Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

miércoles, 31 de julio de 2013

SUEÑOS HÚMEDOS

Esta tarde, mientras echaba la siesta, he tenido unos sueños muy húmedos. Una tormenta veraniega que me pilló al descubierto y me puso como una sopa, me ha vuelto a remojar. Cuando los otros, era muy consciente.

No hay comentarios: