Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

viernes, 11 de noviembre de 2011

ENGATOSA2

Todos los veranos mi madre se hace con la población gatuna del pueblo. Desconozco el sistema de intercomunicación entre ellos, pero de no haber ningún gato, pasa a haber multitud. Y cada vez que se abre la puerta de casa, indefectiblemente, sea la hora que sea, acuden raudos y con el rabo tieso a ver que cae. Si hay algo de comida, el primero que llega sale disparado a comérsela sin dar parte al resto.

Gatos que quedan huérfanos, pues casi ninguno tiene dueño, una vez que mis padres y algún otro matrimonio dejan el pueblo ahora pasado el verano. Los más pequeños, calabaceros los llaman por ser tardanos o segunda cría tal vez, lo tienen crudo para sobrvivir al frío y hambriento invierno. Y más ahora que las basuras van a parar a un contenedor. En general todos los animales, salvajes o no, sufren las consecuencias de que los humanos nos "civilicemos" cada día más. Gatos, perros, zorras (con perdón), picarazas y rapaces en general, por no hablar de los buitres, ven como sus posibilidades de supervivencia disminuyen parejos a la población humana en las zonas rurales.

El año pasado iba con mi padre de paseo por las afueras del pueblo hacia el monte, y una interminable llegada de buitres planeadores aterrizaba a unos centenares de metros. Con los años que tiene, se quedó maravillado pues ese espectáculo no lo había presenciado nunca. A mí me recordó al aeropuerto de Frankfurt am Main al caer la noche. Y no es que por el día no ocurriera, pero a esa hora todos los aviones llevaban los grandes focos encendidos y se veia una larga fila, muchos, enfilando las pistas de aterrizaje del aeropuerto. Padre, seguramente Armando ha tirado alguna oveja muerta. Efectivamente, así era. Pero ahora, con la supresión de los muladares, los animales hambrientos se han vuelto carniceros y matan a las ovejas vivas. A veces mantenemos en los despachos a gente verdaderamente imbécil e inútil.

Quiero recordar a la mujer desaparecida hará ya 4 ó 5 años. No cabe duda de que fue asesinada y desaparecida. Si se hubiera perdido en el monte, donde fue exhaustivamente buscada, sin duda estos mismos carroñeros la habrían encontrado.

No hay comentarios: