Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

martes, 8 de octubre de 2013

A cada paso que da el zorro, le acerca más a la peletería

Ayer tuve la entrevista previa. El siguiente paso será el definitivo (eso si no salgo huyendo).

No hay comentarios: