jueves, 4 de febrero de 2010

Brindis al sol



Sr. Ministro de Trabajo:

Va de pensiones, ahora que el tema está de candente –y rusiente- actualidad. Llevo tres años percibiendo pensión y si llego a centenario acabaré pagando yo a la SS.

Paulatinamente, cada año, se va reduciendo lo que cobro a fin de mes. Y no me hace ninguna gracia como puede suponer. Puedo ser solidario con quienes carecen de los mínimos recursos para subsistir, pero cuando veo tanto despilfarro y tanto sueldo vergonzoso y vergonzante por parte de los políticos; cuando las SICAV siguen escapando al control de Hacienda en tanto las cuatro perras que nos pagan por nuestros mínimos ahorros vuelven a verse gravadas con más impuestos; cuando los bancos, autores de esta vorágine destructiva se van de rositas y reciben miles de MM de nuestros impuestos; cuando los políticos, de una manera nauseabunda, se ponen unas pensiones de las cuales privan a los trabajadores; cuando con el IRPF se engullen nuestras magras subidas de pensión o de sueldo; y tantas y tantas golfadas perpetradas por quienes deberían dar ejemplo, no puedo por menos de renegar de todos ustedes, los políticos y quienes les apoyan (y quienes de ustedes se sirven).

Como puede ver, no me escondo para decirle que defraudan la confianza de quienes les votaron. El gobierno, en general, negó como san Pedro que hubiera o se avecinara una crisis. Ahora que nos está asfixiando, prefiere registrar los bolsillos del moribundo a ver si le queda alguna moneda antes que exigir responsabilidades a quienes le han matado de hambre.

Desde ya, le anuncio que no votaré a su partido o a cualquiera que pueda ayudarle a permanecer en el poder. La culpa de que el otro partido les bote del sillón, será de ustedes, no de los votantes.

Enviada al Sr. Corbacho, 02.02.10

Post Nº: 453

No hay comentarios: