Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

miércoles, 31 de marzo de 2010

Misterios en la arena


Ya sé que nos dicen que el mar sufre de las mareas, yo también en avión y barco, y que por ello las aguas suben y bajan. La verdad, me he fijado mucho en ello, y no ha sido capaz de saber si la marea estaba alta o baja. Deberé documentarme. Y es que lo que le ocurre a mi playa me tiene intrigado. Sé lo que le pasa, pero no porqué le pasa.

Hay épocas del año en las cuales el mar devora la arena; desaparece esta dejando libres y a la vista las rocas internas ocultas durante meses. Otras en cambio, parece que el mar se ha retirado y hay miles de toneladas de fina arena y una playa que dá gozo. Y eso me deja estupefacto. En mi última reciente visita, era esa la posición ocupada. Las rocas llenas de mejillones y bañadas por el incesante oleaje cubiertas de arena. Pobres bichos, se asfixiarán, pero ya deben estar programados para ello, pues no es así.

En la playa de Les Cases, no hay arena. A cambio, millones de toneladas de bolos redondos de distintos tamaños. Como huevos de gallina. No es de extrañar la forma ya que las olas no cesan de estragarlos y pulirlos; lo que me llama la atención es de donde salen y en tanta cantidad. Me figuro que si el lugar tuviera más interés pa las pelas, de alguna forma las harían desaparecer. A las piedras me refiero. A las otras, también.

Post Nº: 475

domingo, 28 de marzo de 2010

Fallas Benicarló 2010

Reportaje fotográfico



















Post Nº: 473

sábado, 27 de marzo de 2010

Olor a pólvora

Cuando fuí a la guerra, los veteranos que estaban a punto de licenciarse nos cantaban: " Adeu reclutes, que la máxima senva, a vore les falles, vestit de particular....". Por dos años consecutivos ví las fallas, pero no de particular (aunque tampoco de uniforme). Hasta hoy. Taitantos años después, he vuelto a participar y presenciar en directo de este magnífico espectáculo visual y acústico.

Me resulta difícil expresar un sentimiento ú opinión sobre algo que por sí mismo es mucho más que eso. De aquellos años juveniles recuerdo la mascletá que a las dos de la tarde atronaba la ciudad y que nunca presencié en directo por razones obvias. Pero se escuchaba con nitidez desde Jefatura, en Jacinto Benavente.

Cada falla está construida desde un concepto satírico y humorístico. Una pareja de ninots: la joven exhuberante y el anciano decrépito con una faba mustia en la mano. Por ello, más allá de la escultura en conjunto, que sin duda simboliza la intención del artista constructor, hay que leer los letreros que a pie de falla tienen los ninots. Los temas "internos" escapan a la comprensión de los visitantes foranos. Es lo que me ha pasado con algunos temas en varias fallas. Se referían a asuntos locales que escapan a nuestra comprensión.

Después de recorrer varias fallas, creo que casi todas, era obligado asistir a la mascletá, lo cual me ha permitido hacer tiempo y pasear por el pueblo. Me he dado cuenta de la gran cantidad de inmigrantes que hay, con velo y sin el. En una falla había una alegoría a las putas de fuera, que están convirtiendo al pueblo en su particular burdel. Y otra cosa que me llamó la atención fué la caja para los petardos que llevaban los críos en bandolera. Buena prevención para accidentes inoportunos.

En primera fila, fumando el humo de la pólvora aguanté la traca. Siempre hay temor a que algún petardo caiga a tierra y explote entre el gentío, mas cuando empieza la mascletá, te absorve y embriaga el estruendo continuado de las explosiones. Deseas más ruido y más potencia aunque los restos te caen sobre la cabeza. Poco más de cinco minutos que te dejan los oídos y el espíritu plenos de satisfacción.

Un petardo, si me coge desprevenido, me asusta. Una traca así, emborracha de ruido y olor a pólvora. Sin duda Las Fallas, son mucho más que un rato contado en unas pocas líneas comprimidas.

Benicarló, Marzo del 2010

Post Nº: 474

viernes, 26 de marzo de 2010

Gatos

Tengo el firme propósito de hacerme asesino de gatos. En la casa de la playa me han destrozado los jazmines y las buganvilias, supuestamente afilándose las uñas en los troncos de estas plantas.

Noté unas cosas raras en el tronco de una de ellas lo cual atribuí a características del arbusto. Pero cuando me detuve a contemplar más de cerca aquella enorme escoriación, comprendí que no era de natural suyo sino que habían habido "manos exógenas" las cuales eran las culpables del desaguisado.

Y entonces caí en la cuenta de que eran los gatos, vagabundos o no, los autores. Ya de crío los había visto hacer esas fechorías en la pata de la mesa de casa. Pero aquí, con la corteza tierna de los arbolillos, casi me los matan.

He optado por proteger todos los árboles del jardín. Naranjos, olivo, limonero, morera y a los ya estropados. No sea que a la próxima me los hayan marcado también. Y he hecho un firme propósito: o los mato a tiros o los enveneno. A cualquiera que ose invadir de nuevo mi jardín.

martes, 23 de marzo de 2010

El abuelo


Ya es la tercera o cuarta vez que veo la película El Abuelo. La primera, me impactó el argumento del guión. Sin duda, el personaje del viejo conde tiene una fuerza especial en Fernando Fernán Gómez. Solo hay que recordarle en aquel famoso "¡a la mierda!" para hacerse una idea de como actúa en la película cuando abronca a todo quisqui. El contrapunto de Rafael Alonso con la mansedumbre del viejo maestro, hace que los dos se complementen y éste último endulce la aspereza del conde Albrit.

Pero lo que más me gusta, -lo que más me impactó la primera vez, después ya no, porque sé el final-, es la fiereza y el amor con que defiende la nieta mayor al viejo don Rodrigo frente a unos sirvientes -que no nos han explicado como se han hecho con la propiedad de la casa solariega del viejo- que lo tratan con desprecio y malas maneras. Como los pone en su sitio y como los otros reculan ante el temor de que las cosas vayan a peor para ellos.

El shock que recibimos todos -el abuelo y los espectadores- al comprobar la identidad de la verdadera nieta, es para quedarse con la boca abierta. Aunque el amor generado en ella por el abuelo me hace sentir una gran simpatía por la misma, que creo no comparte el viejo cascarrabias. Es posible que su soberbia y dureza de corazón, se vayan poco a poco ablandando gracias al cariño que le profesa la nieta que decide quedarse a vivir con él para cuidarlo.

A mí, la palabra abuelo, me parece inmensamente más hermosa que la otra: yayo. Será porque siempre la he oído y porque ahora se la estoy enseñando a mi nieta. Para que no la olvide. Aunque dice que yo soy "yayo pez". Hay que joderse. Jajajajajajajajaja.

Post Nº:472

domingo, 21 de marzo de 2010

La Justicia




¿Son lo mismo la Justicia y la Ley?. Como nadie me va a responder y en caso de hacerlo, podríamos estar en desacuerdo o quizá opinar de manera muy diferente, diré gratuitamente mi opinión sobre tan peliagudo asunto.

Justicia es, cuando alguien que ha cometido un delito muy grave y la ley lo ha exonerado, sufre en sus carnes el rigor de la Justicia Natural que esa no sabe de componendas y le castiga a conciencia.

Ley es, las normas y ordenanzas que los poderosos a través de sus lacayos emiten para general cumplimiento; bien entendido que, para ellos, no rigen estas órdenes por cuanto ya se encargan esos esbirros de eludirlas, manipularlas o silenciarlas.

Hoy en España, no existen ni Justicia ni Ley. El espectáculo que ambas, con minúscula, están ofreciendo un día sí y otro también, le hace vomitar al más templado. La manipulación a la que están sometidas, harían escribir al bueno de Don Francisco cientos de sus célebres sátiras. Ayer, leí un artículo periodístico en el cual, el autor, criticaba todo lo apuntado más o menos genéricamente, pero claramente se abstuvo de opinar sobre las sentencias emitidas por esos mismos a quienes censuraba. Por temor. Y lo escribía así.

Pero lo que más me enerva e irrita es, que quienes se lo han estado llevando por el morro y con toda la caradura del mundo, se conviertan en acusadores de su juez. Ahí es donde más se está demostrando la doblez y la miseria de unas instituciones y unas personas que, lejos de ser el faro de la Justicia para la sociedad, se han converttido en el ventilador que nos llena a todos de mierda.

Están muy ufanos en el partido que ha dado cobijo a esos sinvergüenzas y ladrones. Ya sabemos porqué aunque traten de disimular. El más indigno, miserable y cobarde de cuantos hoy pacen en el pesebre del presupuesto, se ocupa de instigar toda la trama antijusticia ante los tribunales. Defendiendo intereses espúrios en connivencia indudable con quienes en ellos se atrincheran, acogidos a unos fueros intocables. Ese individuo, debería haber desaparecido de la vida políco-social española tras el escándalo de cinismo y miseria personal y política sucedido a raíz de la catástrofe del Yack 42. Sin embargo, ahí sigue enlodando todo, enmierdando todo y pidiendo ajenas responsabilidades cuando él, cobardemente, no ha sido capaz de pedir perdón por lo que hicieron con las víctimas del accidente aéreo. Para éste, aún está pendiente la Justicia Natural.

No creo en lo que no esxiste. Por eso no creo ni en esta ley ni en esta justicia.

Post Nº: 471

viernes, 19 de marzo de 2010

Seguimos igual......



EPÍSTOLA SATÍRICA Y CENSORIA CONTRA LAS COSTUMBRES PRESENTES DE LOS CASTELLANOS, ESCRITA A DON GASPAR DE GUZMÁN, CONDE DE OLIVARES, EN SU VALIMIENTO

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.

En otros siglos pudo ser pecado
severo estudio y la verdad desnuda,
y romper el silencio el bien hablado.

Pues sepa quien lo niega, y quien lo duda,
que es lengua la verdad de Dios severo,
y la lengua de Dios nunca fue muda.

Son la verdad y Dios, Dios verdadero,
ni eternidad divina los separa,
ni de los dos alguno fue primero.

Si Dios a la verdad se adelantara,
siendo verdad, implicación hubiera
en ser, y en que verdad de ser dejara.

La justicia de Dios es verdadera,
y la misericordia, y todo cuanto
es Dios, todo ha de ser verdad entera.

..........................

Francisco de Quevedo y Villegas, 1630





Post Nº: 470

miércoles, 17 de marzo de 2010

La colada

Mi, en la esquina junto al balde

Desde tiempos inmemoriales, se ha lavado la ropa. A mano. Algunas personas, cuando se cambiaban de indumentaria, esta caminaba sola o se sostenía por sí misma. Me temo que es posible que tal evento siga sucediendo aunque ahora suplan esa carencia con litros de colonia. El otro día subí en el ascensor con el abuelo del tercero y olía a muerto. ¡¡Ostias!!

Aún recuerdo cuando en el pueblo alguien "pudiente" estrenó una lavadora más o menos automática. Gran novedad. Hasta entonces, y después, existía el lavadereo comunal y general en el que las mujeres a la vez que hacían la colada, cortaban trajes a medida. Tal construcción, ha sido de uso generalizado en nuestros pueblos y aún existe. Y se usa, aunque sea muy esporádicamente, para alguna cosa que en la lavadora eléctrica no cabe.

Cuando estuve por tierras gallegas, Santiago de compóntelas como puedas, me llamó la atención la forma de tender las inmaculadas sábanas. Sobre la hierba o césped. En casa tendía mi madre, y las demás mujeres en los suyos, sobre un alambre en el corral. Cosa que sigue haciendo en aquel mismo tendedero.

Pero lo que quería contar es que cuando mi madre iba a lavar siendo yo un canijo, la acompañaba. Y para entretenerme, me daba a lavar un pañuelo o alguna cosa sin importancia. Las comadres/cotillas que por allí había realizando su colada, se reían de mí y me decían que por lavar se me caería la colilla. Posiblemente, desconociendo lo que con ella podría hacer de mayor, yo seguiría con mi faena, ignorante de otros servicios que pudiera prestarme aparte del de mear. Imagino que dejé de lavar en el lavadero, avergonzado más que temeroso, pues buenas son las mujeres a la hora de meterse con alguien.

Para que luego abominen de la educación machista que hemos recibido y de donde proviene esta. Aunque a mí, me resbala lo mismo que las críticas por lavar.A pesar de los avances, se sigue lavando a mano.

Post Nº: 469

lunes, 15 de marzo de 2010

El tercer ojo



Aunque alguien pudiera encadenar alguna idea escatológica al leer el enunciado anterior, nada tiene que ver con ello. En mis años jóvenes -y tant- existía una sala tipo cabaret llamada Oasis. Tras reformas, hoy debe seguir, pero con otro formato distinto. Con mis colegas, asistía al espectáculo nocturno después de salir del trabajo. Al otro día, estábamos muertos de sueño, pero antes morir que perder la vida.

Entre otros artistas, había una pareja muy famosa en la ciudad por ese motivo. Tanto, que se le ha dedicado a ella uno de los cabezudos que lucen su palmito en los Pilares y fiestas de guardar. La Pilara. Él, se llamaba Josele. Muy graciosa y picarona decía: " mi madre me advirtió, cuando salí de casa, que andara siempre con los ojos bien abiertos. Y desde entonces, eso he hecho".

Hecho este introito, al que yo quiero referirme es al que así denominan allá por la India y el Tibet. Hace años, cayó en mis manos un libro escrito por un presunto lama tibetano llamado T. Lobsang Rampa. Me gustó tanto, que fuí buscando nuevos libros suyos por las librerías. Sin duda eran entretenidos por lo misteriosos. Allí se mencionaba el tercer ojo espiritual, nada que ver con cualquiera otro físico.

Un libro, tiene que entretener y mantener en vilo hasta que lo acaba el lector. Si lo consigue, habra logrado su cometido sino, será un fracaso. Pero es que para lograrlo, ha de contarte lo que tu deseas "oir" con tus ojos. No importa quien lo haya escrito o que sea un impostor como en el caso del monje tibetano. Logró su objetivo: que lo leyéramos con interés buscando nuevos relatos a continuación.

Algo así me ocurrió con Caballo de Troya, de J. J. Benítez. Llegó a mis manos el tomo uno o el dos y me enganchó. Con el tomo cuatro, yo veía a Cristo según iba leyendo. Me "creía" lo que iba leyendo porque eso era lo que deseaba me contara el libro. Vivía aquella historia como si fuera real y yo estuviera presenciándola. Así, cuando Cristo le dice al viajero del tiempo "Sé bienvenido", todo mi ser deseaba que aquella historia fantástica e imaginaria, hubiera sido real.

Sin embargo, la ambición del escritor al prolongar la ficción en el quinto tomo, derrumbó todo el castillo de ilusiones y fantasias forjado en el tomo cuatro. Ya no lo terminé y acabé denostando al autor. La primera vez que ví escrita la palabra pixel, fue en esos libros.

Como bien decía la Pilara, "hay que ir siempre con los ojos bien abiertos". Sino, te la clavan.

Post Nº: 468

sábado, 13 de marzo de 2010

Falla Benicarló 2010


Lema: Quan més sucre més dolç

Artista: Vicent Martínez


La falla presenta a un gran pastisser amb un braç de gitano en una mà i a l’altre, un pastís de boda. En la vida i en l’amor, quant més sucre més dolç.

Ma mare ja m’ho deia:”tot el millor, engreixa, és pecat o està casat”. Així que qui té bona “barreta” ho té difícil per a mantindre’s dins dels cànons actuals de bellesa. Ara està de moda estar prims com a fideus, així que l’única solució que queda és cosir-nos la boqueta.

Però nosaltres ens revelem, no estem disposats a renunciar al plaer que comporta menjar-se un bon pastisset. I tot per una simple qüestió de línia. si a nosaltres ens agraden les “curves”!! A la porra la dieta!! No ens agrada el light!! Que la vida són quatre dies i els hem de disfrutar!!

Remat

El gran pastisser prepara amb gràcia i uns dolços que en la falla disfrutem amb molt gust. Com totes les coses, el dolcet porta un gran “però”... el SUCRE.

Escenes

Tindre “sucre” porta que molts el dolç no puguen “catar-lo”
Què esclaus els tenen a tots perquè els agrada menjar-lo
però el cap els diu “stop” i no poden ni olorar-lo!!!

No tinguem mala consciència quan ens mengem una “pasteta”
encara que diga la ciència que deforma la “silueta”.
Que la millor abstinència és “apretar” la boqueta.

Quan tens davant de tu un dolç, no hi ha treva
dius, el règim “tururut” què bo que està, mare meua!!
La dieta a fer la mà, què bona està la “pasteta”.

Quan pegues l’últim mos penses que ha estat malament
encara tens el sabor de la temptació present.
Però no es pot dir “no” a un manjar tan “imponent”.

Ja en l’antigor passava, Cleopatra amb molta llet
de burra ella és banyava per a tindre-ho tot dolcet
i això al Marc Antoni el posava a més de cent.

I tenint el forn encès a coure allí cal posar
les coques i altres coses que agraden al paladar.
Encara que siga pecat no et prives i a disfrutar.


Post Nº: 467

viernes, 12 de marzo de 2010

jueves, 11 de marzo de 2010

Víboras y escorpiones





...e inútiles.

Este post, podría acabarlo echando virutas nombrando directamente a quienes mi mala baba, o su conducta, les otorga tales definiciones o apelativos. Pero voy a intentar hacerme una paja mental con el fin de que no se vea tanto que de antemano ya he emitido sentencia inapelable.

He leído hoy en El País, como una cuádriga de prevaricadores han manipulado una convocatoria para ocupar un puesto entre los intocables con el sano interés de favorecer a un individuo hermano de uno de los caciques que dominan el nido. Se habían convocado 15 plazas, y ellos, justos entre los justos, las han ampliado unilateralmente a 17 con el fin de meter con calzador al inútil antes mencionado; que obviamente ocupaba el puesto 17.

Mas no es ese el único borrón en la libreta de estos illuminatti. Citarlos todos aqui, acabaría con la tinta del ordenata y no es esa mi intención.

La víbora, a poco que se esté al loro, se sabe quién es. No está sola, pues hay más. Pero ésta, detrás de una falsa progresía, esconde una conducta altamente sectaria y perniciosa en sí misma. Usan de lo público, en beneficio exclusivo de "los suyos", y a los demás, que les vayan dando. En este colectivo, hay demasiado prevaricador y sinvergüenza.

Los escorpiones, enumerarlos sería demasiado. A unos se les conoce, otros permanecen en la sombra. Si "por sus obras los conoceréis", últimamente están demasiado en el "candelario" como para pasar desapercibidos. No pasa día que por una u otra causa no copen las portadas de los medios, afines o enemigos, no importa, que hablen de uno aunque sea bien.

Entre los inútiles, sin duda uno se lleva la palma. Porque hay que estar carente de sentido común y de juicio -iba a emplear otras palabras, pero no se merecen en su desgracia la comparación- para poner de jefe de la camada a un tipo como el designado. Perteneciente a la caverna y de misa diaria, ha hecho bueno y seguirá haciéndolo aquello de "la cabra tira al monte".

Simplemente, hablaba de los jueces; del CGPJ

PD.- Hay viboros y escorpionas, faltaría plus.

Post Nº: 466

miércoles, 10 de marzo de 2010

LA CESTA DE LA COMPRA


La inflación alimentaria
te desinfla, más que inflar,
que al hacer la compra diaria,
te las ves para pagar.
Todo sube, ¡Y de qué modo!
Sube el pan, sube la leche...
¡La leche ha subido todo:
Como el ego de Ibarretxe!
Echa mano a la cartera:
Con cien euros, ya verás
que no llenas la nevera
ni con mucha agua con gas.
¡Y ni hablar de comer fuera!
¡Lujo para millonarios,
moros de esos de La Meca,
gigolós, estrafalarios
y gente sin hipoteca!
¿Zapatero? Tan tranquilo:
No pregunta a cuánto el kilo,
que él no está para esas cosas.
Con su crónico optimismo
ve llegar mañana mismo
días de vino y de rosas:
“Es un pico transitorio...”
dice, y podemos creer
que esto, en efecto, es un pico...
pero ¿El del gallo Quirico,
o el pico... del iceberg?



M. DE SANS FOY




enviado miércoles, 14 de noviembre de 2007 1:02 por WARRIORV

lunes, 8 de marzo de 2010

Grandes esperanzas


Tenían grandes esperanzas. Pero día a día aprendieron que tales quimeras, eran más bien escasas. Cada vez que en el campo había algún tipo de faena que él/ellos pudieran desarrollar, o cubrir la que sus hermanos estaban realizando, desaparecían de la escuela. Sobre todo, pastor. Los zafranes, el pastoreo o cualquier otra excusa, servían para alejarles de una educación que les formara cara al futuro. Serían, posiblemente, buenos labradores, pero se verían jodidos siquiera para entender las cuatro reglas y escribir su nombre.

Más tarde, cuando las cosas comenzaron a ponerse mal en el campo, lo cual no quiere decir que anteriormente estuvieran bien, -pues no sobraba de nada excepto carencias de todo tipo-, debieron sopesar otras alternativas. Había que mecanizarse pero para ello eran necesarios unos dineros de los cuales carecían y tampoco tenían hacienda como para procurarles unas cosechas capaces de amortizar esas inversiones y a la vez mantenerlos.

Familias enteras iniciaron una nueva singladura. A la capital. No importaba a cual o adonde. La diáspora, los llevó a la más cercana o a la que era capaz de absorver más inmigración. Al llegar se encontraron, la mayoría, con una sociedad desconocida y que les exigía una formación de la cual carecían por haber pasado el tiempo de educación en otros menesteres. Pasaron a desarrollar las más penosas labores o a la obra los más mayores.

Quisieron emigrar a la capital a buscarse el bollo y la mejora personal ya que la tierra no daba más de sí. Los jóvenes, tuvieron más suerte pues la creación de puestos de trabajo les permitió aprender del desarrollo del mismo. La mili, les sirvió a muchos para soltar amarras. Sin embargo, la mayoria, pagaron su carencia de formación ya que si bien eran capaces de sacar adelante una faena manual, no podían ir más allá. Como decía un mozo viejo ya en mi juventud, la redondica se le atragantaba y no digamos nada de lo demás. Y eso que trabajaba en la brigada de mantenimiento de la vía del tren minero.

Alguno hubo que no se resignó y tras realizar la jornada diaria de trabajo, las tardes las pasaba estudiando Formación Profesional, eso le sirvió para progresar en su vida laboral y/o en su empresa. Otros por contra, no pudieron, no quisieron o no supieron y cuando les llegó la hora de pasar un exámen para entrar en una empresa diferente a la que iniciaron su vida de asalariado, fueron incapaces de superarlo.

A pesar de todos los inconvenientes, algunos tuvieron suerte y entraron a trabajar en empresas donde se cobraban buenos sueldos y tuvieron años prósperos. Pero de aquellas empresas, prácticamente no ha quedado ninguna. El empresario español, a pesar de que se les llena la boca de aire cuando se echan colonia a sí mismos, la mayoría solo ha buscado el pelotazo y las empresas les han importado un huevo. Las han vendido a extranjeros sin importarles el negocio. Este lo hacían al quedarse sin ellas. Porque muchos de los compradores buscaban quedarse con el mercado y cerrarlas posteriormente. Persisten en la memoria, así como los traidores que hacían de sicarios y troyanos en las mismas. Alguno de ellos, poco lo disfrutó.

Hoy, aquellos que en los años 60 salimos de casa con grandes esperanzas, hemos quedado apartados por la rueda de la vida o vamos camino de estarlo. En mejores o peores condiciones, pero logramos sacar un proyecto de vida adelante. Lo malo es que la sociedad que dejamos a nuestros herederos, deja mucho que desear. Aunque no seamos culpables ni responsables. Ha tenido un avance regresivo. Si hasta final de los 70 dejabas un trabajo y encontrabas otro, hoy no se halla ni con un candil. Hemos hecho lo que hemos podido por nuestros hijos, pero creo que no es para sentirse orgullosos precisamente.

No deja de tener su sarcasmo que pretendan hacer de personas de 30 años aprendices y a las de 40 ya no las aceptan por mayores. Y para más inri, desean imponer la jubilación a los 67 años. No se me ocurre nada más que una revolución en la que el capitalismo, de verdad, sea exterminado dando paso al humanismo. Y la habrá. Con el tiempo la habrá. Cuando las masas no dispongan ni de aire, arrasarán con todo, como un tsunami. Aquí, nos faltó una guillotina, pero a la vista de la experiencia rusa, poca esperanza le queda al mundo. Porque Cristo, ya no se acuerda de volver y si lo hace, para volver a revivir la misma historia sin meter en cintura a todos los ladrones y explotadores del mundo, -con la cúpula de su iglesia a la cabeza-, mejor se queda en casa.

Antes éramos hijos del arado y de la tierra y luego unos analfabetos trabajadores; ahora, nuetros hijos, son unos universitarios parados. Tócate los huevos, ¿¿ y para eso hemos estado luchando una vida??. Nos han estafado, como siempre.


Post Nº: 465

sábado, 6 de marzo de 2010

Cómicos


Aunque no con la frecuencia o la calidad de los teatros establecidos en las ciudades, por los pueblos perdidos y alejados de las rutas convencionales también, esporádicamente, caía de vez en cuando ganándose la vida, una troupe de comediantes para amenizar por unos días a las gentes que habitaban estos lugares dejados de la mano de dios y de los hombres.
Ya comenté que mi señor padre consiguió su violín a través de una permuta de bienes con unos comediantes que recalaron por el pueblo. Éramos gentes de buen conformar. En mi recuerdo quedan varias visitas de estas "compañías". La primera, en la posada y al aire libre (supongo haría buen tiempo). De su contenido, no me acuerdo; sí de otra que en el porche de Armando, a la cual no fuí, pero ví y escuché de lejos. Cantaban lo de "lagarteranas somos, venimos todas de Lagartera.....", el vestuario adecuado a la canción. Otra, también en la posada, en la cual una mujer bailando, con el revuelo de la falda enseñaba las piernas e Isaac se ponía como un torito bravo.

Sin embargo, hubo otra siendo ya adolescente, que aparte de "enamorarme" de una niña que cantaba el "ni se compra ni se vende" de una forma encantadora, era una verdadera compañía de teatro. Huella imborrable nos dejó el Don Juan Tenorio que interpretaron con gran maestría y saber hacer. ¡Cómo disfrutamos!. El "jefe", era sin duda un gran actor. "Paso, paso a la ciencia médica", decía entrando a grandes zancadas al escenario. ¿Sería "el médico a palos" o "un enfermo imaginario"?.

Santa Genoveva de Brabante, la Virgen de Fátima y otra muy divertida cuyo nombre quedó en el olvido, fueron obras representadas.

Hasta el cura del momento llegó a organizar una función de la que me quedó "muy buenos días, amigo, parece que se madruga" y un hormiguillo tremendo del sueño que me embargaba.

Mención aparte merece el cine ambulante que en alguna ocasión nos visitó. Montaban el escenario, en el caso anterior, o la cabina, en el patio de la tía Carmen, donde se hacía el baile los días de fiesta. Aquello era un gran acontecimiento. Con que devoción y silencio el personal contemplaba la función. Y en el descanso, invariablemente, a sortear una botella de Veterano o similar para generar recursos.

Quizá nunca se haya valorado justamente la labor de estos trabajadores, unos y otros; pero hacían una propagación de la cultura y entretenimiento dignas del mayor elogio. Desde aquí, mi reconocimiento por los buenos momentos que nos hicieron pasar.



enviado viernes, 28 de diciembre de 2007 20:09 por WARRIORV

viernes, 5 de marzo de 2010

Decadencia



Me han ocurrido últimamente dos hechos que si no fuera porque soy un viva la virgen, quizá deberían darme algo en que pensar.

Desde esta pasada Navidad, he estado liado con el portero automático -nuevo- sin saber realizar las conexiones correctamente. No se escuchaba la voz, en el viejo, de quien llamaba a casa por lo que decidí cambiarlo. Pero fuí incapaz de hacerlo funcionar por lo que opté por dejar el antiguo aún con el riesgo de no oír al llamante.

El otro día tuvimos la asamblea anual de vecinos y le dije al administrador mi problema. Hoy ha venido un electricista enviado por él y enseguida lo ha solucionado. ¿Qué le pasaba? Estaba mal conexionado. Y una mierda. Miro las conexiones que yo tenía apuntadas, y están igual. ¿El propio teléfono? La custión es que el chisme funcionaba y que tendré que pagar la factura.

El drama ha venido a continuación: vuelta a las andadas con el nuevo. Una vez asegurado que el problema era interno, había que acertar con las conexiones pues el modelo es diferente. Ya estaba aborrecido e iba a arrojar la toalla volviendo a poner el viejo. Me parece mentira ser tan zoquete un tío con formación técnica. He vuelto a "leer" las equivalencias y por primera vez les he hecho caso aunque no entendido. Y ha sonado la flauta. Me ha costado, pero he triunfado al final.

La otra cosa es más de risa. Voy a la farmacia. A Grancasa a correos, compro el pan y vuelvo a casa. Me vuelvo loco buscando el medicamento y no lo encuentro. Realizo el recorrido a la inversa pasando por la farmacia. Negativo el resultado. Quiero comprar otro y no llevo perras. Vuelvo a casa, miro en la habitación y voilá: la puta caja de pastillas estaba encima de la cómoda.

Habrían pasado escaso cinco minutos, o menos, y ya no recordaba que las había dejado. Podría haber sido algo mucho más importante y hubiera sido lo mismo.


Post Nº: 464

miércoles, 3 de marzo de 2010

Ladillas y sanguijuelas


Oliendo los presupuestos
más de cien mil acudieron
y a los demás nos jodieron
aumentando los impuestos.

Mallorca, Madrid, La Muela,
Barcelona y sus musicas
Alicantes, golfs y estafas
Valencias, trajes, Marbella.


El gallego ejerce dello
siempre mirando a otra parte,
y sus gentes con mucho arte
se lo llevan del concello.

Ahora van a por Garzón
por buscarles las cosquillas
se han puesto como vaquillas
al ver la investigación.

Son tantos los mamoneos
tal cantidad de ladrones
que escozor y desazones
quedan para los pringaos.

A esto le llaman ser puta
y además poner la cama.
Los hay que ponen el pito
y otros pagan la derrama.

Maldita sea la estampa
de aquestos estafadores
que viven de mis sudores
en tanto espero si escampa.

Post Nº: 463

martes, 2 de marzo de 2010

LA PRIMERA VÍCTIMA DE ETA.


http://www.elpais.com/articulo/reportajes/primera/victima/ETA/elpepusocdmg/20100131elpdmgrep_1/Tes


CRIATURA, TE MERECES LO QUE YO NO PUEDO DARTE Y QUE UNOS COBARDES TE ARREBATARON. PERO VAS A OCUPAR UN LUGAR DE HONOR EN ESTE HUMILDE BLOG.

lunes, 1 de marzo de 2010

Desde la terraza



En la terraza del jardín, al amparo de los todavía tímidos rayos del sol, intento dar una cabezadica. Cierro los ojos y hasta mí llega el run run de los motores de la flota pesquera que bordea el Delta buscando la bahía de Els Alfacs. Más cerca, el cucurrucu impertinente y pesado de las tórtolas que hoy son pandemia. Me he provisto de petardos para ahuyentarlas.

Los ladridos, cercanos y lejanos -a veces tocaguevos- de los canes custodios de las casas vecinas y no tanto, (hay uno canijo, que el muy kabrón se pasa el día con la boca abierta en el tejado de la casa, ladrándole hasta al lucero del alba). El clac clac de la grúa en la obra de un chalet que se eterniza; el pío pío de esos pajarillos invisibles y algún que otro ronquido que me despierta. Y tordos, muchos tordos.

Se enmaraña el sol y decido darme un paseo fuera de la urbanización. ¡Qué deliciosa paz!. Veo dos señales inequívocas de que la primavera está en camino: numerosas golondrinas revolotean sobre el pinar y los olivos. Los almendros, se visten de flores rosas y blancas anunciando la decadencia de este invierno largo, nevado y frío que hemos padecido.

Allá al fondo, los últimos barcos rezagados enfilan hacia puerto. El gallo de mi veleta, ni se ha inmutado. Como algunas personas, dependen de donde sopla el aire.

Post Nº: 462