domingo, 1 de julio de 2012

Hoy tengo ganas de tí

Con la coartada de la película del mismo nombre que estos días se estrena en los cines, quería escribir esta entrada eterea y sinsentido. Pero no necesito escusas banales, o no, para soltar mi alleluya para hoy.
Tengo ganas de tí, hoy y siempre; de polvo de estrellas errantes o fugaces que en la noche surcan mis sueños y en la mañana se demuestran tan fugaces que son inexistentes; de caminos tan levemente andados, que siempre quedarán en la memoria como inexplorados; de aquellos que fueron muchos y hoy están cubiertos por salvaje follaje inane; de tantas y tantos que pudieron ser y no fueron...
Como en la canción que en mi niñez estaba en boga, "Camino verde", "...la fuente se ha secado..." y las azucenas no volverán a florecer hasta la próxima primavera aunque, de vez en cuando, el mástil de la bandera, autónomo como siempre, proclame con altivez que sigue listo para explorar caminos, sendas o espacios siderales, aunque a continuación, del mismo modo autónomo que emergió, se marchite y no haya recuerdo que le haga salir de su sopor e inconsciencia. Sí, hoy, tengo muchas ganas de tí.
Publicar un comentario