Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

domingo, 3 de febrero de 2013

Vamos a dejar contar mentiras

La verdad no tiene más que un camino: ya no me quedan mentiras que contar.

No hay comentarios: