Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

jueves, 31 de octubre de 2013

QUERIDO PADRE


SÉ QUE AUNQUE NO TE VEMOS, SIGUES A NUESTRO LADO y nosotros te seguimos echando en falta y queriendo como siempre o un poco más. Hasta mañana.

No hay comentarios: