Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

jueves, 24 de octubre de 2013

SIGO SIN COCHE

De resultas del golpe recibido, el auto todavía sigue en el taller. Dita sea

No hay comentarios: