Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

miércoles, 9 de octubre de 2013

MIRA QUE HAY QUE SER TONTO

Acabo de llegar de mi dacha rapitenca, vacío el auto de las cosas y a la media hora me llaman por el telefonillo del portal

-Baje que le han dado un golpe al coche.

¡La madre que lo parió! Si antes llego antes me lo chafan. Un inútil, con una Mercedes Vito que era de su hijo, al salir del garaje, en la rampa, se hace la picha un lío y de tres posibilidades de impedir que el auto retroceda, no emplea ninguna y por su peso cae libre chafando mi auto y empotrándolo contra la puerta del trastero.

Resultado: el morro del coche chafado, el agua de refrigeración bañando el suelo, la puerta del trastero bloqueada y doblada, el portón trasero y el parachoques también chafados. Esos son daños visibles que en el taller habrán de averiguar si existen más ya que tengo la duda de si el bastidor y la dirección habrán sido dañados. Pude apreciar que el faro derecho alumbraba al suelo, igual que los cuernos de una vaquilla bizca.

Ahora a esperar que los seguros cumplan, que solo saben cumplir con el día de pasar el recibo anual. Y al trastero sigo sin poder acceder ¡Manda huevos! Si me pilla dentro, tienen que tirar la puerta para sacarme.