Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

martes, 2 de diciembre de 2014

ALELUYA PARA HOY

La vida es corta como la escalera de un gallinero y encima repleta de mierda.

No hay comentarios: