sábado, 4 de febrero de 2017

ELEGÍA POR UN AMOR APÓCRIFO

En aquel momento, parecía una buena idea


Mucho te quise y con dolor te miro
cuando aquí pasas con tu sueño a cuestas.
Mas para siempre, desde lejos, hondos
mis ojos te recuerdan.



Aquí en la tarde te contemplo
pasar hostil y sin clemencia.
Vas dura con tu sueño amargo y triste.
Ingrato sueño que el amor te veda.

                                                         Carlos Bousoño


Esta noche pasaste por mi camino
y me tembló en el alma no sé qué afán
pero yo estoy consciente de mi destino

que es mirarte de lejos y nada más.


No, tú nunca dijiste que hay primavera
en las rosas ocultas de tu rosal.

Ni yo debo mirarte de otra manera

que mirarte de lejos y nada más.


Y así pasas a veces tranquila y bella,

así como esta noche te vi pasar.

Más yo debo mirarte como una estrella

que se mira de lejos y nada más.


Y así pasan las rosas de cada día

dejando las raíces que no se van.

Y yo con mi secreta melancolía

de mirarte de lejos y nada más.


Y así seguirás siempre, siempre prohibida,

más allá de la muerte, si hay más allá.

Porque en esa vida, si hay otra vida,

te miraré de lejos y nada más...

                                                José Angel Buesa


No hay comentarios: