miércoles, 20 de diciembre de 2017

MIERDA (CON PERDÓN)

Hace años escuché la siguiente expresión: "el día que la mierda cotice en bolsa, los pobres nacerán sin culo". Me pareció hilarante y con un fondo que expresaba la realidad actual: no somos, el común de los mortales, dueños de nada. Cuanto de valor existe, está en manos ajenas, como las vaquitas de Atahualpa Yupanqui. Y siempre son, esas manos ajenas, las de la codicia, la avaricia, el desamor hacia los demás y la querencia excesiva hacia sí mismos; todo lo quieren para ellos; al prójimo, ni agua.

Pues ahora, aunque no tenga que ver con la posesión en exclusiva de la mierda, todo se andará, leo que efectúan un trasplante de mierda; caca según el término leído. Algunas personas, "fabrican" un cultivo excesivo de unas bacterias.

La dichosa bacteria, Clostridium difficile, como un vulgar okupa, causa problemas a su casero de ahí que, con vigilancia médica, intenten inocular heces con bacterias de expansión normal y así evitar o corregir los problemas intestinales.

Lo dicho, estamos a un paso de nacer sin culo o hipotecado.

No hay comentarios: