brindis al sol



Sr. Ministro de Trabajo:

Va de pensiones, ahora que el tema está de candente –y rusiente- actualidad. Llevo tres años percibiendo pensión y si llego a centenario acabaré pagando yo a la SS.

Paulatinamente, cada año, se va reduciendo lo que cobro a fin de mes. Y no me hace ninguna gracia como puede suponer. Puedo ser solidario con quienes carecen de los mínimos recursos para subsistir, pero cuando veo tanto despilfarro y tanto sueldo vergonzoso y vergonzante por parte de los políticos; cuando las SICAV siguen escapando al control de Hacienda en tanto las cuatro perras que nos pagan por nuestros mínimos ahorros vuelven a verse gravadas con más impuestos; cuando los bancos, autores de esta vorágine destructiva se van de rositas y reciben miles de MM de nuestros impuestos; cuando los políticos, de una manera nauseabunda, se ponen unas pensiones de las cuales privan a los trabajadores; cuando con el IRPF se engullen nuestras magras subidas de pensión o de sueldo; y tantas y tantas golfadas perpetradas por quienes deberían dar ejemplo, no puedo por menos de renegar de todos ustedes, los políticos y quienes les apoyan (y quienes de ustedes se sirven).

Como puede ver, no me escondo para decirle que defraudan la confianza de quienes les votaron. El gobierno, en general, negó como san Pedro que hubiera o se avecinara una crisis. Ahora que nos está asfixiando, prefiere registrar los bolsillos del moribundo a ver si le queda alguna moneda antes que exigir responsabilidades a quienes le han matado de hambre.

Desde ya, le anuncio que no votaré a su partido o a cualquiera que pueda ayudarle a permanecer en el poder. La culpa de que el otro partido les bote del sillón, será de ustedes, no de los votantes.

Enviada al Sr. Corbacho, 02.02.10

Post Nº: 453

miércoles, 3 de febrero de 2010

Respuesta

De: DEFENSORA DEL ESPECTADOR
Para: Roque Cañada Velida
Fecha: miércoles, 13 de enero de 2010 12:11:39
Tema: Re: Formulario de participación Informativos


Estimado Sr. Cañada:

Gracias por dirigirse a la Oficina de la defensora del espectador con su queja por la información emitida en la segunda edición del Telediario del pasado 26 de noviembre de 2009 sobre la apertura de la tumba de Pedro III el Grande que remití en su momento a la Dirección de los Servicios Informativos con la solicitud de una explicación, puesto que recibí otros escritos como el suyo y, efectivamente, se trato de un error.

Desde los Servicios Informativos me explicaron que la información provenía del Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalidad de Cataluña y que así la habían recogido. Además me aportaron la siguiente información: “El término “Corona Aragonum et Catalonie” aparece en el Privilegio de anexión de Mallorca a la Corona de 1286 (vease: Ferran Soldevila, Historia de Catalunya, Barcelona, ed. Alpha, 1962, p.383, nota 29), y es recogido tanto por la Gran Enciclopedia Catalana (1) como por la Gran Enciclopedia Aragonesa (2)”. Le adjunto el enlace:
http://www.enciclopedia-aragonesa.com/monograficos/historia/corona_de_aragon1/default.asp

En este sentido, esta defensora comprobó que las agencias de noticias EFE y Europa Press transmitieron la noticia como TVE, es decir, divulgaron las explicaciones del Conseller de Cultura, Sr. Tresserras, sin poner en cuestión si la denominación era correcta o no.

Asimismo, el asunto llego hasta la Comisión Parlamentaria de Control de RTVE. A preguntas del diputado por Zaragoza, Ramón Moreno, el Presidente de la Corporación, Alberto Oliart respondió que efectivamente se trato de un error histórico; que el Telediario transmitió la información como fue difundida por la Generalidad de Cataluña, pero que no se iba a rectificar en los Informativos. Esta respuesta se emitió en el último programa de RTVE Responde. El programa de la defensora cuyo enlace le adjunto por si es de su interés: http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100102/quejas-por-una-noticia-sobre-pedro-iii-telediario/662471.shtml

Por todo ello, le pido disculpas y le informo que me propongo recoger las quejas recibidas por este asunto en el Informe trimestral que realizo para el Consejo de Administración con la recomendación de que, para asuntos de esta índole, la Corporación RTVE establezca algún tipo de acuerdo con la Academia de la Historia que permita establecer el criterio a seguir.

Aprovecho para enviarle un afectuoso saludo,

Elena Sánchez Caballero



ANTECEDENTES:

Roque Cañada Velida
22/12/2009 19:19

Para defensora@rtve.es

Asunto Formulario de participación Informativos

Asunto
Programa
Informativos
Motivo de la consulta
Deseo expresar mi indignación por el tratamiento dado a la noticia de la aparición de la momia del rey Pedro III de la Corona de Aragón. Y de la no rectificación del señor Oliart y el telediario. Este hombre mejor hubiera hecho quedándose en su casa. ¿No dice arriba que no se admite la mala fe o perjuicio a terceros?. Además de torticeros y otras muchas cosas, en RTVE son incultos.

Post Nº: 452

martes, 2 de febrero de 2010

La maestraaa........



