Amigos del castillo de Peracense

https://www.facebook.com/amigosdelcastillodeperacense/

lunes, 5 de febrero de 2018

Laika, mi amor

Nunca pensé que pudiera llegar a amarte tanto, petisuí.

EL POETA


El Poeta

He conocido a alguno. El primero era un tornero que vivía la guitarra como único fin en su vida. Pelaba hierros por necesidad vital pero lo suyo era lo otro. Le llamábamos el poeta; alguien se lo inventó y el resto lo amplificamos.
Todavía conocí a otro más tarde. Vivía la poesía para interpretarla en una canción. Incluso le envió una a Juan Pardo y triunfó la canción y la letra, pero a él, no le llegó nada. En general les ocurre a quienes quieren ver reconocido su esfuerzo, en lo que sea. Llaman a la puerta de quienes ya están situados y éstos, si su invento cualquiera que sea se ve reconocido, lo hacen suyo, lo plagian. A mí, que soy un juntaletras aficionado, me han plagiado. Y eso lo que sé, ya que tardé cinco años en enterarme; en general a todos nos han podido hacer suyos cuantos relatos, cuentos, poesías o entradas de blog hayamos podido escribir o enviar a concursos y otros engañabobos en general. No es una panacea, pero tener registrados los escritos en una web llamada SAFE CREATIVE es un seguro, relativo, contra los plagiadores.