domingo, 5 de noviembre de 2017

IDEAS, AUNQUE SEAN MALAS

Leo, que los hombres somos incapaces de tener dos tareas simultáneas, de tener más de una idea en la cabeza. O sea, que nuestra CPU, es monotarea. Y no sé si discrepar o asentir. Y después de una profunda reflexión, eso sí, alejando de mí cualquier otro pensamiento que pudiera distraerme, he de decir que sí, que el ser humano es incapaz de coordinar más dos tareas al unísono. Pero el muy kabrón, es capaz de coordinar multitud de subrutinas al mismo tiempo para alcanzar el máximo de objetivos posibles.

Y ello, porque ha sido diseñado con un único fin: joder. El humano, diseña toda su existencia a joder a los demás. Ya puede dedicarse a cualquier actividad, su meta será esa, joder al prójimo. Si va al volante de un coche, le importará un huevo que sus maniobras puedan molestar o incluso agredir a otro conductor: lo adelantará frenando a continuación, lo echará de la carretera con tal de salvar su pellejo, y aunque él sea culpable del accidente, presentará testigos falsos si es necesario para imputar al inocente.

Si es en el trabajo, eso puede ser la mundial por la cantidad de sujetos dispuestos a practicar tan loable objetivo. Desde el último mono, hasta el más encopetado directivo, sin olvidar a "sus" sindicatos. Cada cual va a la suya, a trepar lo máximo posible o a exprimir hasta la piel del limón al subordinado. Todo será válido. El banquero, te expoliará a pesar de llevarle, o por eso mismo, tus dineros. El político, te arruinará a impuestos en tanto él se lleva los dineros a paraísos fiscales.......

Pero sin ceñirnos a acciones concretas, el fin de cada uno de nosotros es joder a nuestros semejantes de la forma más imaginativa posible. Y no valen excusas de fariseos: es así y aunque pongamos cara de no haber roto un plato en la vida, nuestra jeta seráfica no logrará esconder la intima decisión que estamos planeando de vengarnos. Porque nos lo pide el cuerpo, quizá por ser lunes, porque el kabrón de Luismi me las pagará y el primero y más a mano que llega recibe por todos, etc, etc. Claro que no todos tienen la oportunidad de ver cumplidos sus deseos: lo más probable es que reciba en lugar de dar.

No tengo ganas de explayarme más, cada cual que extraiga las consecuencias y enseñanzas que más le convengan. Y otra cosa; aunque se denominan de la misma manera, no es lo mismo joder al vecino follándose a su mujer que follarse a la mujer del vecino porque está muy buena y hace unas mamadas que deliras. Joder, es hacer el mal por el mal. Follar, es dar y recibir placer. Aunque con ello alguien resulte jodido. Eso son daños colaterales

El cuco, es buen ejemplo de como joder a unos pajarillos que se ven obligados a criar a un asesino (echa del nido a los huevos o a las crias, depende de quien eclosione primero) creyéndole hijo suyo. Al hombre, le ocurre lo mismo a veces. ¡Qué viva México! Pues que viva








Publicar un comentario