Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Ladillas y sanguijuelas

Oliendo los presupuestos más
de cien mil acudieron
y a los demás nos jodieron
aumentando los impuestos. 
Mallorca, Madrid, La Muela, 
Barcelona y sus musicas
Alicantes, golfs y estafas
Valencias, trajes, Marbella. 
El gallego ejerce dello
siempre mirando a otra parte 
y sus gentes con mucho arte
se lo llevan del concello. 
 Ahora van a por Garzón
por buscarles las cosquillas 
se han puesto como vaquillas 
al ver la investigación. 
Son tantos los mamoneos 
tal cantidad de ladrones 
que escozor y desazones 
quedan para los pringaos. 
A esto le llaman ser puta 
y además poner la cama. 
Los hay que ponen el pito 
y otros pagan la derrama. 
 Maldita sea la estampa 
de aquestos estafadores 
que viven de mis sudores 
en tanto espero si escampa. 

 Post Nº: 463

No hay comentarios: