Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para callarse

miércoles, 10 de julio de 2019

DUDAS RAZONABLES

Con todo el martirio al que nos están sometiendo últimamente con el (mal) rollo del politiqueo y la formación de los gobiernos, entre otras muchas cosas desagradables de las que me he dado cuenta una de ellas es el papel de las mujeres que están en política.

Viéndolas mentir descaradamente, manipular, tergiversar la verdad u ocultarla sin empacho y sin inmutarse, me lleva a pensar en lo desagradable de su función. Porque ¿Esta era la meta que perseguían al pedir o exigir la igualdad con el hombre?
Yo a un tío como Naranjito o Sánchez o Iglesias o el pperro o incluso vox y toda la caterva de abrazafarolas que les circundan, lo mando a tomar por culo y me quedo tan a gusto. Lo llevan en los genes ser traidores, mentirosos, ladrones, delincuentes y muchas cosas más, pero ver a Arrimadas, Lastra, Montero, las antepasadas incluidas las lideresas - no quiero olvidarme de la ministra Calvo y de todas las actuales y anteriores que mienten/ían como bellacas- y toda la caterva de abrazafarolas que las rodean, cuando mienten con total desparpajo, te deja cohibido. No es lo mismo llamarle cabrón a un político con todo el merecimiento que el equivalente a una fémina que puede que se merezca el piropo con más motivos que él.

Es injusto. Deberían firmar de antemano un documento en el cual aceptaran los mismos insultos que sus compañeros por los mismos motivos sin alegar que estos se emiten desde una actitud machista, exclusivamente por ser mujeres.
Machismo o no, cosa que me trae sin cuidado, me da pena ver a esas mujeres haciendo de hombres, qué digo, haciéndolo mejor que los hombres, pero no el bien, sino las más deshonestas actitudes en un ser humano.

Hoy se lee en los periódicos que C’s considera un éxito, por la atención y divulgación mediática del hecho, el follón que montaron el día del desfile Gay en Madrid. Arrimadas, la de carita bonita a la cual parece que da pena cagarse en su padre, montó el pollo con premeditación y alevosía, y eso, no se puede permitir. A ella ni a nadie.

Y es que mentir en política, es tan lucrativo....

Es Mi Discutible Opinión

No hay comentarios: