Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

martes, 29 de septiembre de 2015

MAÑANA CUANDO ME MATEN

"Este domingo 27 de septiembre se cumplen 40 años de los últimos fusilamientos del régimen franquista. El periodista y escritor Carlos Fonseca dedica a este hecho histórico su último libro, Mañana cuando me maten (La esfera de los libros). A continuación reproducimos el capítulo 31, Campo de tiro de «El Palancar», en el que se narran las ejecuciones y el posterior enterramiento de Xosé Humberto Baena, José Luis Sánchez-Bravo y Ramón García, acusados de pertenecer al FRAP".

"Algunos de los periodistas que habían asistido a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que dio cuenta del «enterado» del Gobierno se trasladaron esa tarde a la cárcel de Carabanchel para montar guardia a la espera de acontecimientos. Miguel Ángel Aguilar, entonces redactor jefe de la revista Posible, era uno de ellos. «La avenida de los Poblados estaba tomada por policías que patrullaban alrededor de la prisión, y el trasiego de vehículos oficiales que entraban en el recinto carcelario era continuo. Justo enfrente había un teléfono público desde el que los periodistas llamábamos a nuestros medios para informar de lo que ocurría, y así nos enteramos de que habían asaltado la embajada de España en Lisboa, que varios países habían retirado a sus representantes diplomáticos, y que el papa Pablo VI había llamado a El Pardo pidiendo clemencia –cuenta el periodista–. A lo largo de la noche fueron llegando los abogados defensores que no habían podido acompañar a los condenados (solo pudo hacerlo Javier Baselga, letrado de Xosé Humberto Baena) que nos dijeron que los iban a fusilar en lugar de ajusticiarlos a garrote vil porque de las cinco plazas de verdugo tres estaban vacantes y, por tanto, los dos en activo no podían estar a la misma hora en Madrid, donde estaban los presos del FRAP, y en Barcelona y Burgos, donde estaban los de ETA."


Para que no olvidemos con quienes nos estamos jugando los cuartos...

LA CIUDAD Y LOS PERROS

Muchas veces nos pasa desapercibido el continuo devenir de cosas que nos rodean y hasta que por circunstancias personales no entramos en ellas, no existen. Por ejemplo los perros. Siempre, en mi juventud campesina, los perros eran algo que había ahí, que vivían su vida de forma autónoma y que solo servían para tirarles una pedrada -vano intento pues no se dejaban acercar- o echarles la culpa de algo que nosotros habíamos perpetrado. Algún rastro por lo general. También los había con malas pulgas y a estos los evitábamos. Comían lo que pillaban y hacían sus necesidades, como ahora, en los lugares más inoportunos. Sobre todo mear, que te ponen las ruedas del auto hechas una porquería.
 
En la ciudad, no es necesario tener un perro en casa, mascota lo llaman ahora, para darse cuenta de las marranadas que hacen en la calle. Aceras y jardines están salpicados de flores salidas de sus traseros. E incluso esquinas y farolas, comidas por la herrumbre producida por sus orines. Y es que la gente como no puede tener hijos, se dedica a tener perros, perritos o perrazos.
 
Paseando a mi perrita Laika, -yo por mi provecta edad ya no estoy en edad de merecer-, me he dado cuenta de eso que mencionaba al principio. Hay, habemos, gente pa tó. La mayoría amable, lo cual no quita para que seamos marranos y dejemos las cacas en el lugar donde las depositan nuestros canes, y una minoría asocial, incívica y energúmena o hija de puta. Estos últimos, dejan las mierdas, enormes, de sus perros donde caen. Suelen ir parejos, los chuchos más grandes y peligrosos, con estos fulanos. También los llevan sueltos ante la seguridad de que ningún otro perro les hará daño, ni ningún agente de seguridad se meterá con él, le sacará las perras e incluso le confiscará al chucho.
 
Y nosotros, poseedores de perros pequeños, acojonados siempre por si una fiera de esas se presenta de improviso y nos desgracia al animalillo. Como a Laika cuando la atacó, con poco más de mes y medio, un rottweiler de 50 kilos. No la mató pero nos metió a ambos el miedo en el cuerpo. Y el hijo puta del dueño, amenazándome con echarme al perro y después él si quedaba algo. Avisé a la policía municipal, pero nunca está ni se la espera cuando la necesitas.
 
Al final siempre se cumple la máxima de que el matón -delincuente- se sale con la suya ante la inhibición, la mayoría de las veces cobarde, del resto de la ciudadanía.
 
 

lunes, 28 de septiembre de 2015

EL GALLEGO PARAMECIO (MAS BIEN NECIO) O SEA, RAJOY

Que el pueblo español sea necio
se pudo conjeturar
el día que pudo votar
al gallego paramecio
que ha tratado con desprecio
y maneras de haragán
el problema catalán,
y en el futuro tememos
que poner cara de memo
sea su único plan.

Spinela | @laespinela

martes, 15 de septiembre de 2015

COCINA DE AUTOR: FRICANDÓ DE TERNERA

Entre los platos de carne guisada que me gusta preparar, figura la carne de ternera. Hay que tener cuidado ya que si no eliges la adecuada, puede quedar jasca e incomestible. La carne de osobuco o morcillo -esa que lleva entreveradas vetas de nervio que luego queda tierno y suave- es la preferida por mi. La carne cortada en dados. Pero en Cataluña tienen otra manera de hacerla a la cual llaman Fricandó. Básicamente el proceso es el mismo con una salvedad: la ternera está cortada en filetes y la preparación difiere en su ejecución. Este maestrillo tiene su librillo y así lo prepara.

Procedimiento: salamos la carne y la pasamos por harina; en una sartén con aceite de oliva la vamos friendo -poco más de vuelta y vuelta- y reservamos en la cazuela (en mi caso olla a presión) que utilizaremos para cocerla. Una vez hecho este primer paso, colamos el aceite sobrante y lo recuperamos para freír añadiendo algo más de aceite si hiciera falta. Cortamos una cebolla en juliana y la añadimos a la sartén puesta a calentar; cuando se ha sofrito un poco, añadimos tomate natural pelado y rallado. Unos ajos enteros, laurel y una pizca de tomillo. Dejamos que se mezcle y fría un poco.

Ponemos al fuego la olla con la carne y le damos un baño de brandy dejando que evapore el alcohol. Volcamos el contenido de la sartén sobre la carne y meneamos un poco con el fin de que quede mezclada carne y sofrito. Si consideramos necesario, añadiremos un poco de agua, sin ahogarla. Tapamos la olla y una vez ha iniciado la cocción, lo mantendremos en un fuego suave no más de veinte minutos.

Mientras la carne se hace, en una sartén salteamos unos champiñones fileteados que añadiremos al guiso una vez abierta la olla.

Como acompañamiento a la hora de servir en la mesa -resaltar que los guisos de carne en general saben mucho mejor de un día para otro- haremos un arroz "blanco". En una sartén freímos un diente de ajo picado con perejil. Cuando dore, ponemos arroz según los comensales y lo rehogamos. Doble de agua del arroz añadido. Podemos presentarlo en el plato, moldeado, o a "granel". Mezclado con el jugo del estofado, queda de maravilla.


viernes, 4 de septiembre de 2015

ESPANYA, ENS ROBA

CATALUÑA, NOS ROBA.

Hay un argumento muy extendido entre los independentistas catalanes a la hora de tratar de convencerse a sí mismo y a los demás el cual es: España nos roba. Pero manda cojones, en Cataluña nos roban a todos, catalanes o españoles y nadie dice nada. No apelaré a los desfalcos, robos y otros latrocinios cometidos por la familia del muy falto de honorabilidad Jordi Puyol y de su partido así como dirigentes del mismo. No, me refiero a los que diariamente padecemos quienes vivimos en Cataluña bien sea de forma temporal o permanente.

Dos ejemplos: El recibo del agua pasó de costar (X) a sufrir un encarecimiento de casi el 100% de (X). ¿Razón? un recargo de las huestes de CiU que necesitaban más pelas para enviar a Suiza u otros paraísos fiscales. Los primeros recibos, especificaban claramente cual había sido tu consumo y aparte indicaban el recargo con que la Generalitat nos obsequiaba. Ahora, para evitar que relacionemos robo con gobierno de Barcelona, lo enmascaran como pago total sin deslindar por conceptos. ¿Reclamar? al maestro armero. De por sí, sin recargo, el agua es mucho más cara aquí que en donde resido habitualmente.

Dicen que las desgracias nunca vienen solas. Después de cumplir durante todo el verano con su deber de enfriar la segunda planta de la casa, el Split correspondiente del aire acondicionado dejó de sacar aire frio. ¡Grossen putaden!, lo malo es que tampoco da calor, así que no hay más remedio que arreglarlo. Llamo a una casa del ramo de la localidad y al otro día acuden. Una fuga había dado al traste con el gas del circuito. Me temo que fue producto del movimiento al que fue sometido el armario principal por la gente que instaló la caldera del gas natural. La fuga estaba en el racor de entrada o salida al Split.

A la otra mañana paso por la tienda a pagar. El reparador no cobra, presumo que para que nadie la emprenda a palos con él. Llevaba cierta prevención y también referencia pues el año pasado  la misma avería hubo de ser corregida en el Split de la planta inferior. Los circuitos son independientes.  Son 90€ por nuestra parte pero hay un recargo por parte de la Generalitat del 21 y pico % al gas de recarga con lo que con IVA y venía, la cuestión se me pone en 143€ ¡por lo mismo que un año antes!. "Esto es un atraco a mano armada", argumento, siempre basándome en la reparación del año anterior. "Espanya ens roba", sigo y la tía dice ¿qué?. Salgo de la tienda escocido, malhumorado y ciscándome en todo y en todos.

Y de todo esto saco la conclusión de que la ciudadanía es estúpida. Con el Espanya ens roba, el votante queda obnubilado y no se da cuenta que le han estado jodiendo la sanidad, la educación, los servicios sociales y que además pagan unos impuestos y recargos que mejor harían en botar a estos trileros chorizos y después pensar en otras cosas. Al gobierno español, también hay que botarlo sí o sí.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

MALDITOS HIJOS DE PUTA

Si vale más una imagen que mil palabras, hoy han dado publicidad a una foto en la que se ve a un niño que buscaba asilo en esta maldita Europa, ahogado en la orilla de la playa cuando huía de su país en guerra y desolación. No la voy a exponer aquí porque cada vez que la veo se me encoge el corazón y se me parte el alma.

Son tantos los hijos de puta responsables de toda esta hecatombe humanitaria, que para dar con ellos se necesitaría tiempo y medios para hallarlos porque eso sí, están todos muy protegidos. Empezando por el siniestro trío de las Azores, parte del cual, para vergüenza nuestra, estaba formado por el mezquino e indeseable presidente del gobierno español en ese momento. José María Aznar. Pero a todos estos criminales no les alcanza nunca la Justicia, ni la divina ni la humana. La primera porque no existe, la otra porque está para defenderlos a ellos.

Por todo ello ¡¡MALDITOS SEAIS HIJOS DE LA GRAN PUTA!!



martes, 1 de septiembre de 2015