Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

martes, 30 de abril de 2013

MEMORIA Y REBELION



"Ya estamos a treinta del abril cumplido........." Así comenzaban Los Mayos de mi pueblo en esta noche de final de mes. Tuve una maya, la única, que no me correspondía bajo ningún concepto excepto porque me tocó en suerte. La que me hubiera gustado, tenía novio. Lo que no puede ser, no puede ser, y además, es imposible.

Cada vez que mi recuerdo vuelve al momento en que abracé a mi querido padre, de cuerpo presente ya, todo mi ser se rebela. No sé ante quien, pero ante la impotencia de contemplar al hombre que lo ha sido todo en tu vida y ahora yace exánime entre tus manos,  y sin posibilidad de retorno, sientes algo imposible de definir, pero que está lleno de rabia y congoja pues tú te das cuenta de que nada puedes y que por mucho que llores, o no, eres incapaz de prolongar la vida de ese ser amado. Mas en tu interior maldices y pataleas ya que lo único que te queda es eso, el recurso al pataleo.
 
Solo queda el de la izquierda


domingo, 28 de abril de 2013

¿DÓNDE ESTÁN? (Los dineros)

Como ya viene siendo habitual, la hora de la siesta en el sillón basculante me lleva a divagar sobre asuntos, temas y cuestiones de lo más variados. Hoy, aprovechando la nieve caída por el pueblo, me ha venido a la memoria cuando, siendo un escolar más bien canijo, tuvimos que ir, mandados por el maestro, a sacudir las copas de los chopos saturadas de nieve. De ese modo conseguiríamos evitar la rotura de la copa en los que el peso de la nieve todavía no la hubiera tronchado.

Y a raíz de esta memoria veterana me surgen otras digresiones añadidas relacionadas con el tema. Por ejemplo que, nevar en primavera, es cosa de lo más normal y natural. En el pueblo los chopos tendrán hojas suficientes bien entrado el mes de Mayo y a más a más, el día de san Ginés, la Cruz de Mayo, el día tres, raro era el año que la cima del cerro del mismo nombre no amanecía nevada; eso sí, con el transcurso de la mañana la nieve desaparecía y el pueblo podía subir en romería a ver al santo y bendecir los términos. El huevo duro y el trago de vino que tras la misa ofrecía el ayuntamiento, ayudaban a bajar con ligereza la cuesta; bien es verdad que bajar, se baja sin querer. Por contra, otros años, temperatura veraniega al canto y los sembrados agostados y achicharrados.

Pero lo que más me indigna respecto del Coto Escolar y sus chopos es, que quienes trabajamos y sufrimos dolores de piernas invalidantes por la humedad tras plantar los árboles, a la hora de cortarlos no recibimos ni las gracias. Desconozco el importe de la venta ni quienes la recibieron, pero no cabe duda de que alguien se comportó villanamente con aquellos niños y muchachos que año tras año tuvieron que mover tierras y piedras de las ramblas; plantar los árboles y regarlos en verano; quitarles la nieve aunque fuera mojándose los pies; podarlos, por sus padres, etc.....

El maestro, autor del entuerto y de las ostias que sin misericordia endosaba a sus alumnos, algo tendría que ver en el negocio. Muchas veces me he preguntado si alguna vez, con posterioridad, sentiría remordimientos. Un hombre abofeteando niños, es una cobardía que quedaba impune todos los días; en su descargo, que no lo tiene, los padres con sus silencios, eran cómplices conscientes del hecho aunque en aquellos años el señalarse, como hoy en día, no solo estaba mal visto sino que era penado. Poco hemos avanzado, en todo caso, hacia atrás

domingo, 14 de abril de 2013

MUS


Eran amigos íntimos pues nacieron en el mismo pueblo, el mismo día  del mismo año. Escolapios en la misma escuela y cómplices de rastros y fechorías durante su niñez y juventud. Hasta hicieron la mili en el mismo cuartel. No obstante, a ambos les afectaba el mal endémico de las opiniones disyuntivas; ellos lo superaban con la amistad cimentada a lo largo de su vida. Mas como en todas las historias, surgía esa molesta palabra: pero. Pero en torno a una mesa y una baraja eran enemigos irreconciliables. Mira que en Aragón el juego por antonomasia es el Guiñote, al cual jugaban incluso de pareja, pero era en el Mus donde perdían las amistades y el oremus. Y paradojas de la vida, Mariano, el que tenía sus amores más cerca de la cartera, nunca logró ganarle un órdago a la grande a su oponente. A Serafín, los reyes lo amaban para desespero del contrario. Por contra, con unas treinta y una monárquicas, la palmaba Serafín: su amigo, sin reyes, le ganaba siempre por la mano. Caprichos del juego.

jueves, 11 de abril de 2013

EMPLENDEDOLES


En mi escalera, tenemos unos vecinos de lo más peculiar. Como la tienda de todo a cien, no anda muy boyante debido a la falta de recursos ciudadanos, han ideado una solución alternativa a sus problemas de subsistencia. Emprendedores no hay duda que lo son y mano de obra, es lo que les sobra.

-Señor Chu Lin ¿qué son esos artefactos que hay dentro de su tienda?

-Pues mile usté señol Cesal, como nogocio no il bien quelemos ponel bici-taxis pala tulistas como en Jonkon, asi aplovechal caliles bici en la ciudad; donde no habellos, ilemos pol acela igual que ciclistas y como en tlanvia pelmitil subil bicis, algunos tlayectos los halemos en ellos. Como coches no podel cilculal pol centlo de Zalagoza, suplilemos esa calencia llevando a folastelos a todas paltes. Pilal, Alfajelía, Plata, plaza tolos; el centlo a vista de bici-taxi. Cuando señol alcalde vel competencia con sus bicis, temo no quelá dalnos licencia.

-Calamba señol Chu Lin ¿Y ese letlelo que dice?

-Chufla chufla, como no tapaltes tú.

domingo, 7 de abril de 2013

YA NO

Hace tiempo, incluí algún post en defensa del rey. Es posible lo haya borrado ya que reniego del apoyo prestado. Cuando tanto y tan malo está cayendo sobre España y su población, no sobre los delincuentes financieros y los ladrones de los dineros públicos, tener a un jefe del estado que ha perdido el norte y las vergüenzas y además, como un vulgar político en la presidencia del gobierno, presiona y coarta a un juez para librar a su hija del trullo, ese señor ya no merece el cargo que okupa. Si fui juancarlista, hoy, desencantado y harto de tanto ladrón sin escrúpulos, he dejado de serlo.
Ni comento al presunto sucesor que ha demostrado ser tonto del culo. ¿A quién se le ocurre casarse con una divorciada, abortista y más corrida que una zorra? Tiene todo el derecho, pero no a comer a nuestra costa. Que dimita; primero su padre.