Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse.

jueves, 24 de octubre de 2013

SIGO SIN COCHE

De resultas del golpe recibido, el auto todavía sigue en el taller. Dita sea

No hay comentarios: