Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

miércoles, 13 de julio de 2016

AZNAR, CRIMINAL DE GUERRA. RATO, LADRÓN UNIVERSAL. PP, ASOCIACIÓN DE MALHECHORES

Dice la repugnante líder-esa de Madrí, que España no estuvo en la guerra de Irak. Puede que le asistiera algo de razón si dijera que más de media España se opuso rotundamente a los deseos espurios de una piltrafa humana como Ansar y ese fue el motivo. Este hombrecillo se crecía haciendo de palanganero de Bush y Blair sin importarle un carajo España y los españoles. Siempre se supo que tras la invasión de Irak, se escondían los deseos, espurios, capitalistas americanos e ingleses, por los yacimientos petrolíferos de aquel país. En estos últimos días se ha confirmado esta pretensión.

Tras un informe británico publicado la semana pasada, toda la trama de ilegalidades y mentiras puestas de manifiesto para la previa manipulación de la opinión pública americana e inglesa ha quedado al descubierto. Blair, no era y es más que un miserable adulado por Bush para que le secundara en su pretensión. Hasta ha llegado a pedir perdón mientras los familiares de los soldados muertos piden que sea juzgado por criminal de guerra. Pero toda esa trama mafiosa, le ha servido para hacerse millonario en un paralelismo llamativo con "nuestro", aborrecible, Ansar.

Los americanos, no exigirán responsabilidades a sus gobernantes, Bush,  como tampoco se las piden a sus militares por los miles de asesinatos cometidos en todo el mundo. Couso, es un caso más, aunque para sus familiares haya sido una tragedia incomprendida, sobre todo por la pasividad y aquiescencia de los políticos y los jueces. ¿Qué se puede esperar de unos cómplices de miles de asesinatos?

Estos días leí un artículo de Jesús Cacho en Vozpopuli sobre las andanzas apandadoras de Rato.

http://vozpopuli.com/blogs/7463-jesus-cacho-rodrigo-rato-y-el-cadaver-del-partido-popular

Léanlo los hipotéticos visitantes de este blog; no tiene desperdicio. Es muy grande para copiarlo aquí. Ya en los tiempos en que era vicepresidente, y por indicación de Aznar, comenzó el latrocinio sin reparos de la banca privatizada, aprovechando que todos los que mandaban en los nuevos bancos, los había colocado él como vicepresidente. Después, la bola de nieve continuó su imparable descenso engrosando su calidad de delincuente y su cuenta corriente en los paraísos fiscales. Él no ha ido a la cárcel; un inútil que robó una bicicleta o una pizza y aquella que se gastó 80€ con una tarjeta ya están en la trena.

¿Y qué decir del partido que nos está arruinando, que está llevando a la Seguridad Social a la quiebra y a los trabajadores a la más completa miseria? Si Winston Churchill dijo que "nunca tantos debieran tanto a tan pocos", aquí podríamos decir que nunca tan pocos, siendo muchos, hicieron tanto daño a tantos millones. Partido y gobierno tan miserables, ladrones, gentuza de la peor calaña y votantes que les jaleen y mantengan, es difícil de hallar. De haberlos, es probable que hayan tomado a estos especímenes tan indecentes de modelo. Son como un cáncer con metástasis, casi imposible de erradicar, salvo que al enfermo le corten la cabeza. Han corrompido la judicatura, en la cual están acastillados los más recalcitrantes y retrógrados, cuando no prevaricadores, de los jueces.

Han convertido la política en su modus vivendi sin haber dado un palo al agua en ningún trabajo privado; a lo sumo, cuando les echan de la política, desaparecen por las puertas giratorias donde siguen engrosando sus cuentas corrientes; no siendo esto privativo de ningún partido pues la mayoría de ellos lo practican. Tenemos o sufrimos una ministra de trabajo y una presidenta autonómica que son dos lumbreras, nunca han desempeñado trabajo alguno, siempre chupando de la ubre común y así nos va.

En fin, hipotético lector, si eres votante de ese partido podrido, eres tan culpable como ellos y por lo tanto una escoria humana. Eso sí, si tienes cuentas en paraísos fiscales y bancos suizos, lo mejor que podías hacer es largarte y no volver más. Uno menos a robar.

No hay comentarios: