Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

jueves, 23 de mayo de 2013

Hemos cambiado de hemisferio

En el rincón de la corte
si el sol brilla,
se está de maravilla

No hay comentarios: