Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

martes, 2 de febrero de 2010

La maestraaa........



Mi madre, no se bien la razón, me acusaba del terrible delito de que me gustaban todas (Las chicas, se entiende, aunque ella decía mujeres). "Te ponen delante una escoba con falda, y te vas detrás". Y la verdad, no tenía razón ¿o sí?. Solo he tenido una novia, y esta, por poco tiempo. Quizá la falta de constancia fuera el mayor obstáculo, o desinterés de ellas. En ningún momento hubo chica a mi lado, y eso lo echo en falta al hacer recapitulación de mi existencia. En honor a la verdad, y aunque fuera de la escoba, siempre estaba enamorado, encaprichado o atontado. Lo último, en mayor medida.

Así ocurrió que, en uno de los retornos al pueblo, hallé una sorpresa inesperada. Había una nueva maestra ¡y joven!. Rápidamente la maquinaria interna se puso en marcha. La escoba funcionaba.......Debí permanecer algún tiempo en el pueblo ya que comencé el asedio a tan alto castillo. Recuerdo su nombre y que era del Bajo Aragón.

Un día, por la tarde, subimos andando al Cerro. Visitamos a san Ginés y luego de descansar un rato, bajamos hasta el Ardal de Almohaja, edificio de Telefónica. De allí al Navazo y a casa. No pasó nada, NADA. Aunque aquello puso la imaginación y el morbo de la peña en marcha y no hacían más que preguntar. Otro día, nos fuimos con toda la guardería hasta la Fuente de la Canaleja y nosotros nos subimos hasta las ruinas de La Torreta. Casi pisamos una víbora que tuvo mal encuentro. Y allí en las ruinas, comimos endrinas. Luego, los kabronazos de los críos mayores, decían que nos habíamos ido a besarnos. ¡Qué imaginación!. Muchas veces he pensado que hubiera ocurrido si llega a pasar el tren......alguna víbora o escorpión.....Llego a sentir el pavor como si realmente pudiera producirse el hecho. En aquél momento, no lo pensé ni ella tampoco. Fue un poco surrealista la relación, hasta que se extinguió, como era de prever.

No me lo tienen que contar porque lo viví. En los años duros la gente normal no bebía café. Se conformaban con achicoria o cebada tostada. La radio cantaba: "crema de malte, buena salud......." Algo así como el negrito. Bueno pues el sucedáneo. A falta de café.....malta. Sospecho que a mi me pasaba lo mismo. Y yo me entiendo........Para Aurora

enviado viernes, 12 de enero de 2007 17:51 por WARRIORV
Publicar un comentario