Mi madre, no se bien la razón, me acusaba del terrible delito de que me gustaban todas (Las chicas, se entiende, aunque ella decía mujeres). "Te ponen delante una escoba con falda, y te vas detrás". Y la verdad, no tenía razón ¿o sí?. Solo he tenido una novia, y esta, por poco tiempo. Quizá la falta de constancia fuera el mayor obstáculo, o desinterés de ellas. En ningún momento hubo chica a mi lado, y eso lo echo en falta al hacer recapitulación de mi existencia. En honor a la verdad, y aunque fuera de la escoba, siempre estaba enamorado, encaprichado o atontado. Lo último, en mayor medida.

Así ocurrió que, en uno de los retornos al pueblo, hallé una sorpresa inesperada. Había una nueva maestra ¡y joven!. Rápidamente la maquinaria interna se puso en marcha. La escoba funcionaba.......Debí permanecer algún tiempo en el pueblo ya que comencé el asedio a tan alto castillo. Recuerdo su nombre y que era del Bajo Aragón.

Un día, por la tarde, subimos andando al Cerro. Visitamos a san Ginés y luego de descansar un rato, bajamos hasta el Ardal de Almohaja, edificio de Telefónica. De allí al Navazo y a casa. No pasó nada, NADA. Aunque aquello puso la imaginación y el morbo de la peña en marcha y no hacían más que preguntar. Otro día, nos fuimos con toda la guardería hasta la Fuente de la Canaleja y nosotros nos subimos hasta las ruinas de La Torreta. Casi pisamos una víbora que tuvo mal encuentro. Y allí en las ruinas, comimos endrinas. Luego, los kabronazos de los críos mayores, decían que nos habíamos ido a besarnos. ¡Qué imaginación!. Muchas veces he pensado que hubiera ocurrido si llega a pasar el tren......alguna víbora o escorpión.....Llego a sentir el pavor como si realmente pudiera producirse el hecho. En aquél momento, no lo pensé ni ella tampoco. Fue un poco surrealista la relación, hasta que se extinguió, como era de prever.

No me lo tienen que contar porque lo viví. En los años duros la gente normal no bebía café. Se conformaban con achicoria o cebada tostada. La radio cantaba: "crema de malte, buena salud......." Algo así como el negrito. Bueno pues el sucedáneo. A falta de café.....malta. Sospecho que a mi me pasaba lo mismo. Y yo me entiendo........Para Aurora

enviado viernes, 12 de enero de 2007 17:51 por WARRIORV

lunes, 1 de febrero de 2010

El primero hace día...


...el segundo santa María y el tercero, san Blas. Antes de que los pueblos fueran a menos, no importaba el tiempo que hiciera ni la estación o temporada. Aunque cada pueblo adaptaba las fiestas a sus faenas agrícolas. En verano, no había fiestas, al revés que ahora que nos hemos vuelto todos urbanitas y hasta los críos creen que los huevos nacen en el supermercado. Aprovechamos masivamente el mes de Agosto para montar los tiberios en el pueblo, sin importarnos si jodemos la paz de los mayores que están alli descansando.

Tres o cuatro días de farra y descontrol que hacen añorar la paz anterior, y cuando acaban, el bullicio originado. Los que viven cerca del pabellón, o se van fuera o acaban hasta los webbs. A lo que iba, "cuando tú vas, yo vuelvo de allí...", para san Blas, fiestas mayores. De invierno, pero invierno invierno. ¡¡Qué nevadas!!. El nene poco recuerda de vida social de las mismas. Nene total, a ver, y algo más mayor, pues a incordiar por el baile y a intentar que el tío Mininas no nos diera pescozones si nos pillaba pululando por el baile. Y como nuestro poder adquisitivo no era como ahora...... a lo más que llegábamos era a una gaseosa o una jícara de cacagüetes.

Pero qué bien lo pasábamos y sin aguantar los horarios actuales en los cuales, el baile sin ir más lejos, empieza al otro día.. Así ocurre que la gente joven está missing hasta que se hace noche entrada. Y las abuelas, que son las mayoritariamente sufridoras del evento, acaban hasta el moño de hijos, nietos y asimilados. Aunque luego suelten una lagrimica cuando la marabunta abandona el campo de batalla.

Los mozos, habían de pagar a escote a los músicos amén de darles posada. Solo un año pagué música y no porque fuera mozo. Solo aspirante. Y me salió cara la única pieza que bailé. Años más tarde, estando temporalmente en el pueblo, junto con mis amigos Pedro Manuel y Manolo convencimos al alcalde para que el ayuntamiento pagara la música y nosotros la posada.

Estando a la espera de la misa, compramos 1000 pelas de cecina a un vendedor ambulante. No la probé. Hube de volver a Zaragoza a un exámen y me marché pronto a la cama. Cuando volví, no quedaban ni los huesos. Se habían corrido una lifara los casados -mayoría- junto con los otros dos mozos y las pocas mozas que hubiera. Pero no me penó, pues fuí el artífice de que ellos se pasaran unos días felices que de otra forma hubieran transcurrido dentro de la monotonía habitual.

Hacía años que no se celebraban de la forma tradicional las fiestas de san Blas y esta fué la última. Fué el año en que, teniendo la cabeza en otra parte, las ratas me destrozaron en el horno -donde se hacía el baile- la olvidada gabardina. Triste fin para una vida tan corta y desaprovechada. Como cantan Celtas Cortos, "ya no queda casi nadie de los de antes y los que hay , han cambiado......."

Post Nº: 451