Si buscas novia en Teruel búscatela forastera, mira que matan de amor las mujeres de esta tierra. (y desamor)

domingo, 20 de enero de 2019

LA GATERA

Hola Ana. He leído tu entrada en tu blog dando cuenta de las dificultades que tienes para poder escribir. Yo te animo a que sigas haciéndolo, en ratos perdidos, o cuando viendo volar una mosca te sugiere escribir sobre "Veinte mil leguas de viaje submarino".

Lamentas que hay ocasiones que intentas entrar en esta cueva y el ogro impide la entrada. Estas de invitada permanente lo cual no impide que cuando el cierzo azota inmisericorde, enrune la entrada de la cueva. No lo aceré más, como decía mi hija pequeña.

Yo también sufro crisis de dátil, y hay ocasiones en que no fluye ni una sola idea. He llegado al extremo de, no deseando participar en Literautas, me obligo a pergeñar un relato, parida más bien, para salir de las arenas movedizas. Los nombres también me lían. No sabía quien era Sophie hasta entrar a tu blog. Ahora estoy intentando preparar un libro de entradas del blog con alguna nueva aventura de los chicos de "Y tiempo para contarla". Es una válvula de escape para mantenerme ocupado y a la vez asegurar la supervivencia del contenido del blog de cara a una posible suspensión del mismo.

Y si cuela, cuela. salu2 Ana.

2 comentarios:

Ana Palacios dijo...

Buenos días, Amilcar.
Disculpa el retraso, entré ayer, pero tuve que salir sin poder ecribir nada. A ver si hoy lo consigo.
Hay momentos en la vida en los que las cosas fluyen con más dificultad que otras. Pero, aunque nos cueste, hemos de seguir adelante, mientras podamos.
Difícil está lo de publicar un libro, pero debes mantener la ilusión y avanzar hacia ella. Ánimo.
Yo intentaré publicar en Literautas cuando los requisitos que pidan me permitan escribir moralejas, reflexiones o similares. No estoy hecha para hablar del sexo de los ángeles, eso ya lo hacen muy bien otros.
Intenté entrar en tu blog dos o tres veces, para dejar allí mis mejores deseos para este año acabado de estrenar y para siempre. Lo hago ahora, dicen que todos los santos tienen octava. Jeje
Bueno, paisano y compañero de letras, espero seguir encontrándote por el camino; siempre es un placer leerte y saber que eres de Teruel.
Gracias por abrir la gatera y dejarme este regalito.
Un fuerte abrazo, aunque llegue casi congelado.

Amilcar Barça dijo...

Ana, si alguna vez incluso la gatera está cerrada, no desesperes, el ogro está tomando café y pronto volverá. Eso sí, cuidado con el dragón no te vaya a chamuscar. salut