viernes, 21 de abril de 2017

MELILLA


Tragedias del viaje de Teruel a Melilla.

Día 11 de Mayo de 1942

Cuando yo mejor vivía con mi familia y mi amor

me tuve que presentar al ejército español.

El día 26 de abril el sorteo se efectuó

y por mi suerte o desgracia al África me toco.


Marche solo de mi Pueblo con animo y decisión

solo me pena una cosa que me causa gran dolor.

El dejar a la familia con tristeza y dolor

es una pena muy grande para

todo el español.

El dia 6 de Mayo del 42 me tuve que

incorporar a la caja de Reclutas

que nunca podre olvidar.

A las doce fue la talla y después la

revision y el medico de la caja

por otil total me dio. Despues de

talla y registro por allí se oyeron

boces seguro que no marchamos

hasta el 11 por la noche.

El once por la noche nos dijo

el Coronel traer todas las maletas

que bais a coger el tren El dia once

ya salimos sin tener mas que

contar. por la noche en el tren caminan-

do acia la mar;

Despues de darnos ducha y estar for-

mados allí nos dan plato y cuchara

para dos años sufrir.

Despues de pasarnos lista nos llevan

a la estación. Y a queda 30 reclutas

nos meten en un bagon.

Estados todos montados salio el tren

mercancía y la población civil

nos dio huna gran despedida. Pero

sin temor a nada el tren sigio ade-

lante y llegamos a Calatayud al otro

dia siguiente Alli pasamos hun

rato formados para el café y

muy pronto el mercancía sigio

la ruta otra bez.

Y en Arcos de Jalón del tren nos

acen bajar y nos digieron los gefes

que el rancho ivan a dar. En este

bonito Pueblo que nunca olvidare

bacalado con arroz nos dieron a todos

para comer.

Contentos a los bagones nos volvimos

a subir y salio el tren muy airoso

en dirección a Madrid.

Eran las diez de la noche cuando

el tren llego a Madrid y probo-

camos a las chicas que pasaban

por allí.

Todos bajamos del tren y nos dieron

de cenar patas con mucho caldo

sin aceite y poca sal.

Ya salimos de Madrid caminito

de gerez y a las dos de la mañana

el tren paro en Aranguez. En este

dichoso Pueblo que nunca olvidare

por beber hun poco de agua barios

quedaron a pie. Y despues de esta es-

tacion el tren bolvia arrancar y

al poco tiempo bimos Alcazar de

Sanjuan. En esta gran estación del

Tren nos acen bajar y compramos

bocadillos de jamon sardinas y pan.

Como manta no nos dieron y era hu-

na noche frescal en hun rincón del

bagon nos tuvimos que acostar.

Y siguiendo nuestra ruta ignorado asta

el final en el pueblo de Manzanares

nos hicieron esperar. Todos bajamos

del Tren ignorado para pronto nos

dieron la voz para tomar el café.

Montamos en los bagones con animo

i fortaleza pasando tuneles y Rios asta

llegar a Baeza. en este Pueblo importante

que mucho havia que ver nos bajamos con

los platos y nos dieron de comer. Siempre la

ruta adelante y Andujar llegamos a

las cinco de la tarde.

Preguntamos a hun chiquillo desde el

bagon sin bajar y contesto muy a iro-

so en  Andalucia estan. Sin dejar aque-

llka ruta. sigimos hacia delante y lle-

gamos a Cordova a las 11 por la noche.

En esta gran estación y bonita Ca-

pital todos bajamos del tren y nos di-

eron de cenar. Cuando ya todos

cenamos. recresamos al vagon y

arrancando el mercancías con la mi-

sma dirección.Al amanecer el dia

abrimos el mirador y el clima era

mas calido que el dia anterior.

Biendo trenes rapidos se paso con ra-

pidez. y a las diez de la mañana en

Málaga paro el tren. Preparamos las

maletas y todos bajamos del tren y

los jefes de la fuerza nos mandaron

a formar.

Cada huno con su equipo metidos

en formación hasta llegar a inten-

dencia la completa espidicion.

Alli nos dieron de comer un poiqui-

to regular. también daron rancho

en frio para en el Bapor cenar

Salio la espidicion sin ningún enpi-

dimento eran las seis de la tarde cu-

ando llegamos al puerto. En elpu-

erto Malageño que nunca podre

olvidar todos con gran pena de

tener que en barcar.

En el puerto Malageño todos en cran

formación nos montamos en el

toda la espedicion. Una vez todos

montados y puesto en marcha

el vapor los trompetas y tanbores

gran despidida nos dio.

Tocaron el tirfi la canción mas

popular la tocaron por nosotros

empezando anabegar.

Alas siete de la tarde npartimos sin

nobedaz con rumbo desconocido

Salimos de esta Ciudad huna

vez en alta mar era toda mi

ilusión de mirme yo las fotos

que llevo en micorazon.

El dia qince alas ocho el vapor

se amarro y en el Puerto de

Melilla bajemos la espedicion.

Cuando a Melilla llegemos ya

estaba el sol tendido pero bi-

mo tantas estrellas que parecía

aberse escondido.

En esta hermosa capital nos

recibieron muy bien

con la banda de música del gru-

1ª de Regulares. Nada mas salir

del Barco hun señor con dos lu-

ceros nos hacia ir detrás como

hun rebaño de corderos.

Ya cansados de andar a la

disinfencion llegamos donde

nos visten de nuevo y nosdamos

hunos buen baño.

Despues de la disenfencion a

la Representacion vamos donde

nos cortan el pelo y la afilacion

nos toman.

Despues de todo arreglado nos

llevaron al Cuartel y junto con

muchos Moros tenemos que

convivir. Aquí en tierras Africanas

es mi propia ilusión el escri-

bir con frecuencia a la familia

y amigos.

Sin novedad medespido de estos

versos y cantares de todos los

chascarillos que en el viaje

ocurrieron (..-./../--)

(.-./.-/--/---/-.).-/.-../--./.-/…)

(--/./.-../../.-../.-../.-)
Esta es una copia literal de una carta manuscrita de mi suegro sobre su viaje de recluta a Melilla. Intuyo que alguien le sopló el texto pues quiere tener un rima y él no estaba para esos florilegios como se desprende de la ortografía, aunque sin duda tiene su valor por la fecha en que está datada. Ya me gustaría que hubiera dejado otros testimonios que sin duda, vistos hoy en día, resultarían apasionantes pues estuvo casi cuatro años de mili.
Una pasata y gorda le ocurrió el día de la jura de bandera. Estando en la formación le entró dolor de tripa y pretendió salir de la formación para ir al retrete. Le aconsejaron sus vecinos que no se le ocurriera pues se pegaría dos meses de entrenamiento hasta la próxima jura de bandera. Conclusión: se cagó garras abajo y listo.
Otro chascarrillo ocurrió cuando algún listo se personó en su pueblo, en su casa, aduciendo que lo conocía y volvía a Melilla. Le dieron comida y alguna perra y como era de esperar, del granuja aquél nunca más se supo. En fin, hasta tuvo la ocurrencia de firmar en morse. Lo que hacen los años. D.E.P.

No hay comentarios: