Si buscas novia en Teruel búscatela forastera, mira que matan de amor las mujeres de esta tierra. (y desamor)

sábado, 26 de mayo de 2012

¡¡HIJOS DE PUTA!!

No me gusta escribir sobre mis gentes próximas a pesar de ser este un lugar depositario de sentimientos íntimos; no es el fin para el que fue creado. Pero no puedo resistirme a dejar una reflexión: ver a un hombre que lo ha sido todo, -y a quien ha pasado toda su vida a su lado, apagarse poco a poco bajo el peso físico y moral del esfuerzo y la pena-, convertido en un guiñapo sin fuerzas sobre su persona, con capacidad de sufrimiento interno por ese mismo motivo y sin posibilidades de ayuda de personas capacitadas para ello, por mucho interés que podamos poner quienes le rodeamos, solo genera frustración, ira y mala hostia cuando te acuerdas de esos hijos de puta ladrones y cabrones -de ambnos sexos-, chorizos patológicos, que arramblan con nuestros impuestos y nuestra sangre para llevarla a paraisos fiscales, medrar, robar sin tiento y a manos llenas y para más inri alegan que todo lo hacen con altura de miras, por afán de servicio y por nuestro bien. Lástima de bombas de racimo o de cualquier otra especie que venden para que otros mueran en tanto ellos se llenan los bolsillos de comisiones que aterrizan en las islas cocodrilo. Había que encerrarlos a todos en un cercado hasta que, entre ellos, presas del canibalismo se inmolaran como en un nido de escorpiones. Y si alguno quedaba, matarlo.