Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

martes, 18 de abril de 2017

LABIOS Y FRESAS






Puede que mi planta observe la llamada
y sus brotes inermes no florezcan,
mas mi ojos se funden en una llamarada
y con soñadas añoranzas,  reverdezcan.


No hay comentarios: