sábado, 10 de julio de 2010

Francisco

"Sus padres le pusieron Francisco, como su abuelo, a sus treinta y tres años se pasea por el barrio con su camiseta de la selección española de fútbol, sus pantalones cortos, corticos, cortísimos, y sus calcetines blancos subidos al máximo, como Dios manda, como le enseñó su difunta madre y seguramente, en honor a ella. Mirando a derecha e izquierda, orgulloso, creyéndose el centro de todas las miradas, esta magnífica criatura con síndrome de down, necesitada como Einstein o Planck de un abrazo espiritual a falta del abrazo físico, se adorna con una bandera, con una camiseta, con un símbolo en busca de amor, de aceptación. Pero ha nacido en el país equivocado, es español y en España hacer gala de ello es un delito, un pecado, un defecto imperdonable... ser del PP o peor aún... ser un "facha". A mí, que me he quedado en paro, me enternece verlo orgulloso de un país que ha generado cuatro millones de parados en seis años y cuando pasa a mi lado alzo mi dedo pulgar y él me devuelve con generosidad el gesto con una impagable sonrisa de niño de cuatro años. Nadie lo ha manipulado, él persigue un sentimiento que otros tal vez no compartan, pero yo sí, y en su deficiencia mental y en mi insolvencia económica nos sentimos unidos por esa camiseta roja, por esa bandera rojigualda, importándonos un bledo los prejuicios de los demás, importándonos un bledo el resultado de la final de fútbol: Somos dos seres absolutamente libres".

Copiado del foro -columna de Trasobares- en el EPA. Tiene algo que me ha llegado y lo dejo aquí para que perdure.

Trola Nº:the last

No hay comentarios: