Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

martes, 30 de abril de 2019

ROSAS DE MI JARDÍN


Rosa de un color naranja que embelesa mirándola. De una belleza que subyuga, el color va mutando según se abre por lo cual pierde el encanto de los primeros momentos.


Esta rosa, es de una belleza rara, mezcla el blanco y el rojo y tiene una fragancia que no se da en otras rosas más bellas. Estuve a punto de arrancar el rosal hasta que me percaté de su valor.

No hay comentarios: