Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

jueves, 10 de junio de 2010

Ferrocarriles, máquinas de vapor

Máquina "grande"

Las Diesel, hasta que les cogieron el truco, hacían verdaderas parvas de vagones

¿De qué me suena a mí esto?


El túnel pequeño, donde se cría el té


Cruce del minero (arriba) con el Central (debajo)


Garrat en estación esperando


Máquina "pequeña" a las puertas del cocherón


Vagones


Garrat subiendo el Puerto Escandón con vagones cargados de mineral


La más antigua. 1930

Buscando alguna fotografía para los dos post precedentes -que se leen después- me he encontrado con verdaderas maravillas y gente entusiasta en el recuerdo y conservación de estas máquinas de vapor.

No puedo sustraerme a ese entusiasmo y sobretodo a la añoranza de las mismas. Lo viví desde mis primeros recuerdos pues no en vano mi padre fue fogonero en las máquinas del tren minero de Ojos Negros a Sagunto. El tren pasó mientras estuvo la mina en activo, todos los días varias veces por la orilla del pueblo, a 50 metros de las casas.

Era el entretenimiento y el terror de los críos ya borregoncetes. Recuerdo que poníamos perras gordas en los carriles para que la máquina al pasar las aplastara. Quedaban laminadas. Mientras el tren pasaba, nos manteníamos a prudente distancia viendo a la gente conocida que iba a bordo. Maquinista, fogonero y guardafrenos. La labor de estos últimos muy necesaria para controlar la inercia del tren sobre todo desde Almohaja a Santa Eulalia. La cuesta abajo a veces se apoderaba al freno neumático que la máquina ejercía sobre los vagones y los guardafrenos debían ir vagón por vagón accionando el freno mecánico hasta controlarlo.

Mi padre tuvo un accidente al asomarse al exterior por el costado de la máquina. No se apercibió de que se aproximaba un puente y la suerte le acompañó. Pudo haberse matado pero solo se hizo una gusanera de unos 5 cm. en la cabeza. Unos días de baja en el hospital de la empresa y a correr de nuevo.

Si el ferrocarril hubiera seguido y la empresa hubiera contratado gente, yo hubiera seguido sus pasos. Seguramente más descansado por dos motivos: enseguida cambiaron las máquinas de vapor por diesel y, culo inquieto como soy, no me hubiera conformado con echar carbón, en cuanto me dejaran, maquinista. Pero eso nunca lo sabré. Mi padre, como otros muchos, debieron buscar otros aires para poder subsistir.

El ferrocarril fue asumido por Renfe y aunque la mina continuó abierta otros diez años, al final, todos a la puñetera calle. Comentaban que andaba por medio un tal Bordíu y que a Renfe, no pagaron un céntimo por el transporte del mineral. Cosa más que creíble dado el carácter mafioso y estafador del empresario/especulador español.

Todas las fotos de máquinas, son tomadas de internet. Gracias a quienes las han colgado http://www.xiloca.com/galeria/categories.php?cat_id=314

Post Nº:453
Publicar un comentario