Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse. EL DINERO Y LA POLICÍA, NUNCA ESTÁN CUANDO LOS NECESITAS.

sábado, 27 de enero de 2018

LAS EDADES DE LULÚ


Con la edad, la ilusión huye con pies veloces; los míos, son incapaces de alcanzarla.

No hay comentarios: