Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. Si has llegado hasta aquí, sé bien venido

domingo, 17 de julio de 2016

Parque de Villacobos - Medina de Pomar (Burgos)


2 comentarios:

Profe Camino dijo...

Aporta serenidad, a que sí? Precioso!

Amilcar Barça dijo...

Sobre todo ahora en verano, dan ganas de sumergirse en el agua.