Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

sábado, 14 de agosto de 2010

Y el hombre creó a Dios a su imagen y semejanza

Siempre nos han enseñado esta frase al revés: Y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, pero es falso. Fue al contrario. Es más, Dios, fue creado por el hombre. De las formas más diversas y llamándole como más les convenía, unas clases avispadas han explotado secularmente, en su beneficio, el miedo a la muerte del resto de la tribu.

Existen tantos argumentos en contra como a favor de la existencia de un Ser Supremo que originara y gobernara el universo. A más a más, el hombre, o mejor aún, cierta clase de seres humanos, han elegido a la Tierra como ombligo del mundo conocido y desconocido. Y al ser humano, su rey (de pacotilla).

Puede que el argumento sea un poco simplista, no persigo otra realidad; pero si uno salta con la imaginación al culo del universo, de existir, ¿ande queda La Tierra y el Hombre con ella?. Pensar que un Ser infinito creó esta raza miserable para luego venir a dejarse matar, pues la verdad es que no, no lo asimilo. Y como dijo aquél, sino creo en la religión católica que es la verdadera, como voy a creer en las demás.

Ya  puestos a divagar, si el Universo sigue expandiéndose según los más iluminados científicos ¿significa que ese espacio por el que el big bang transita alegremente estaba creado con anterioridad?. Menuda perra me he agarrado hoy. Aunque puedo asegurar que no me acosté bebido y todas estas elucubraciones sin sentido, vienen a raíz del hallazgo, en mis profundas e insomnes meditaciones veraniegas, de la frase que da título a este post.

.......pero ¿y si existe?