Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

sábado, 7 de mayo de 2011

Él, nunca lo hubiera hecho

No hay comentarios: