Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

lunes, 31 de diciembre de 2012

LA VENIDA DEL MESIAS

<iframe width="420" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/Q-EsvXFO0b0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>


¡¡Por fin lo hallé!!

BALANZE DEL AÑO QUE ACABA

Todo, o casi todo, en este cochino mundo tiene dos puntos de vista: medio lleno o medio vacío. Podemos extrapolarlo a cuanto deseemos. Visto desde el lado positivo, podía haber sido peor. Desde el otro lado de la botella, podía haber sido mucho mejor. Así, el que no se consuela es porque no quiere.

Desde el lado literario del asunto, no debo quejarme. Finalista del Planeta y en lista para el Cervantes. Ese ha sido el motivo de mi desasistencia al blog, le ponía los cuernos en otra parte. Tendencia, y pendencia, que mantengo. Maldije a los premios literarios, pero la carne es débil. Me apunto a un bombardeo y hasta hay veces que lo escrito merece un premio: al menos deberían darme el de la constancia. No deja de tener su aquel el hecho de que lo único que hay publicado con mi nombre, lo escribiera otra persona. No tengo verguenza ni pundonor. Lo principal es escribir, aunque a veces cueste demasiado. Como dijo Newton Jones, dame un punto de apoyo y te escribiré un artículo, sin la musa, nos vamos ¡¡a la mierda!!. Pero aquí cada día que pasa, me cuesta lo indecible pergeñar un miserable post.

Del resto mejor no hablar. Corramos un estupido velo. No nos metamos en política, aunque pienso que en tanto no saquemos los tanques a la calle, nos sacarán los ojos y nos mearán en los agujeros. Ruego a dios o a quien corresponda, que a ver si hay suerte y nos libran de la líder esa.

Y A QUIEN DIOS SE LA DE, QUE SAN PEDRO SE LA BENDIGA. AMEGUEN.

 
QUE TENGAS BUEN AÑO, AMABLE VISITANTE.

viernes, 28 de diciembre de 2012

SIN PERDÓN

DICEN LOS DIARIOS QUE HAN ENCONTRADO EL CADÁVER DE LA NIÑA DE 16 MESES QUE FUE ROBADA A SU MADRE.

A MI ME RESULTA INCONCEBIBLE QUE UNA PERSONA PUEDA COMETER ESAS ATROCIDADES, COMO EL HIJOPUTA QUE MATÓ A SUS HIJOS, ETC.

ME IMPORTA UN CARAJO LA OPINIÓN DE LA GENTE QUE DICE LO CONTRARIO. EN ESTOS CASOS, EN EL MOMENTO QUE DEJAN DE SER PRESUNTOS, A ESTOS ASESINOS DEBE APLICÁRSELES LA LEY DEL TALIÓN. SIN PERDÓN.

martes, 25 de diciembre de 2012

¡SILENCIO!


Cuando no se tiene nada que decir, lo mejor es callar.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Yo soy "la voz de uno que clama en el desierto"

Evangelio de Juan 1:19-23

1:19 Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle:
--¿Quién eres tú?
1:20 Él confesó y no negó. Confesó:
--Yo no soy el Cristo.
1:21 Y le preguntaron:
--¿Qué, pues? ¿Eres tú Elías?
Dijo:
--No soy.
--¿Eres tú el Profeta?
Y respondió:
--No.
1:22 Entonces le dijeron:
   --¿Quién eres? Tenemos que dar respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?
   1:23 Dijo:
   --Yo soy "la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor", como dijo el profeta Isaías.
 



 

jueves, 20 de diciembre de 2012

FELIZ NAVIDAD

A cuantos transiten por este camino virgen, poco hollado.

De jodernos vivos, ya se encargan a diario los hijos de ppsoe, así que hasta que no saquemos los tanques a la calle, no nos harán puto caso. Mientras tanto, salut y força al cunut, caminantes.

Y si tenéis fobia a los catalanes, recordad que, en Aragón, hay excelentes cavas.

martes, 18 de diciembre de 2012

viernes, 14 de diciembre de 2012

PERSIGUIENDO UTOPÍAS




Por querer conquistar tus amores
perseguí tus azules miradas
que guardé sin vencer mis temores.

Que guardé sin vencer mis temores
al versar las historias pasadas,
recordando los besos traidores.

Recordando los besos traidores
yo temí mis quimeras soñadas,
al tener mis esencias cansadas...
por sufrir en el alma dolores.

Por sufrir en el alma dolores,
yo no pude dejarlas ancladas
perseguí tus azules miradas
que guardé sin vencer mis temores.



 

viernes, 7 de diciembre de 2012

Aparcamiento

Por circunstancias, debo desplazarme en la ciudad y buscar aparcamiento para el buga en el barrio o zona a la que me desplazo. Saturado de vehículos por falta de garages subterráneos que absorvan la población automovilística autóctona y la volante, a veces me desespero por no poder encontrar una plaza donde dejar el auto. En ocasiones, demasiado lejos de mi destino. Por eso, tengo síndrome de aparcamiento y cada vez con más frecuencia, los huecos sin coche que veo, despiertan en mí una mezcolanza de acaparamiento enfermizo cuando no una rabia infinita al recordar el tiempo que he perdido en buscar un lugar donde aparcar y que en ese lugar, se desaproveche de una forma tan libertina un hueco de asfalto urbano. No, no hay derecho a tanto despilfarro. Así nos va.

jueves, 6 de diciembre de 2012

POBRE ESPAÑA

No me calienta nada la Constitución que celebra hoy esta tierra llamada España. ¿Porqué?

Como canta El Abuelo en una de sus canciones, porque "desde tiempos a esta parte, vamos camino de nada". Echar una vista alrededor de la sociedad, deprime. Indigna ver a tanto político delincuente e incapaz para buscar el beneficio de la población, en tanto son sumamente eficaces a la hora de trincar los dineros públicos en su beneficio y el de sus amigotes.

Rebela comprobar como esos políticos delincuentes, han destinado, de momento, más de 106.000 MM de € para salvar el culo a unos bancos depredadores en tanto al ciudadano lo exprimen cada día más. PARADOS, Salud, Educación, Servicios Sociales, Pensiones.... Todos hemos de pagar tanto crimen impune de tanto chorizo inútil

Por eso, a mí, esta Constitución no me calienta. Pero nada , nada. A pesar de ello ¡VIVA LA PEPA!

http://blogs.publico.es/dominiopublico/6222/el-expolio-social-del-que-no-se-habla/

viernes, 30 de noviembre de 2012

sábado, 24 de noviembre de 2012

A TUS PIES


Otro punto de vista
 
Han sido necesarios muchos años para llegar a apreciar lo que no era necesario buscar fuera

viernes, 23 de noviembre de 2012

NOSTALGIAS






LO QUE EL VERANO SE LLEVÓ

jueves, 22 de noviembre de 2012

LADRONES DE SUEÑOS



Últimamente se me ocurren ideas raras, como los tres postes anteriores y el presente. En este catálogo de ladrones, los de sueños son los peores, los más peligrosos aunque a veces no sepamos descubrirlos a tiempo. De niños, nos asustan con cualquier cosa para que hagamos o dejemos de hacer esto o aquello. Como si los niños, por sí mismos, no tuvieran suficientes miedos sin necesidad de que externamente les insuflen más temores. El Coco y el Hombre del saco, serían los más generalizados pero los habría a cientos en cualquier lugar. Chupasangres, Sacamantecas, Brujas... Al coco no se le podía ver nunca, era un personaje que asustaba y robaba el sueño solo con nombrarle; cualquier persona cercana al infante era suficiente coco como para fingir esa pantomima. El Hombre del saco, podía resultar más veraz pues cualquiera que llevara un saco al hombro, era candidato a robar los sueños; de hecho, en el saco portaba los sueños robados, aunque fueran coles o alfalfa. En ambos casos, los dos personajes robaban los sueños y los niños lejos de dormirse, con el temor cuando no el terror del recuerdo de ambos "malos", permanecían insomnes. Años más tarde, serían otros personajes quienes les robarían los sueños: la vecina o el vecino de enfrente, los estudios o el trabajo, hasta los propios padres sin queriendo podían ser los presuntos ladrones. Cada cual podría enumerar la cantidad de ladrones de sueños que en su vida han sido. Pero hoy en día los ciudadanos tenemos dos tipos de ladrones de sueños comunes: los políticos y los banqueros. Tanto unos como otros simplemente nos roban, descaradamente, impunemente, sin ocultarse, tanto los sueños como los dineros, cuando no la vida. Hace años recuerdo un eslogan o grafiti de la CNT que decía "obrero despedido, patrón colgao". Pero hoy se ha perdido el empuje y la rasmia y al parecer se prefiere vivir de la pensión del abuelo o la abuela que salir a defender los sueños robados por esos delincuentes de guante blanco y cara dura. En ambos casos, la mejor corbata sería una buena soga de cáñamo resistente, tanto, como para hacerles recapacitar y devolver tantos sueños robados .... a/y tantos millones.

martes, 20 de noviembre de 2012

SEGURATAS


No sabría decir con rotundidad quienes me causan más alergia, si las avispas o los seguratas. Por razones evidentes, a las primeras las mato, si puedo, sin ningún remordimiento, incluso con placer; por los segundos… no derramaría una lágrima. Y es que cada cual cuenta la feria según le va. Ciñéndome a los segundos pues de las otras ya opiné, siempre los he considerado parásitos, caparras adheridas a los huevos de otros que trabajan y sudan por ellos. Sin contar que siempre están al servicio de sus amos, lo cual es normal, pero no siempre esos amos son trigo limpio. Sé que generalizando se puede ser injusto, cosa que me trae sin cuidado tratándose de individuos que siempre son sicarios al servicio de, nunca personas para ayudar a. Se comportan de forma agresiva y con chulería, como el cherif del puticlú; algunos, muchos,  aprovechan su situación y circunstancia para sacar fuera la mala bestia que llevan dentro, amparados la mayoría de las veces en la fuerza y la impunidad. Algo que últimamente estamos viendo con demasiada frecuencia entre ellos y sus primos hermanos, los antitodoloquesemenea. En cierta ocasión, en la feria de muestras, mis hijas y mi mujer atendieron un stand ajeno. El último día, de otros stands les regalaron unas piezas artesanas de barro que habían confeccionado. Como era lógico, había que salir por la puerta y tras la hora de cierre. El hijoputa del segurata, a pesar de decirle que éramos gente que salía de trabajar, nos impedía salir con los objetos regalados. Harto ya de discutir con él, y de cagarme en su puta madre, arrojé de mala hostia la cerámica contra el suelo con la sana intención de que no se beneficiara de ella tras marchar nosotros. Peores consecuencias pudo tener otro episodio que me tocó vivir en el trabajo. Fueron pésimas las consecuencias, dos meses de suspensión de empleo y sueldo a un tris del despido. ¿Razón? El afán de protagonismo que tienen estos perros holgazanes y parásitos. José Antonio Sarto Carrasco. Jamás se me olvidará ni tu jeta ni tu noimbre, CABRÓN. ¿Qué porqué la sanción? Por llevarme un coche bajo el brazo. Por nada, no robé nada, cumplí con exceso mi trabajo; eran vacaciones con la fábrica cerrada, había trabajado demasiado y tras enseñarle el bolso en la garita de salida, me marché haciendo oidos sordos a su requerimientos. Aquél parásito desbordó mi paciensia; pero el muy cabrón en su desmedido interés por descollar, tambien cumplió el suyo con exceso. Aquella política antiobrera, auspiciada por el jefe de seguridad, otro trepa, le reportó a la empresa media jornada de huelga -no había sido yo el único represaliado-, al mentado jefe de seguridad el puesto y a mí, tras el juicio en Magistratura, diez días de sanción para no dejar en mal lugar a la empresa, -que no cumplí-, pues mis jefes sabían lo injusto que había sido el trato. Sin embargo, los robos, se cometían por los jefes que sacaban en sus coches diversos materiales y a éstos, nunca los controlaban.
Como nunca me he cortado un pelo, escribí al presidente de la multinacional quejándome del trato recibido. No se me comió ni hizo nada, bueno o malo, aunque se informó. Él sin embargo, años más tarde, acabó despedido de la organización por chorizo. Pero eso sí, se iría forrao. Por el antes mencionado segurata/apagafuegos y por el cabrón del jesuita, sería capaz de emborracharme con cava si me entero que un día han acabado con las tripas fuera (yo no seré, de no ser un cobardica, años haría que se las habría sacado a ambos dos). Por supuesto, el cava de Aragón, que lo hay y muy bueno.

domingo, 18 de noviembre de 2012

ASESINATO DE UNA MOSCA (COJONERA)


Ni entiendo ni participo de esa afición e interés que los ¿entomólogos? tienen por estudiar, clasificar y sobre todo conservar a algunas clases, razas o tipos -qué más da como los denominen- de insectos. Primero, para respetarles a ellos como bichos raros, habrían de decirme los beneficios que reportan a la humanidad, o sea yo, muchas clases, razas o tipos de bichos raros, especialmente cuando se convierten en moscas o avispas cojoneras. Y no digamos mosquitos, que haberlos haylos a millones y que ahora, en verano, nos invaden, literalmente, haciendo estragos entre la población costera y del valle del Ebro. En verano, en el jardín, se te comen por todas partes. Mira que se está bien en la terraza, pero es imposible estar. Crees que por llevar alguna prenda encima, te vas a librar de sus picotazos ¡riau!; enseguida, bajo el jersey, la camisa o los pantalones, descubres un rosetón enorme, que te proporciona una desazón insoportable y que seguramente te va a alegrar las próximas noches. No hablemos de la mosca negra, verdadera asesina de piernas y brazos descubiertos, que hace estragos y manda al personal a urgencias a causa de la hinchazón y los moratones que acojonan al sufridor de su visita. El cambio climático, está beneficiando la aparición y reproducción de estos y otros especímenes, malignos, molestos y urticantes. Hasta la mosca propagadora de la malaria, se teme que en nada, pueble nuestras riberas. Por eso y otras muchas cosas más, a una mosca que se ha atrevido a invadir mi cocina, tras una haberle dado una oportunidad de abandonarla, la he asesinado con saña, alevosía y sin misericordia. Y lo mejor de todo: sin remordimientos. Y ahora me voy, que he de echar el arroz para comer.

sábado, 17 de noviembre de 2012

HELP, PLEASE

Necesito que algún alma caritativa que pase por aquí, sea tan amable de hacer una lista de los mejores post, en su opinión, para reunirlos en un libro. Muchos zenkius.

QUIERO SER LIBRE


Quiero ser libre.
De angustias y sueños peregrinos,
de quimeras más o menos consumidas;
de su presencia tantas veces deseada
y otras tantas o más, desvanecida.
De ilusiones en fragmentos esparcidos,
por la vía estrecha de mi vida;
de mesetas ocultas tras la niebla
por cónsules traidores saqueadas;
de mis miedos y terrores enquistados,
en el fondo de mi alma corrompida.
Hace tiempo que mi tren descarriló
en un túnel angosto y sin escape
¡Cuán larga y oscura está la noche!
Hay demasiada gente, esto me abruma
¿no tienen otra cosa, otra faena
en que distraer su  excursión eterna?
¿No oye doblar las campanas, madre?
No apague la luz, que no es de día,
debo hallar las huellas del sendero, 
y la oscuridad, ya lo sabe, me da miedo.
 
 
Aquí ha de ser.
 

jueves, 15 de noviembre de 2012

PIQUETES (VIOLENTOS) POLICIALES

Quienes hundimos nuestros orígenes en la primera mitad del pasado siglo, peinamos canas (nos quedan pocas) decían antes, recordamos a la perfección la represión ejercida por la policía, los grises, en sus mejores tiempos. Hoy en día, solo es necesario asomarse a cualquier ventana tonta no manipulada para verificar la vuelta en todo su esplendor de los herederos de aquellos "delincuentes uniformados", como los definió hace poco un agredido barcelonés del 15M. En aquellos años, los integrantes de "las fuerzas de seguridad" procedían de los escalafones más bajos de la sociedad que trataban de huir de su estatus social, cuando no del hambre. Hoy ocurre lo mismo. Amparado por una gorra de plato, cualquier español se cree ungido por una autoridad incuestionable y suprema; éstos , además, portaban porra y pistola para ejecutar sus desmanes. Nada ha cambiado, lo estamos viendo día a día; son felices, se encuentran en su salsa repartiendo violencia a diestro y siniestro de forma indiscriminada. Se escudan en su uniforme y en el anonimato de forma cobarde, protegidos y espoleados por sus superiores,  para sacar fuera de sí lo más primitivo de su ser. Se incrustan entre las legítimas protestas para armar camorra y reventar los actos de reivindicación. Son como jaurías esperando el toque a carga para, escondidos tras sus gafas de macarra de discoteca, masacrar a cualquiera que se les ponga por delante. Les trae sin cuidado el dolor ajeno como nos están mostrando día a día sus actuaciones. Quienes les mandan, también son los herederos de aquellos otros que al grito  de "la calle es mía", tiñeron de sangre y dolor a muchas familias obreras españolas. Y es que a las víboras hay que cortarles la cabeza; quienes se compadecen de ellas y las arropan al calor de su pecho, acaban por ser víctimas de sus mordeduras, de su veneno. El odio acumulado por unos y otros durante el 15M, cuando no les permitieron reprimir las movilizaciones, hacen que la brutalidad y la violencia sean las máximas que les impulsan en este nuevo periplo, cada vez más dictatorial y antidemocrático.
 
 Una mujer rueda por las escaleras del metro empujada por las "fuerzas del orden"
 
Esta ciudadana ha perdido el ojo por un impacto de bala de goma en Barcelona
Fuente: eldiario.es
 







Fotos, fuente: elpais.com

El paso de los años no ha conseguido mejorar ni a ellos sus actuaciones ni a los ciudadanos el concepto que de ellos teníamos.

martes, 13 de noviembre de 2012

TAMBIEN HARÉ HUELGA MAÑANA

Si en mis manos estuviera, haría una revolución para acabar con toda la clase política que nos está arruinando en tanto ellos siguen con su autismo, pero forrándose a nuestra costa. Para qué poner ejemplos: mires donde mires, la corrupción más absoluta campa a sus anchas en tanto el pueblo, los ciudadanos, siguen manteniendo a estos delincuentes -políticos y banqueros-  con sus impuestos. Son como el cuco: tras asesinar a los pollos del nido que ha ocupado, engorda a costa de los padres de los asesinados.

lunes, 5 de noviembre de 2012

SENTIDO DEL HUMOR (Y DEL AMOR)

Como era de rigor, hice la visita al cementerio del pueblo a cumplir con la tradición inherente al día de Todos los Santos. Siempre se curiosea porque siempre hay algo que te llama la atención a pesar del más que previsible repelús originado por ese tipo de visitas en el personal, y al que yo, no soy ajeno. Hubo dos esquelas (o como les llamen) que me llamaron la atención: la que reproduzco aquí y otra que me puso un nudo en la garganta, no se muy bien porqué, mas no lo pude evitar. La primera de ellas, rezuma un inmenso amor de quien tuvo la osadía de escribirla hacia la persona que siendo éste niño, -(así nos lo aclaró quien dijo ser sobrina del finado, y que mostró su rechazo, debiendo al menos expresar su respeto)- su abuelo se la enseñó. Obra por delegación del ausente o iniciativa del nieto, a mí me llamó poderosamente la atención hasta el punto de fotografiarla con el fin de incluirla en un post de mi blog.


A la otra, sin duda también cargada con un profundo dolor, aún sigo sin hallarle explicación. Algo así como: “…aun nos quedan muchas horas de amor……”  “Tu esposa e hijas”. Creo fue esto último lo que en mi ánimo generó aquel nudo en la garganta.


PD.- El finado, perteneció a una familia cuyo apodo es "los ratones" y que además cojeaba. Mi mayor respeto para quienes nos han precedido en este valle de lágrimas (aunque no  igual para todos ).

sábado, 3 de noviembre de 2012

COLOMES


En los albores de mi memoria, decir de mi conocimiento sería presuntuoso ya que empiezo a dudar de haberlo tenido nunca, quedó grabada sin el más mínimo titubeo la cantinela que en un momento del desarrollo de la ceremonia religiosa, o sea la misa, se oficiaba. Le llamaban “la rogativa” y era ni más ni menos que la relación de personas difuntas sobre las que se pedía, previo óbolo al mósen de turno, un paternóster por el eterno descanso de su alma. Esta salmodia comenzaba inexorablemente de esta forma: “Por el eterno descanso de las almas de Baltasar y María Gómez, Paternóster”.

Durante mi estancia en el pueblo en el próximo pasado verano/otoño, inquirí a mis parientes mayores, y en concreto a mi tío, sobre varios temas y uno de ellos trataba de averiguar quienes eran los finados. Me explicó que debieron ser los donantes de alguna o todas las campanas de la iglesia, pues en una de ellas así figura “escrito” en la misma. Quedé estupefacto pues con la de veces que habré estado en el campanario, nunca se me ocurrió ilustrarme sobre los escritos que en ella, o ellas, figuran. O falta de interés o escrito en algún latinajo indescifrable. He de confesar que no fui nunca aguerrido atacante de las campanas; las traté siempre con respeto y a distancia, lo cual no quiere decir que no las bandeara cuando subía al campanario; había mozos que se colgaban de ellas para conseguir darle la vuelta en una acción muchas veces temeraria según mi cobarde opinión. Pero luego las abordaba junto al resto para intentar “encanarlas”. Significaba que era tal la velocidad del volteo, que el badajo se mantenía sin tocar y tañer al bronce.
Dispuesto a iluminar mi ignorancia sobre la información obtenida, decidí que cuando el mósen, que viene de fuera, tocara a misa el domingo, le esperaría y pediría permiso para subir al campanario. Tal acción me libraría de posteriores posibles problemas. Así lo hice y cuando salía de dar el primer toque, lo abordé realizando la petición y el motivo que la inducía. “Soy nacido aquí y he subido cientos de veces al campanario”.  “Tenga cuidado que no se como están las escaleras, prefiero que se caiga una campana a una persona”. “No se preocupe, ahora voy por una linterna”. Así lo hice, más que nada para tranquilidad de ambos ya que nunca empleábamos linterna alguna para subir o bajar al campanario, aunque reconozco que existe un tramo bastante oscuro.

El abandono en el que encontré tanto la escalera como el campanario es total. Las palomas, esos bichos por los cuales sentimos tanta reverencia y admiración, los han colonizado y llenado de sus mierdas, llamadas palomina. Construyen sus nidos en la escalera, -hallé dos pichones ya grandes, hasta el punto que uno arreó escaleras abajo volando a trompicones, y un nido con dos huevos-, y el campanario daba asco de como se encontraba. Me resultó imposible poder discernir cualquier texto en alguna de las campanas debido a las cagadas que sobre las mismas habían depositado las piadosas aves. Como esperaba que de un momento a otro hiciera sonar el segundo toque, esperé para que no me cogiera de improviso dándome un sobresalto. Tomé algunas fotos del exterior y del interior, dando lástima las últimas. Pobres campanas. Seguro que los anteriormente nombrados donantes, se revolverían en sus tumbas de verlas en el estado actual; aunque ya lo harían cuando la citada rogativa fue eliminada, desconozco el porqué.
 

 
Al bajar la escalera, tuve oportunidad de fotografiar el nido con dos huevos y al palomo que había quedado, y que como estaba a oscuras, no vio la mano que lo atrapaba; el flash lo reflejó perfectamente en un rincón de los peldaños. Al llegar a la entrada de la iglesia, el pichón ahuyentado volvió hacia la entrada de la escalera, donde pende la cuerda para accionar el badajo de la campana de llamada a misa. Como el tramo oscuro comienza allí, tengo para mí que el bicho la palmó pues no sabría subir en busca de su hermano. No quise perseguirlo pues acudía personal y pensarían mal, aunque seguro que más de uno me vio como ladrón de pichones, ignorando el motivo de mi estancia allí. Esperé a que el cura viniera a dar el tercer y último toque para darle las gracias pero en su lugar acudió un feligrés. “Déjame, ya doy yo el tercer toque, que me hace ilusión” “Vengo por lo mismo”, me contestó. “Pues démoslo al alimón”. Así, agarrados a la soga, lo hicimos como dios manda, a la antigua; este cura, con siete u ocho badajazos, se conforma y las mujeres no se enteran.
 

Para darle vueltas a esta, hay que echarle tres pares, por lo menos
 
De esta excursión saqué una conclusión: hacienda tu amo te vea y si no, que te venda. Solo hay un problema: la hacienda es de la iglesia excepto cuando hay que ponerlas, pues han de ser los parroquianos o los gobiernos, en definitiva la ciudadanía, quienes con sus dineros deben conservar los edificios. Son muy listos los curas, han puesto a su nombre cuanto bien mueble o inmueble ha quedado al alcance de sus manos y luego lo han vendido, como la casa parroquial del pueblo. Pasó a manos particulares sin enterarse nadie de la venta ni del precio. Eso sí, el nuevo propietario es primo hermano de un cura nacido en el pueblo. Al fin, todo queda en casa, dineros incluidos.

viernes, 2 de noviembre de 2012

AQUI DEBERÍAN ESTAR TODOS

 
LOS BANQUEROS Y POLITICOS POR LADRONES Y TRAIDORES

el roto. el pais .com

jueves, 1 de noviembre de 2012

BORRASCA


LLUEVE
Cuando despierto esta mañana, oigo sobre la claraboya de la terraza de mi casa el repiqueteo de las gotas de agua al caer sobre la misma. Deben ser gruesas o el aire las empuja con fuerza. Este sonido es de los más placenteros que mi memoria archiva; no el de las fuertes y amenazantes tormentas que te dejaban con el alma helada y en un puño, sobre todo si pintaba granizo o caía algún rayo en la cercanía de donde estabas refugiado. El trueno te dejaba acojonado, aunque el peligro ya había pasado cuando lo escuchabas. La madre, que tenía más miedo que tu, te aconsejaba no estar bajo la chimenea o cerca de las ventanas; así, aunque la curiosidad te incitaba a ver que ocurría en el exterior, inexorablemente acabábamos en el lugar más oscuro y recóndito de la casa o del lugar que era el eventual abrigo del momento. Hasta que dejaban de escucharse los truenos; entonces comenzaban los lamentos por la escabechina que habría causado el pedrisco en las cosechas, los hortales e incluso en los tejados.
 
Arrebujado entre la ropa, mi mente no para de divagar. Camina muy lejos en el tiempo recordando caminos que debían haber sido hollados y no lo fueron. Mis manos, instintivamente, cobran vida por su cuenta estimuladas por la memoria, cada vez más débil y desordenada. A pesar de ello, viaja en el espacio y ve caer las gotas de las canaleras pausadamente, haciendo un hoyete en el suelo y rebotando en un movimiento de retroceso. En ese lugar, en mi adolescencia, me las tuve con los gorriones y las gurriatas que quisieron saber algo más sobre lo que su curiosidad innata les empujaba a averiguar. Como los gorriones, también huyeron en desbandada al descubrir la verdad oculta, excepto una que embelesada, mantuvo en su mano el recién prendido objeto. La huida no tardó en llegar al saberse abandonada. Lástima que aquellas gotas de lluvia se perdieran en el suelo confundidas con el resto.
 
Como una cosa llama a otra y gracias al estímulo creciente, me animo a seguir el camino emprendido arrullado por el continuo goteo en el tejado. Pero la falta de colaboración y el desconcierto de mi imaginación, a pesar de los esfuerzos digitales, frustran mi pretensión. Intento recrear fantasiosas imágenes virtuales, me cuesta centrarme en la exploración y el recuerdo de aromas que antaño hacían florecer claveles reventones. Como el rosal que ya agoniza poco a poco cansado de esperar a que las rosas, pensadas y queridas para otro fin, se marchiten año tras año sin llegar a los labios y las manos de el sabe quien y que nunca ha confesado. Ha de conformarse con haber acariciado su cabello en un instintivo gesto amoroso quizá de despedida eterna. Caigo en la cuenta de que nunca debí dejar pasar la oportunidad de libar en su fuente el néctar de vida y ofrecérselo en un acto de sublimación y entrega. Otrosí, la exploración tantas veces prometida y deseada y nunca consumada del parque de Oriente.
 
Al final, todo ha quedado en recuerdos y como en la canción aquella del Camino verde, la fuente se ha secado y las azucenas, ya están marchitas. Al soldado, camuflado entre sus laxas mochilas, quizá se le haya mojado la pólvora o definitivamente se haya quedado sin balas. Fuera, el cielo sigue llorando...

lunes, 29 de octubre de 2012

SEXTEANDO

Josep acaba de comer y decide tomarse, un día es un día, un carajillo de anís Castellana para endulzar el amargor del café descafeinado. Si fuera normal, él no, el café, agotaría la reserva de Valium. De cafetera exprés, aunque a él le gusta más ese otro tipo de cafetera en la cual echas el agua y esta, caliente, cae sobre el café haciéndolo más suave y aguado. En ambos casos resulta un engorro hacerlo para una sola persona, pues tampoco es cuestión de atiborrarse de líquido que posteriormente puede pasar factura. El primer contratiempo surge al ir a buscar el anís. Grossen putaden, no hi ha. Bueno que sea un poco de brandy, aunque..... mejor un chorrito de ron Matuzalem, que sabe dios quien lo habrá traído (puede haber sido él, pero ya chochea).
 
Decide, como todos los días, tumbarse un rato en el sillón de columpio a sestear. Cuando el tiempo lo permite, sale a tomar el sol como los lagartos, pero hoy el viento Mistral azota el exterior de la casa tumbando cuanto halla a su paso inseguro y desguarnecido. El tendedor con la colada matinal, -en el “rastro” ha comprado dos jerséis- ha ido por tierra, obligando a sujetarlo a la reja con un cordel. Espera no tener que ir a buscarlo a las Columbretes.

¡Qué bien se está aquí! Se repantinga y estira sobre el sillón apoyando los pies sobre el que utiliza en el exterior, guardado en el interior para protegerlo de la lluvia. Intenta hilvanar un pequeño sueño pero no hay modo. El gos del veí no fa res excepte escorça sense raó. He comido como un pepe, nunca mejor dicho. Tampoco ha sido tanto, normalito, solo que si lo comparas con lo que otras personas, que puede que no tengan un bocado que llevarse al estómago… puedo considerarme afortunado, cavila. Su cabeza no para de ir de flor en flor como un abejorro impertinente y molesto, impidiendo cualquier atisbo de descanso del disco duro. Para ayudar, algún que otro ronquido extemporáneo le devuelve al estado de vigilia inconexa.

Últimamente le crecen los enanos. Como en una yenka maldita, su mente salta de un lugar a otro y lo mismo se ve monologando con nadie que con el lucero del alba. Situaciones inconfesables lo sofocan. El subconsciente va por libre. Parece que su temperatura ha ido en aumento y decide echar mano al termómetro. Aprecia cierta calentura, lo cual lo desazona aún más. Será culpa de la maldita in/digestión, musita pretendiendo engañarse. Prende por los pelos otro sueño hilarante en el cual se halla ante una desconocida a la cual intenta hablar sin ningún resultado. No le hace ni puñetero caso. Otro ronquido y despierta sobresaltado. Decide no intentarlo más y navegar entre brumas. Prende la llama y se halla ante otro espejismo. Acariciando su pelo, en silencio le pregunta si quiere casarse con él. Hace falta ser canelo, ¿acaso crees que puede leerte el pensamiento? Cuando está a punto de responder, el maldito móvil suena dejándolo con la miel en los labios. Se cisca en todos sus muertos y más al comprobar que era un televendedor que le ofrecía cambiar de operador telefónico. Sin ningún rubor, lo envía a la mierda y decide dar por concluida una siesta que ha resultado de todo menos placentera y le ha dejado un regusto amargo, ¿por el café? ¿o era un tío? Bueno, nadie es perfecto.
 
De todo esto tienen la culpa los langostinos, masculla entre dientes. Pues no haberlos comido, gilipollas; para ellos seguro no fue un placer cuando los echaron a la olla. Y los pelotazos de vino blanco y tinto de verano ¿no tienen nada que ver? le recuerda su Pepito Grillo particular. ¡Ay señor! Si alguno te ha de joder, de la familia ha de ser, refunfuña. Y se dá media vuelta.

 

domingo, 28 de octubre de 2012

EL ÚLTIMO MOHÍCANO


El último mohicano (pastor)

 
Esta persona es uno de los referentes en mi juventud a pesar de tener varios años más que yo. Serían incontables los momentos vividos a su lado y que la memoria se niega a recordar o a olvidar, que de todo hay.
Todos le hemos llamado, y le seguimos llamando, el Negro. No porque lo sea, sino debido a su tez morena acrecentada con los soles y aires del campo donde ha pasado casi toda su vida. Solo por una vez se fue a la capital, como los demás. Pero no aguantó, a pesar de que por aquel entonces la empresa donde ingresó era muy buena pagadora con sus obreros y había varios empleados del pueblo en ella. Lo suyo era el pastoreo de las cabras del pueblo, las de todos. 400 o 500 animales que todos los días del año debía llevar al monte, lloviera, nevara o hiciera un sol aplastante. En invierno con las nevadas y la ventisca, se hacía imposible siquiera salir a la calle y mucho menos a campo abierto. Él, sin embargo, aunque solo fuera por unas horas, reunía a su rebaño y se acercaba a La Muela donde las cabras esquivando la ventisca se encaramaban a los chaparros en busca de las hojas con las que alimentarse. Al verano, se pasaba las noches en el monte con su cabrada debido a que por el día los animales estaban amoscados.

Una mañana gamberra, en fiestas, con un ladrillo imité la llamada que él solía hacer con una caracola gigante para que las mujeres o los hombres soltaran a sus cabras de los apriscos, corrales o parideras. Los animales acudían por si solos a la plaza aunque aquella mañana hice madrugar a todos más de la cuenta,  siendo ajeno él a aquel sacrilegio.
Episodios de caza vivimos incontables y más cuando se compró una escopeta. ¿Dónde esté el sorche? Preguntaba a mi madre. Aún creo llegó a trabajar un tiempo en la mina, de conductor de dumpers y camiones, pero aquello duró poco. La mina siguió el mismo camino del ferrocarril; cierre patronal sine die, pa secula seculorum. Por cierto que todavía me debe una boina que dejó como un colador de un tiro. Estábamos de ojeo en la Canaleja y como era novato le tiré al alto la boina en la creencia de que no le daría ni a la torre. Pagué caro mi optimismo.

La famosa noche de los huevos en batalla robados a las mozas, yo preparé una sopa que le entusiasmó; aún no se había casado.
Fuimos compañeros en la obra de cimentación del nuevo poste de TV que por aquel entonces se instaló en san Ginés ¿año 66/67? A picar en la roca viva y hacer los anclajes a base de barrenos de dinamita. Lo recordamos a menudo. Sobre todo porque a un enteradillo de Rodenas, al cual yo no puedo recordar, pero que según él le di unos revolcones de sabiduría. Subíamos siguiendo la línea eléctrica del viejo repetidor, andando, y bajar, lo hacíamos casi volando por el mismo camino. Años de juventud; por la tarde, a la fuente a ver a las mozas; él, a la que sería su mujer; yo, mejor me callo que este relato le pertenece. Creo que yo había vuelto de Canet de Mar y me enrolé en darle al pico y la pala para apaciguar otros fantasmas. Fue peor el remedio que la enfermedad.

 
Ahora, aún sigue en la brecha, manteniendo su hato de ganado lanar y caprino hasta que la SS, toca madera, les permita a ambos vivir desahogados. Su mujer, hace unos quesos de cabra que no los superan esos que tanta fama llevan. Aunque solo sea para tu entretenimiento, y de forma egoísta, sigue siendo cabrero, amigo, el paladar y el estómago te lo agradecerán. Yo, me honro con haber sido su vecino, correligionario y amigo.

miércoles, 24 de octubre de 2012

¡HAY QUE JODERSE!


 La seguridad en nuestros pueblos no es que sea deficiente, es nula, inexistente. Hemos pasado del agobio y el oprobio de la presencia policial en forma de guardia civil durante los años del franquismo, a la práctica desaparición de las patrullas en la actualidad. Los ladrones, así hay que llamar a quienes asaltan las casas particulares con nocturnidad y alevosía, campan a sus anchas; la despoblación hace el resto. Los rumanos, ¡qué peste! Arramblan con todo lo que pillan a su paso. Envían comandos de información que señalan los objetivos, sumiendo a los moradores de las casas en el miedo y la desesperación ante la incertidumbre y la desprotección. Aunque habría que distinguir entre el tipo de robos que practican unos y otros ladrones. Aquellos que asaltan parideras robando cientos de corderos u ovejas, aperos de labranza y otros útiles, han nacido aquí; siempre ha habido clases de hijoputas y estos son los peores, sin minusvalorar a los otros. Ahora, con la costumbre de poner protección de chapa a las puertas, ya saben cuales son las casas deshabitadas con el consiguiente peligro para las habitadas que en teoría deberían tener algo más sustancioso para afanar. En todo caso, como la policía en general solo está, como siempre, para proteger a los poderosos y a los políticos, pues los pobres y trabajadores ¡¡qué se jodan!!

domingo, 21 de octubre de 2012

LLUEVE y dicen que nos mean

En la claraboya del tejado de mi casa, repican las gotas de agua que mansamente caen del cielo. Esta tarde ha estado más de media hora lloviendo con ganas, pero se ha cansado pronto. Temo me voy a quedar con las ganas de ver u oir esos doscientos litros por metro cuadrado en doce horas con que nos llevan anunciando, amenazando, durante tantos días; lástima, no le deseo mal a nadie, pero ya que estoy aquí en el exilio, me hubiera gustado ver el espectáculo. Otra vez será. (Este es el primer post escrito en el nuevo aparato) Queda inaugurado. Ameuen.

martes, 16 de octubre de 2012

SOÑANDO QUE ESTOY DESPIERTO

Este, está siendo un año la mar de complejo y complicado. Todo ello unido a un clamoroso y sonoro silencio al que me veo sometido, hacen que me muestre remiso a publicitar mis andanzas y tribulaciones. Si el ser humano necesita siempre tener un motivo por el cual moverse, yo carezco del estímulo necesario para salir de la inanición. Hace meses que no escribo una letra, y no sé muy bien ni tengo claro el porqué lo estoy haciendo ahora; quizá sea debido a la falta o ausencia de un destinatario concreto pues de haber alguno, queda patente que, o ha huido, o jamás hollará estos lares. Lástima, ya conozco el guión y para mí carece de interés. Mis gritos no salen de mi garganta o tal vez no alcanzan su objetivo.

martes, 4 de septiembre de 2012

TIEMPOS DE IRA

y desconcierto. Cuando era crío y mi madre hacía unas sopas con huevo revuelto o de avecrem con una pasta como perdigones, no había gana que valiera, el desánimo y la desgana, de comer, se adueñaban de mí. Más o menos como me ocurre ahora ante el teclado. No tengo ganas de escribir, no sé de qué escribir y ante la "obligación" de decirle algo al blog, me siento vacío. Por faltarme, me faltan ganas hasta de insultar a los hijoputas de pp. Y es que claro, lo que de verdad les desearía, no puedo escribirlo por razones obvias a pesar de que aquí no entre ni el polvo. Leo que la líder esa de Madrí pide al fiscal que enjuicie a quienes en la universidad de su comunidad le desearon se muriera. Pobre fiscal, debería enjaular a media España y creo que podría indigestársele el dulce. No temas mala bruja, dios es de derechas, sino de qué hubieras escapado por dos veces a la parca.... En cualquier caso, nos queda el consuelo de que dentro de 250.000 MM de años los continentes se habrán arrejuntado y como consecuencia de ello la raza humana habrá desaparecido. Debería ser imposible que de surgir una nueva civilización, sea tan hijoputa como somos los humanos; semos animales, pero no hay duda de que unos más que otros. Se me murió el portátil en el cual tenía mucho escrito y lo he perdido todo, TODO. Asín que vaya mierda. Aunque bien mirado, escribir ¿paqué, si no lo lee naide? ¡¡A la mierda!! Como el miserable chorizo que impulsó el estauto de autonosuya por la vía del 143, oponiéndose a la del 151, y que hoy ha tenido la desvergüenza de ir a celebrarlo con todos los chupasangre de las cortes de Aragón a san Juan de la Peña. Y el cabrón lleva más de 30 años viviendo de nuestros impuestos. Cogeré la linterna para ver si en el Camino encuentro una huella que me levante la moral, lo otro, ni con una flauta mágica.

martes, 28 de agosto de 2012

HEREDEROS

Como de grandes propósitos, rotos, está el cementerio lleno, yo mísero de mí, no iba a ser menos. Cierto es que hay hechos que condicionan el devenir de los días y los deseos no se corresponden con la realidad.

Tuve este verano un encuentro con un amigo, colegial del siguiente escalafón, y esto me hizo recordar a aquellos que siendo prácticamente de mi edad, sin embargo fueron considerados "inferiores" en la época escolar. No era ni bueno ni malo, sino lo que en ese tiempo se consideraba normal. Dos años, eran muchos años in illo témpore. Amortiguados posteriormente, sin embargo no formaron parte de los rastros numerosos a que sometimos los bienes y propiedades ajenas por parte de mi cuadrilla. A ello contribuyó su marcha a estudiar a la capital, enviados por sus padres, moda o costumbre implantada y que a nosotros no nos alcanzó, ni pudimos disfrutar.

En casa de este amigo sus padres tenían el bar. Una tarde en años posteriores al fin de la edad escolapia, aunque no muchos, yo retransmití, al mejor estilo de Matías Prats, una partida de guiñote disputada por esos amigos herederos y que quedó grabada en una cinta magnetofónica. Realmente fue espectacular, la partida y la grabación. Ni preparada, se hubiera desarrollado para darle la emoción e intensidad con que discurrió. Aproveché para meter una cuña de publicidad destinada a quien en ese momento me tenía sorbido el seso con la esperanza de que fuera escuchada, como así ocurrió. Aunque he de decir que me averguenza la "letra" empleada, pues la continuación de la misma y  que "lalalee", eran palabras soeces que cantábamos cuando con cuatro tragos rondábamos las calles del pueblo por las noches. Aunque el "te quiero te adoro" sonaron diáfanos.

En ese grupo, había algún zagal con el que más tarde compartiría amores y desengaños comunes. Ambos nos quedamos al pairo aunque es posible que yo fuera el artífice de los suyos. El año pasado, uno de esos amigos, hermano de un quinto mío, al preguntarle si estaba de fiesta me contestó: "estoy prejubilado, si solo tengo un año menos que vosotros". Ello me hizo ver lo desfasado que tengo el cronómetro y que estoy fuera de juego. Mi recuerdo para quienes nos han abandonado temprano.

Como cantan Celtas Cortos "ya no quedan casi nadie de los de antes y los que hay, han cambiado". Si, hemos cambiado, pero deberíamos hacer algo para que el pasado no muera, más que nada porque es nuestro.

jueves, 19 de julio de 2012

Ahora sí

Llamé al cielo y no me oyó
más pues sus orejas cierra
clavo la pica en la tierra
y aquí no entra, ni dios.

viernes, 13 de julio de 2012

Miserables +

Cuando el presidente del gobierno finalizó la retahíla de despropósitos que piensa llevar a cabo contra todos los ciudadanos, -bueno todos no, solo los asalariados y sin trabajo sean del tipo o la procedencia que sean-, los inútiles, inoperantes, innecesarios, superfluos, sobrantes, incapaces, torpes, ineptos, necios, cabrones, hijos de puta, cerdos, inmundos, bordes, repugnantes, puercos, ladrones, chorizos, gentuza, delincuentes, (EN ESTE PARENTESIS, Y SIN DISTINCIÓN DE GÉNERO, CABEN TODOS LOS INSULTOS REGISTRADOS EN EL DICCIONARIO ESPAÑOL Y LOS QUE NO, PERO QUE O BIEN NO SE O NO RECUERDO), sanguijuelas, sentados en la bancada de los diputados de derechas, le aplaudieron como si acabara de ganar una batalla épica contra el pueblo español, bueno parte de el; se supone que quienes le votaron también estarán de acuerdo con sus latrocinios.

¡Qué inútiles! No, no son inútiles, son gentuza despreciable dignos sucesores de sus padres y abuelos. Criminales impunes cuyo único fin debería ser el garrote vil, la horca, o cualquier otro método de eliminación +iva que librara de una puñetera vez a esta sufrida tierra de gusanos comedores de carroña putrefacta. Solo entienden un lenguaje porque solo practican ese lenguaje. Hay que hablarles en su idioma para que sepan que sus crímenes contra el pueblo a quien dicen defender no quedarán impunes. Si fueran decentes y honestos hubieran llorado como la ministra italiana; estas zorras, se sienten orgullosas de serlo, hay que echarlas a ojeo y darles de aquello que cuando éramos críos cantábamos “Yo tengo un castillo……”. Aunque hay tantos, que no se iba a notar. De ambos sexos.

Miserables

Señor Presidente del Congreso:

Quiero dejar constancia de mi más profundo rechazo e indignación hasta la náusea, originado por la actitud de los diputados tras anunciar el presidente del gobierno los tremendos recortes que van a recaer sobre la población española. Por supuesto la casta más pudiente, son intocables con lo que se demuestra lo descastados que son quienes promueven esas medidas.

Los aplausos a rabiar que le dedicaron al mencionado presidente, solo pueden enmarcarse en una actitud miserable e indigna de quienes precisamente comen de nuestros impuestos. Me recuerdan al populacho romano cuando en el circo pedían más sangre inocente.

Más sangrante, indecente, deshonesta y con adjetivos mucho más duros me merecen la actitud de diputados como el sr. Montoro que sin ser el único, sí es quien más razones tiene para estar con la boca callada e irse a su casa. Estafar y robar a quienes se están sacrificando con impuestos y descuentos de salarios, no tiene nombre. Cobrar 2000 € extras por hacer creer ¿a quién? que es diputado por Lugo cuando tiene casa en Madrid, es de juzgado de guardia. Solo la connivencia y el cambalache del resto de partidos, cómplices del latrocinio, hace posible esa ignominia.

Sin duda se muestran orgullosos de dejar a personas inválidas a merced de sus parientes o de la caridad -pública no, que esta ya no atiende más que a negocios particulares-. Solo les deseo a todos ustedes que acaben de la misma forma, aunque ya se habrán procurado buen futuro, a nuestra costa, para tal contingencia.

Todos ustedes merecen mi más absoluto desprecio.

domingo, 1 de julio de 2012

Mi querida España

Reniego en muchas ocasiones del fútbol por más que fundados argumentos, pero cuando como hoy, un grupo de hombres jóvenes nos dan la alegría de ser los mejores en algo, con las amarguras que estamos soportando, no queda más remedio que sentirse orgulloso de ser español y sumarse a esa alegría desbordada que nos invade a muchos millones de españoles. Para algo que nos sale bien, no vamos a ser tan bordes o gilipollas de no aprovecharlo.
Chavales, ¡¡Viva la madre que os parió!! Nos sentimos orgullosos de vosotros.
Quien al oír viva España, con un viva no responde, si es hombre no es español y si es español, no es hombre.

Hoy tengo ganas de tí

Con la coartada de la película del mismo nombre que estos días se estrena en los cines, quería escribir esta entrada eterea y sinsentido. Pero no necesito escusas banales, o no, para soltar mi alleluya para hoy.
Tengo ganas de tí, hoy y siempre; de polvo de estrellas errantes o fugaces que en la noche surcan mis sueños y en la mañana se demuestran tan fugaces que son inexistentes; de caminos tan levemente andados, que siempre quedarán en la memoria como inexplorados; de aquellos que fueron muchos y hoy están cubiertos por salvaje follaje inane; de tantas y tantos que pudieron ser y no fueron...
Como en la canción que en mi niñez estaba en boga, "Camino verde", "...la fuente se ha secado..." y las azucenas no volverán a florecer hasta la próxima primavera aunque, de vez en cuando, el mástil de la bandera, autónomo como siempre, proclame con altivez que sigue listo para explorar caminos, sendas o espacios siderales, aunque a continuación, del mismo modo autónomo que emergió, se marchite y no haya recuerdo que le haga salir de su sopor e inconsciencia. Sí, hoy, tengo muchas ganas de tí.

sábado, 23 de junio de 2012

Les fogueres de sant Joan

Aquesta tarda, Joan se encontraba sumido en un mar de confusiones al tiempo que el mare nostrum salaba su piel. Conforme la tarde iba dejando paso a las sombras, su cerebro se enmarañaba debido a la cerveza y algún que otro porro. Sentado en la arena, dejaba que las olas lo llevaran de un lado a otro como si de un viejo tronco varado se tratara.
Poco a poco, la playa se fue poblando de gente que armada de neveras y troncos de leña, se aprestaban a pasar la noche en la misma. Bueno, pensó, así me calentaré si tengo frío. Una colla grande de personas de variada edad, establecieron su acampada cerca de su posición hasta el punto de que, sin pertenecer a ella, quedó integrado en la misma como si lo fuera. Ya entrada la noche, prendieron fuego a las diversas maderas que portaban y la playa, en general, se fue llenando de puntos luminosos de mayor o menor intensidad que marcaban perfectamente su contorno e iluminaban las pequeñas olas que la suave brisa hacía lamer la arena.
Las danzas alrededor de las llamas generaban poco a poco un clima de excitación vaporosa debido al calor y el alcohol. De vez en cuando, las parejas o los individuos se adentraban en el mar a refrescarse y tomar impulsos para empezar de nuevo o continuar con aquel aquelarre. A la luz de las ascuas que parecían generar sombras chinescas, Joan creyó ver a la Estrella Polar caída de la Osa Menor.  Hostia que pedo llevo, pensó. Se tumbó en la arena y al momento, alguien cuyo rostro no divisaba con claridad, se sentó a su lado. Hola, ¿como estás?. Dió un respingo, no esperaba "visitas". ¿Me reconoces? le preguntó; soy yo, que he venido a pasar contigo esta noche mágica. Solo hay una condición: si me tocas, desaparezco. Sí, como siempre, le contestó. Te he buscado a lo largo de mi vida, en mis sueños, y cuando creía poder verte o tenerte al alcance de mi mano, solo encontré vacío e indiferencia. ¿Ves toda esa agua? Si la pruebas comprobarás que es dulce; mis lágrimas han diluido la sal. Quiso extender la mano para acariciarla, pero siguió hallando el vacio. Entonces su embotada mente comenzó a divagar de nuevo. Las parejas de forma más o menos discreta, se hacían el amor y no quería ser menos.
Camino a ninguna parte, al momento alucinaba con una bruja que saltando las pavesas se arrodilló a su lado. Esta, sin mediar palabra, se abrazó a él y de forma desenfrenada parecía querer fundirse en un solo ser. ¿Sería otra aparición o real? Por si acaso, participaria en el evento aunque al final se encontrara con las manos llenas de arena. Comieron y bebieron hasta la extenuación, hasta quedarse llenos; quizá a la mañana solo permanezcan una tremenda resaca etílica y amorosa, pero ya será otro día y la magia de esta noche es posible no se vuelva a repetir.
El orto solar le sorprendió con un embotamiento de los sentidos tal que le impidió ver el lugar donde se encontraba. Abrazado a lo que en un principio confundió con un tronco de árbol vetusto que no era tal y con su mano apretando lo que creyó una rama del mismo. Con un sabor de boca indescifrable, pero que a pesar de su modorra intuyó saber que era, aunque no como había llegado allí. No era la playa donde anoche "durmió" sino unos pequeños acantilados, suficientes para que la profundidad del mar advirtiera de un cierto peligro. Sin reparar en ello, se lanzó al agua sin reflexionar. Cuando esta le llegaba al cuello, tuvo tiempo de acordarse de que no sabía nadar.

lunes, 18 de junio de 2012

Ladrones, y no escampa

Nos toman por tontos. Todo cristo se cree con derecho a aliviarnos el bolsillo de la forma que sea. Las aseguradoras, las primeras. Ya el año pasado estuve a punto de darme de baja en Mapfre por considerar que la subida de la póliza era excesiva; mi negligencia lo impidió. Reclamé en la oficina donde contraté el seguro, pero una pasa arrugada me ninguneó y no dió al jefe el recado, supongo. Acabo de enviarle un correo al fulano, casualidades de la vida se llama Malo, señalándole mi intención de no renovar por la herida que tengo del año pasado y porque considero intolerable que cuando a mi no me suben el sueldo el recibo suba más de un siete por ciento. Putada será encontrar otro fiable y más barato, pero estos no se rien más de mí, que lo hagan otros para que quede más repartido

martes, 12 de junio de 2012

Sin palabras

He visto en la TV a algunos pájaros que recién salidos del huevo, cabecean torpemente en el nido intentando levantar la cabeza. Ese recuerdo me vino a la mente al ver a un anciano que presa del desconcierto braceaba y pataleaba en su cama con la pretensión de salir de ella agarrándose a las protecciones laterales, irguiendo -o intentándolo- la cabeza. Las desgracias nunca vienen solas: tiene dos hijos que casi necesitan más ayuda que él. A pesar de las llamadas al timbre de urgencia de la habitación y de las veces que se abortaron sus intentos, al final, por falta de atención del personal sanitario, consiguió salir de la cama ¡de morros! haciéndose polvo la nariz... o quizá más. ¡Ay señor, qué nos tocará vivir! Luego que le vayan los sanitarios a la familia con historias de políticos y recortes... Quizá lo que reciban sea un corte ¡de mangas!.

domingo, 3 de junio de 2012

Si las piedras hablaran...



Supongo que soy uno más de los miles y miles que teniendo la Historia a pie de calle, la ignoramos de la manera más necia y palurda. En esta ciudad, han ocurrido hechos heróicos y gloriosos que como quedan tan lejos en el tiempo y a los desertores del arado no nos han contado nunca, salvo las escuetas reseñas obligadas en los libros de la escuela, pues eso, seguimos felices en la ignorancia. Pero por mi parte, a mi pesar por el modo, he reparado algo ese desconocimiento que me lleva a profundizar interiormente en ese pasado tan bravío y gallardo que vivieron nuestros antepasados zaragozanos. Y ha sido visitando el Hospital Real Nuestra Señora de Gracia. Lo sostienen las que imagino columnas primigenias; unas columnas imperecederas, labradas en piedra, magníficas. Las vigas de madera que presumo centenarias, reforzadas con vigas de acero, enseñan en su planta baja lo que debió ser el original en su principio. Cuando el asedio napoleónico a la ciudad, este Hospital fue lugar donde los combatientes hallaron reparo pero no solo eso, en el se combatió a la bayoneta siendo uno de los más encarnizados del cerco. Según grabados de la época, quedó el edificio muy maltrecho pero estas columnas, si pudieran hablar, nos contarían hechos y acciones desesperadas por parte de los defensores que los ignorantes del presente desconocemos. Al verlas, el espíritu de este desertor de tantas cosas,  ha viajado en el tiempo y al menos con el recuerdo, se ha sentido solidario con aquellos héroes de las trincheras y de quienes con abnegación les curaron de sus heridas. Y porqué no decirlo, orgulloso de ser heredero de los mismos.

En el silencio de la noche, en una noche de vigilia hospitalaria, pasear a su lado pegando la oreja, te transporta a aquella vorágine de fuego y sangre donde los combatientes, a la desesperada, trataban de repeler el asalto de las tropas napoleónicas en medio de los escombros del hospital casi derruido. Solo esas columnas permanecían en pie dando a las personas que allí defendían y a quienes les curaban, ejemplo silencioso de que no se rendirían en tanto una de ellas quedara en pie. Heroísmo compartido con aquella Comunidad sanitaria de monjas y frailes de santa Ana, al servicio de sus paisanos y de los más necesitados. La pequeña capilla alberga en su sótano la cripta en la cual reposan los restos de varias monjas de esa Congregación en la cual reposaron también los de los fundadores de la misma: la Madre Rafols y el Padre Juan Bonal. Hoy conozco algo más sobre una monja que para mí, solo había sido un nombre de calle de la ciudad de Zaragoza.

El Hospital Real Nuestra Señora de Gracia ha dejado de ser un lugar de dolor y generador de rechazo, ignorado, para convertirse en sitio de admiración por la Historia que sus muros y sobre todo sus bellas y robustas columnas, encierran. Ese patrimonio, aun contando con nuestro desdén y olvido, como sus robustos y pétreos pilares serán imperecederos.

viernes, 1 de junio de 2012

No te molestes

12,30 de la noche. La enfermera pone el último gotero y ya no vuelve por la habitación. Poco a poco el silencio se va adueñando de los pasillos. Atrás queda un día largo y caluroso, muy caluroso. La dieta, estricta: gelatina con sabor a fruta para tomar mezclada con un antibiótico, en el fondo es agua fresca pues agua directa no la permite el galeno; cómpota de manzana y pare usted de contar. Goteros sin solución de continuidad de diversos contenidos y la tranquilidad o la putada, según quien sufra el evento, de la sonda para despreocuparse de micciones intempestivas. Una flauta de jamón con unos boquerones y una jarra de cerveza caerían de vicio. Nadie en los pasillos y las puertas, cerradas. Hasta las seis de la mañana no comienza el revuelo de entradas y salidas del personal de servicio, luego, el desmadre. Otro día más.

sábado, 26 de mayo de 2012

¡¡HIJOS DE PUTA!!

No me gusta escribir sobre mis gentes próximas a pesar de ser este un lugar depositario de sentimientos íntimos; no es el fin para el que fue creado. Pero no puedo resistirme a dejar una reflexión: ver a un hombre que lo ha sido todo, -y a quien ha pasado toda su vida a su lado, apagarse poco a poco bajo el peso físico y moral del esfuerzo y la pena-, convertido en un guiñapo sin fuerzas sobre su persona, con capacidad de sufrimiento interno por ese mismo motivo y sin posibilidades de ayuda de personas capacitadas para ello, por mucho interés que podamos poner quienes le rodeamos, solo genera frustración, ira y mala hostia cuando te acuerdas de esos hijos de puta ladrones y cabrones -de ambnos sexos-, chorizos patológicos, que arramblan con nuestros impuestos y nuestra sangre para llevarla a paraisos fiscales, medrar, robar sin tiento y a manos llenas y para más inri alegan que todo lo hacen con altura de miras, por afán de servicio y por nuestro bien. Lástima de bombas de racimo o de cualquier otra especie que venden para que otros mueran en tanto ellos se llenan los bolsillos de comisiones que aterrizan en las islas cocodrilo. Había que encerrarlos a todos en un cercado hasta que, entre ellos, presas del canibalismo se inmolaran como en un nido de escorpiones. Y si alguno quedaba, matarlo.

domingo, 20 de mayo de 2012

Adiós, primo

La vida no fue demasiado generosa contigo, ni siquiera generosa; ¿qué tal si la llamamos "pelín hija de puta"?. Pero a fuer de sinceros, eso nunca debió ser un argumento para hacer a los demás, y tú sabes a quien me refiero, la vida imposible. Sufriste e hiciste daño a quienes estaban cerca de tí; pero no quiero hacer reproches sobre tu comportamiento, básicamente porque ahora, son inútiles.

Descansa en paz primo, lo merecen sobre todo quienes aquí han quedado y tú también. ¡Ah!, por cierto, me sigues debiendo un saco de yeso, que ya no pienso cobrar.... su valor era insignificante pero le echaste un morro....

sábado, 19 de mayo de 2012

Tiempo de soledad

Y de falta de estímulos.
Me siento huero de impulsos
que en otro tiempo me asaltaban
rabiosos.
La nada preside mis horas
vacías de pasiones,
la escarcha reside en mis sienes
ausentes los motivos por los cuales
florecieron
capullos rosados vorazmente explotados
labios palpitantes libando sus fuentes.
Ni lírica ni pírrica
así está mi peana, maltratada,
ahíta o hambrienta, qué más da
si el final al final, allí estará.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Daños colaterales

Fruto de la "excursión" a san Fermín, mi buga sufrió daños colaterales, de los cuales soy y me siento único culpable. Por segunda vez y en la misma puerta, rasqué la pintura al rozar la columna de un aparcamiento. No puedo creer que eso me siga pasando a mí, que si peco de algo es de ser melindroso en el cuidado de "Fenómeno". La otra gracia fue que por un cristal entraba aire. El cabrón del elevalunas se presume roto; en cuanto pude parar a la salida de un pagament de la autopista, comprobé se había bajado a la mitad y lo subí con la mano. Su puta madre, ya cambié este pasado verano otro y me costó más de 400 €. Acabo de escribirle una carta de queja al Presidente de GM España en Figueruelas por la pésima calidad, y la máxima caridad, de los materiales.

lunes, 7 de mayo de 2012

Mi grito


Puede que no alcance los decibelios necesarios para poder ser escuchado. Inclusive que no sea tan patético o pavoroso como el del archimillonario. Pero de lo que no me cabe ninguna duda es de que aún siendo silencioso, encierra unos sentimientos que este personaje de ficción jamás podrá tener. Y una fuerza que los tímpanos horrorizados del individuo presente en el dibujo, rogarían  volver a dejar de escuchar agradecidos. Mi silencio debería resonar en lugares lejanos y dispares. Incluso debería escucharlo yo mismo. Pero no se pueden pedir peras al olmo, con cobijarse bajo su sombra ya es bastante.

domingo, 6 de mayo de 2012

Falta de recursos

Resulta muy difícil escribir cuando no se tienen argumentos. De mis aventis antiguas, ya he contado todo cuanto es posible o me pasa por los ovarios contar y de las nuevas, casi. Y como los relatos resultan muy largos, incluidos los cuentos y confidencias con Agapito, los escribo para pasarlos por la imprenta o enviarlos a concursos. Y pásate día que otro vendrá. El lunes nos vamos a Pamplona, a ver a los discípulos de san Escrivá. Si hace un milagro, igual voy a Torreciudad.

El Grito

Estos días han subastado un cuadro con ese nombre por más de 98 MM de euros. Me parece una cabronada indecente que haya gente que despilfarra así el dinero cuando hay tantos MM de personas en la indigencia y la muerte por culpa del hambre y la miseria. No me valen las escusas de que el dinero es suyo -robado sin duda al género humano- y que es por amor al arte. Este mundo es una mierda. Aunque muchas personas, todas las que ahora vivimos sin duda, no lo veremos, nos queda la esperanza (hasta esa será calva) de que esta civilización humana sucumbirá con el tiempo por razones físicas si antes no se han autoinmolado por si mismos. El que pasemos más hambre que un caracol en un espejo, con ser una gran putada, no pasa de anécdota personal sin importancia. O quizá algún bit cabrón descontrolado.

sábado, 5 de mayo de 2012

Otra quimera

¿Porqué es tan difícil poder tener relaciones sexuales, o sea follar, con una mujer o un hombre, cuando físicamente cuesta tan poco acceder a su cuerpo? Quiero decir que no es necesario siquiera desnudar la persona para tener una relación física. Pero claro, normalmente eso suele ocurrir mediante pago, y tampoco es eso. Nunca será igual una relación mutuamente consentida que una mercenaria. Aunque suele acarrear más problemas y ataduras la primera que la segunda y además no permite que sea múltiple ( en el caso de desearlo ambas partes por separado).

Ya lo sabían los antiguos: semen retentum venenum est. Lavar a mano, es altamente insatisfactorio, y más si has gozado de una lavadora maravillosa. Pero claro, nada es aeternum.

martes, 1 de mayo de 2012

PRIMERO DE MAYO

¡POR FIN LLEGÓ!

http://losmayosdealbarracin.blogspot.com.es/ , enlace a una deliciosa entrada del blog de mi amigo JR

Anoche, estando a 30 del Abril cumplido, resonaron los ecos ancestrales del canto de los Mayos en innumerables pueblos de las serranías turolenses. En muchos de ellos, solo nos queda eso, los ecos de cuando en nuestra juventud sorteábamos las Mayas con la secreta ilusión de que el azar o Cupido nos agraciaran con la suerte de ese amor escondido o en ciernes. Algo que muchos años después, la mayoría nos seguimos preguntando el porqué tuvimos tan mala suerte (o buena, eso nunca lo sabremos). Vaya mi recuerdo a mi maya fallecida y a la que nunca lo fué. Tras el sorteo, iríamos casa por casa cantando los mayos y anunciando a cada chavala o no tanto el mayo correspondiente. Imagino que ellas recibirían con tanta ilusión o rechazo como nosotros la decisión del azar; alguna es posible que soltara alguna lágrima de alegría o decepción sobre el almohadón aquella noche.

Hoy, 1º de Mayo, para celebrar el día del trabajo (manda cojones), me he tenido que hacer dos camas, sacudir las alfombras, barrer la terraza, pasar la mopa ¡a todo el piso! y preparar la comida. Si cojo a alguna de esas despellejadas que dicen que los hombres somos unos machistas y que no damos un palo al agua en el hogar ¡me la como cruda y sin pelar! ¡Ah! y como la lavadora sigue estropeada, cuando se acumula la ropa sucia, no me queda más remedio que lavar a mano y sin detergente. Porca miseria...

viernes, 27 de abril de 2012

Qué miedo me dan... los vivos!!!

En el Instituto Anatómico Forense de una ciudad española, que no voy a revelar, ocurren hechos que casi podríamos llamar paranormales, esotéricos o misteriosos. (Como me ocurre a mí, pienso una palabra, salto a otra, y a la vuelta he perdido las dos, es terrible)

En una ocasión, un grupo de sindicalistas fueron a visitar el Instituto para comprobar in situ las condiciones laborales de los trabajadores del centro. Dos mujeres y un hombre, jóvenes. Un vigilante y el conductor de una funeraria, muy bromistas ellos, se pusieron de acuerdo para darles un susto, casi de muerte, a los visitantes. Para ello concibieron la idea de tumbar en una camilla al chófer en tanto el otro les enseñaba la sala de cámaras frigoríficas. Dicho y hecho. Cuando llegaron a la sala, "el Muerto" resucitó dando a las sindicalistas un susto espantoso. Salieron de allí despavoridas dando alaridos. Luego, el muerto, confesaba haberse sentido acojonado por si al vigilante se le ocurría meterlo en alguna cámara frigorífica sobre la marcha. No era de fiar dados los precedentes.

Yo me bajo en la próxima ¿y usted?. Esta podría haber sido la pregunta saludo de un señor olvidado por su guardiana. Al cadáver le habían realizado la autopsia y lo trasladaban a la sala de frigoríficos que se encuentra en el sótano. La mujer que conducía la camilla se lio a cascar con otras personas y se le fue el santo al cielo. Al final, se olvidó de lo que llevaba entre manos y dejó al muerto en el ascensor donde pasó el día entero sin que nadie lo echara en falta hasta que la mujer de la limpieza lo encontró por la tarde. Sin duda encontrarse a un muerto en el ascensor no es una cosa anormal si la comparamos con la posibilidad de hallar un elefante, y más estando en la morgue, pero manda cojones que una persona que probablemente no realizaría otra labor en toda su jornada laboral, olvide a mitad de recorrido lo que estaba realizando. Para amatarla de un susto.

Arturo es un vigilante nocturno; lleva ese turno desde que el centro fue inaugurado. Es muy nervioso y dado a tomar cafés en exceso, lo cual acentúa más ese estado anímico. Precisamente por ello, no parece ser ese empleo el más adecuado para una persona de sus características. Además, es un pelín raro y meticuloso; muy apegado a las normas. Tanto que sus propios compañeros no entienden a veces los partes de trabajo que al final de jornada todos deben rellenar. "Se realizan vigilancias perimetrales y volumétricas de las instalaciones...."
Aparte las "plazas" de sala para camillas, existen 15 cámaras frigoríficas individuales. Pues una noche Arturito tuvo la brillante idea de abrir una de las cámaras. Y el susto que se llevó fue morrocotudo. ¡El muerto se mueve!. Cerró la puerta de la cámara y salió de allí huyendo como alma que lleva el diablo. Dados los precedentes nerviosos del segurata, justo le vino. Además estaba solo. Pero poco a poco se fue serenando y recapacitando. "No puede ser que esté vivo". Cuando consiguió reunir suficiente calma y su estado de ánimo retornaba al nerviosismo habitual, volvió a mirar la misma cámara, no sin la lógica aprensión. Al abrir la puerta del "nicho" comprobó que la bolsa dentro de la cual se hallaba el cadáver, se movía en efecto, pero la causa de tal movimiento era un ventilador interno que expandía el frío.
Si Arturo hubiera recapacitado se habría dado cuenta de que allí, precisamente allí, el huésped ya llevaba un mes hospedado. Pero claro, cuando a uno la fantasía se le apodera, pasa lo que pasa... y acaba viendo Milenio 3 en directo.

viernes, 20 de abril de 2012

Sin ir más lejos

Solo 10 personas me entienden

En una clase, al explicarle a un compañero la relación que existía entre el lado y 1,41 en un cuadrado y 0,866 en un triángulo, (de las cuales ahora no puedo dar fe, pasaron a mejor vida), éste me preguntó si eran fórmulas empíricas. Confieso sin vergüenza que ignoraba por completo el significado de aquellas palabras. Como sigo igual de desorientado, -a algunos la vida nos ha hecho más viejos pero no más sabios-, me asomo donde no me llaman pues la incultura es muy atrevida e irreflexiva. Todo sea por mantener activa la mente a pesar del despropósito de pretender meterme en camisa de once varas
 La única licenciatura que poseo la obtuve en la base aérea de Manises. Así que me abstendré de fórmulas empíricas o pírricas para no hacer demasiado el ridículo. Pero la vida, fórmulas, enseña un montón. Como a los soldados que estaban de guardia en el garaje de los coches oficiales, en Valencia capital. Uno de ellos, tenía el coche aparcado enfrente. Al salir el auto que había detrás, le rompió el piloto trasero ¡Gran alboroto! El conductor le dio 10 duros, “y no se hable más”

-Vamos a ponerlo otra vez a ver si el siguiente también lo “rompe”. Visionario que era el mozo. Otros 1010 duros al bolsillo. Me he preguntado si ya estaría previamente roto el piloto y si seguirían usando la “fórmula empírica” para cazar incautos
Desde que Sara Mago, para bochorno de muchos, transmutó en una presunta cantante, cualquiera puede ser el number one, (yo me pido el 10). El abuelo de mi santa, vivió convencido de que la tierra era plana. “Hijo, no le des más vueltas”. Como en los tiempos del Galileo. Por cierto que tuvo suerte, el abuelo no, el Galileo; siglos más tarde hubiera sido quemado en la hoguera por hereje, sin pasar por la cruz. Al otro, casi le dan matarile por empecinado. “Eppur si muove”. Con 10..

Y como esta antitesis, solo dispone de 11111011100 espacios, poco más puede dar de si. Las fórmulas, empíricas o no, las dejo para los doctos; yo, solo pasaba por aquí.