Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

martes, 4 de noviembre de 2014

ALELUYA PARA HOY

CUANDO UN TONTO COGE UN CAMINO,  EL CAMINO SE ACABA, PERO ELTONTO SIGUE

No hay comentarios: