Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

domingo, 19 de junio de 2016

RECUERDOS



Esta jota la cantaba yo cuando tenía ??? menos de diez años. Por la noche, a las cuatro de la mañana acompañando a mi tía Alejandra y a mi prima Pilarin por la calle camino del horno, me la hacían cantar y yo orgulloso soltaba el chorro de voz que poseía en aquel momento. Pese a ser difícil, nunca se me resistió, Hoy, imposible.

No hay comentarios: