Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

martes, 25 de diciembre de 2012

¡SILENCIO!


Cuando no se tiene nada que decir, lo mejor es callar.

No hay comentarios: