Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

domingo, 22 de septiembre de 2013

CUATRO GATOS

Si alguna vez fue cierta esta afirmación, hoy es irrevocable. La madre no cuenta.

No hay comentarios: